Cinco tendencias ecológicas en 2021 que la pandemia ha impulsado. Por (*) Michael Stausholm

La tendencia hacia un consumo más consciente ha ido creciendo durante al menos diez años, pero la pandemia nos ha obligado a tener aún más en cuenta el medioambiente.

Por nuestro trabajo, creemos que la sostenibilidad estará en la agenda de 2021 más que nunca. Las empresas somos cada vez más conscientes de la importancia de introducir medidas ecológicas y sostenibles en sus negocios y este año esas medidas estarán aún más presentes por la aceleración que ha impuesto la pandemia.

Prevemos cinco tendencias:

1.- La sostenibilidad pasará de ser algo simplemente correcto a convertirse en necesario

Hasta ahora muchas empresas veían la sostenibilidad como parte de su estrategia de marketing. Algo correcto para transmitir pero sin conllevar cambios importantes en su funcionamiento. La pandemia ha acelerado este cambio y la sostenibilidad se ha convertido en algo que no puede esperar para introducirse de lleno en el desarrollo de los negocios.

2.- Mayor exigencia ante el Greenwashing

El Greenwashing es el intento de promocionar los productos de una empresa como ecológicos cuando realmente no lo son. En 2021 veremos una mayor demanda  de los consumidores exigiendo  a las empresas demostrar qué hay de verdad en sus medidas sostenibles. ¿A qué se refieren cuando afirman que sus productos son biodegradables, ecológicos o reciclables? Todo el mundo usa este tipo de palabras, pero ¿puedes demostrar que son verdad?

3.- Centrados en el abastecimiento y el Blockchain

Con la pandemia, muchas empresas se han replanteado dónde fabrican sus productos y esto irá a más. La gran mayoría de productos de consumo se fabrican en China, lo que ha demostrado ser un gran problema: por el cierre de proveedores asiáticos debido a la pandemia y porque las empresas occidentales se han dado cuenta de que han perdido el control de la fabricación. Nosotros estamos aplicando Blockchain que, en pocas palabras, proporciona un registro verificable de quién compra qué a quién. Esto ayuda a verificar si una empresa está reduciendo realmente su impacto ambiental.

4.- Las reuniones virtuales están aquí para quedarse

La pandemia obligó a repensar viajes de negocios, reuniones, ferias y congresos. Durante años, hemos gastado una enorme cantidad de tiempo y dinero todos los meses en fortalecer nuestras relaciones comerciales reuniéndonos físicamente. 2020 nos mostró cuánto pueden hacer por nosotros el teletrabajo y las reuniones virtuales. No puede reemplazar todas las interacciones físicas, por supuesto, pero nos hemos dado cuenta de que podemos ser mucho más selectivos con la forma en que invertimos nuestros recursos. Esta es una lección que recordaremos y seguiremos aplicando, pues constituye una mejora importante para el planeta.

5.- Es hora de reducir el tamaño

Nuestra vida laboral se ha vuelto mucho menos rutinaria y más adaptable a las necesidades cambiantes del mercado. Muchos propietarios de negocios se preguntan si las instalaciones de oficinas grandes y costosas son realmente una necesidad con el uso cada vez mayor del teletrabajo.

 

(*) Michael Stausholm es fundador y director ejecutivo de Sprout World, una compañía pionera en lo que respecta a productos sostenibles e innovaciones para el consumidor que ha vendido en todo el mundo más de 30 millones de lápices Sprout que se pueden plantar después de su uso y convertirlos en hierbas, verduras, flores o árboles.

 

Sprout World

 

 

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de EFEverde 

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)




Secciones: