UNIDAD, el principio y el fin de todo. Por (*) Jorge Neri (Cambio 16)

Jorge Neri fotografia de M. Somorof en su tribuna unidad en @cdoverde #creadoresdeopiniónverde.JPG

Jorge Neri Bonilla (*).- La unidad, como principio, tiene muchos planos importantes de aplicación y entendimiento para el desarrollo personal y colectivo, que tanto necesita la humanidad en estos momentos y que son claves en la construcción de un mundo más humano, justo y regenerativo que propone Cambio16.

En el plano personal, es impostergable que pro­curemos la unidad en­tre la mente, el cuerpo y el alma. Esa unión es el camino para la auténtica evolución de cualquier humano. Una de las tareas más difíciles que tenemos, especialmente en Occidente, don­de la mayor parte de la existencia se orien­ta a la estimulación de la mente, es desarro­llar una educación orientada al equilibrio entre la mente, el cuerpo y el alma para ac­ceder a otra realidad, que no está al alcan­ce de la mente. Precisamente, accediendo a otra realidad podremos abrir los ojos a una nueva forma de existencia, a un despertar de la conciencia y a una dimensión superior del entendimiento.

Hemos avanzado muchísimo en el cono­cimiento científico. Está muy bien. Nos ha traído progreso, salud y larga vida, muchas cosas buenas, pero hemos dejado en un se­gundo plano dos aspectos fundamentales como son el cuidado del cuerpo –nuestro bienestar físico–. Indispensable para el fun­cionamiento de todas nuestras herramien­tas orgánicas, y el descubrimiento de la inte­ligencia y la sabiduría del alma. Con la mente conquistamos el espacio y podremos ven­cer el cáncer, pero no conoceremos el amor, la compasión, la misericordia, la bondad, la generosidad y el perdón.

En el plano social, en la sociedad, la falta de unión se refleja de una manera aún más clara. Y es obvio. Si no logramos el primer plano de unidad –la de nuestro cuerpo, mente y alma–, ¿cómo vamos a entender la unidad social? ¿Cómo vamos a enten­der que todos los seres humanos somos parte de una misma unidad y, por consi­guiente, estamos interconectados? ¿Cómo entenderemos que del bienestar de cada individuo depende el bienestar de todos? Por más que una persona se sienta pode­rosa e intocable por su poder o riqueza, es una ilusión intentar separar su bienestar del resto de los humanos y pretender una existencia autónoma.

Una sociedad más justa

Si alcanzáramos el primer plano de uni­dad personal entenderíamos que la felicidad y la prosperidad (riqueza) está en el dar y no en el recibir (recibirás el doble de lo que das). Esa es la llave que nos permitiría la creación de una sociedad más justa, con una reduc­ción sustancial en la creciente brecha en­tre ricos y pobres. Nos permitirá, sobre todo, pasar del yo al nosotros.

La unidad social cobra especial relevan­cia en momentos en que la pandemia del SARS-CoV-2 sigue causando sufrimiento y pérdidas económicas, y para su erradicación es vital que las vacunas lleguen a todos los países. A todos. Sin excepciones. El bienestar de cada uno depende del resto. Lamentable­mente seguimos empeñados en conceptos arcaicos. Vemos las fronteras como muros de sepa­ración y no como vías de integración entre distintos.

Si cada país solo procura su bien­estar, impide que las soluciones sean efica­ces, que sean soluciones verdaderas y no manotazos al viento. Qué triste es ver que preferimos mayores costes económicos (cie­rre de economías y fronteras de muchos paí­ses) por no darle acceso a todos los países a las vacunas (liberación de las patentes), lo cual costaría mucho menos y acabaría con el problema. Nuestra ceguera nos lleva a per­petrar verdaderas barbaridades.

Crisis medioambiental

En el plano de la naturaleza, la unidad también es de gran importancia. La crisis medioambiental y la pérdida de la biodiver­sidad han demostrado que los seres huma­nos y la naturaleza somos una misma uni­dad. Interdependientes los unos de los otros. Estamos todos en el mismo barco y sería ri­dículo o, peor, absurdo, pensar que solo una parte del bote se hundirá.

Es momento de una profunda reflexión. La humanidad tiene que escoger entre caminos antagónicos. Una elección crucial: de ella depende nuestro futuro, el tuyo y el mío. El camino del egoísmo, del sálvese quien pueda, que nos llevaría tris­temente a más sufrimiento, o el de la unidad, en donde todos los seres vivos somos importantes y estamos interconec­tados, que nos conduciría a la corrección de problemas y a afrontar los retos como un todo. Sería el comienzo de la solución hacia otro mundo mejor.

(*) Jorge Neri es CEO del Grupo EIG Multimedia,  editor de Cambio16 y uno de #los100Latinos más comprometidos frente a la crisis climática.

Fotografía: Michael Somoroff

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de EFEverde 

Esta tribuna se copublica  @cdoverde por gentileza de Jorge Neri y Cambio 16Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com