Alcachofas salteadas con jamón. EFEverde

Alcachofas salteadas con jamón

Alcachofas salteadas con jamón

Comer alcachofas resulta bastante interesante. Al menos a mí que soy de esas personas a las que les gusta comer verduras crudas y sentir ese crujir al morder.

Igual que el aguacate o el cardo, es un producto que no gusta a todo el mundo pero lo cierto es que tiene incalculables propiedades beneficiosas para la salud como que son diuréticas. Las recetas más sencillas que se pueden preparar para comerlas son los salteados aunque se puede dar rienda suelta a la imaginación y añadirlas a guisos, platos de cuchara  o quichés. A mi me supone un

Denominada también “Cynara”, la alcachofa ya se servía en las mesas de griegos y romanos aunque se cree que podría ser originaria de Egipto o norte de Africa. Cuenta la mitología que Júpiter se enamoró perdidamente de una bellisima joven llamada “Cynara” que al no corresponderle tuvo un singular castigo, el de convertirla en alcachofa, de ahí su nombre en latín, “Cynara scolymus”.

No se si Júpiter se terminaría comiendo a la bellísima “Cynara” (alcachofa) pero yo no me pude resistir a ella y más salteada con unos ajitos y trocitos de jamón. Les detallo la receta, que es sencillísima, saludable y veraniega.

Ingredientes:

10 alcachofas naturales
3 dientes de ajo
Lonchas de jamón cortadas en tiras
Limón

Aceite de oliva

Sal

Elaboración:

2013-05-24 13.21.47

Para la preparación de las alcachofas, les cortamos el rabo y las les deshojamos hasta llegar a las hojitas centrales de la alcachofa que presentan un color más claro. Cortámos el exceso de hojas y finalmente las partimos por la mitad  quedándonos con el corazón, que es la parte más dura.

En un bol ponemos agua limón y sal y las dejamos en remojo dos horitas para evitar que se oxiden.

Después las ponemos a hervir en agua unos 8 minutos. No es necesario que las dejemos demasiado tiempo puesto que después las saltearemos en la sartén y se cocinarán un poco más.

Una vez que las tenemos listas, las escurrimos y reservamos.

Ponemos un chorrito de aceite en una sartén y añadimos unas láminas de ajo. Después añadimos las tiras de jamón.

Cuando veamos que se empiezan a dorar los ajos añadimos las alcachofas y removemos para que se vaya salteando con el jamón.

Servimos y ya estarían listas para comer. ¡Buen provecho!




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com