¡Terremoto en Viena!, por (*) Rémi Parmentier

Como visitante frecuente de Japón, mis pensamientos este fin de semana han sido para mis amigos y colegas de trabajo allí. Quiero también añadir algo a la lluvia de comentarios que yo veo por Internet, sobre las explosiones en la central nuclear de Fukushima. Viena y la OIEA En cooperación con el Organismo Internacional de la Energía …

Como visitante frecuente de Japón, mis pensamientos este fin de semana han sido para mis amigos y colegas de trabajo allí. Quiero también añadir algo a la lluvia de comentarios que yo veo por Internet, sobre las explosiones en la central nuclear de Fukushima.

Viena y la OIEA

En cooperación con el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) con sede en Viena, el Gobierno de Ucrania está preparando una gran conferencia internacional en Kiev el mes próximo, del 20 al 22 de abril, para conmemorar el 25 aniversario de la explosión de Chernóbil (26 de abril 1986). Según el anuncio, junto al Presidente de Ucrania Viktor Yanukovich, el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon y el Presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso, estarán allí numerosas personalidades.

Las explosiones de Fukushima habrán tenido el efecto de un terremoto en la sede de la OIEA en Viena, tanto para el equipo encargado de la conmemoración de Chernobyl+25 como para el resto del personal. Y por supuesto, también para el actual Director General de la OIEA, el japonés Yukiya Amano que estará muy afectado personalmente, además de profesionalmente, por la tragedia de Fukushima. El Sr. Amano empezó como Director General de la OIEA hace menos de año y medio, y él no ha tenido todavía la oportunidad de hacerse un nombre en el organismo. Contrariamente a sus predecesores Mohamed el-Baradei y Hans Blix, el Sr. Amano no tiene mucho perfil público.

Chernobyl 25 años después

Yo me pregunto pues si la conmemoración el mes que viene de Chernobyl+25 años (ahora también Fukushima+1 mes) podría ser el lugar, y el momento, dónde discutir la necesidad de revisar y enmendar elArtículo II del Estatuto de la OIEA. Escrito en 1957, el Artículo II establece el objetivo del organismo como “buscar la acceleración y el crecimiento de la contribución de la energia atómica a la paz, la salud y la prosperidad a lo largo de todo mundo […]”. En su historia, el OIEA ha sido amenudo acusado de encubrir faltas y comportamientos arriesgados por parte de operadores de centrales nucleares. También el OIEA ha combatido propuestas y esfuerzos para augmenter la seguridad y la protección radiológica a nivel mundial. Se ha sugerido muchas veces que el Artículo II de su Estatuto tiene mucho que ver con la cultura permisiva de la OIEA hacia la seguridad, simplemente porque es difícil promover y controlar a la vez un sector industrial (el zorro en el gallinero, por así decirlo).

Mientras tantas instalaciones nucleares construidas en los años 70 y 80 están envejeciendo, y oímos tantas voces (¿hasta este fin de semana?) hablar de un renacimiento nuclear, ¿no sería buena idea reforzar el OIEA a través de una reforma de su estatuto?

Sería tal vez oportuno añadir este punto al debate sobre gobernanza mundial y el desarrollo sostenible que se avecina en el marco de la conferencia Rio+20 del año que viene. El Secretario General de la ONU nos ha pedido ser visionarios, y no dudar en romper moldes ante la conferencia Rio+20. Allí va.

Remi Parmentier

Rémi Parmentier

Si tienes comentarios http://www.facebook.com/chezremi

Twitter: @RemiParmentier 

http://www.vardagroup.org/

http://www.chezremi.com/

 




Secciones: