Yes we want? (¿Queremos?), por Rémi Parmentier

El secretariado de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (UNCSD2012) ha publicado en su web esta noche el muy esperado “borrador cero” del documento a aprobar. Conocida también como Rio+20, la UNCSD tendrá lugar en Rio de Janeiro en junio 2012 para marcar el vigésimo aniversario de la Cumbre de la Tierra de …

El secretariado de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (UNCSD2012) ha publicado en su web esta noche el muy esperado “borrador cero” del documento a aprobar. Conocida también como Rio+20, la UNCSD tendrá lugar en Rio de Janeiro en junio 2012 para marcar el vigésimo aniversario de la Cumbre de la Tierra de 1992. El Borrador Cero está llamado a servir de documento base para la negociación. Yo estaré este mes en Nueva York para participar en lo que en la jerga de las Naciones Unidas se llama un informal informal, del 25 al 27 de Enero (habrá más reuniones hasta que todo el mundo llegue a Rio en junio). La primera pregunta es si este Borrador Cero va a ser descafeinado en la búsqueda de un consenso (en la carrera hacia un mínimo denominador común), o si al contrario, se le va añadir vitaminas.

Zero DraftOigo ya a algunos gobiernos e individuos decir que este documento de 19 páginas es “demasiado largo” No creo que esto sea un problema, y para ser justo el Secretariado ha tenido una tarea difícil para producir un documento conciso a partir de las seis mil páginas aportadas el 1 de noviembre por 677 gobiernos, organizaciones internacionales, grupos regionales y políticos, y ONGs. Inevitablemente muchos tienen ya la impresión de no haber sido escuchados y de haber sido dejados de lado, así que es probable que los borradores sucesivos tengan un mayor volumen.

Más allá del mismo documento y de su tamaño, miremos a dónde nos lleva. Se propone que Rio+20 sea el punto de partida de varias nuevas iniciativas de cara al futuro: una plataforma internacional para compartir el conocimiento con el fin de facilitar el diseño e implantación de las economías verdes en los países (párrafo 33); una hoja de ruta para implementar y evaluar el progreso entre 2015 y 2030, con una fase inicial de desarrollo entre 2012 y 2015 (párrafo 43); la reforma de la Comisión del Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (párrafo 49) o si es posible su transformación en un Consejo del Desarrollo Sostenible(párrafo 49 alt.); el reforzamiento del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (párrafo 49) o si es posible su transformación en una Agencia Especializada para el medio ambiente apoyada por contribuciones estables, adecuadas y previsibles operando al mismo nivel que las demás agencias especializadas de la ONU (párrafo 51 alt.); un examen periódico del estado del planeta y de la capacidad de carga de la Tierra bajo los auspicios del Secretario General de la ONU (párrafo 52); consideración del nombramiento de un Defensor o Alto Comisionado de las Generaciones Futuras para promover el desarrollo sostenible (párrafo 57); negociación lo antes posible de un acuerdo de implementación delConvenio sobre el Derecho del Mar para la conservación y uso sostenible de la biodiversidad marina en alta mar (párrafo 80); un marco a 10 años de programas sobre el consumo y la producción sostenibles(párrafo 97); el lanzamiento en 2015 de una serie de Objetivos del Desarrollo Sostenible calcados de la experiencia de los Objetivos del Milenio para del Desarrollo, con un mecanismo para revisiones periódicas (párrafos 105-109); y (algo que tal vez puede aportar mucho) el desarrollo y reforzamiento de indicadores que completen el Producto Interior Bruto para integrar las dimensiones económicas, sociales y ambientales de manera equilibrada (párrafo 111). El documento identifica también una serie de prioridades, temas y áreas transversales: seguridad alimentaria; agua; energía; ciudades; empleos verdes; océanos y pequeños estados isleños en vías de desarrollo; desastres naturales; cambio climático; biodiversidad forestal, degradación del territorio y desertificación; montañas; químicos y desechos; educación; e igualdad de genero (párrafos 63 a 104). También intenta tratar algunos de los impactos del comercio internacional sobre la sostenibilidad (párrafos 124-127), y pretende establecer un marco de rendición de cuentas para partenariados voluntarios a fin de corregir uno de los fallos de la Cumbre Mundial del Desarrollo Sostenible hace diez años en Johannesburgo (párrafo 128).

El documento se titula “El Futuro que Queremos”. Al final del proceso veremos si es lo que queremos (lo que el mundo necesita). En cuatro años hemos pasado de “yes we can” a “yes we want”. Pero si lo queremos todos, estoy seguro que podemos.

Rémi Parmentier

http://www.vardagroup.org/

http://www.chezremi.blogspot.com/

Si tienes comentarios http://www.facebook.com/chezremi




Secciones: