El respeto por la naturaleza como fuente de calidad. Por Carlos Moro González

Carlos Moro González, presidente del Grupo Matarromera

Carlos Moro González*.- Si existe una base sobre la que asentar el éxito de los vinos de Grupo Matarromera esa es sin duda la tierra que nos otorga la materia prima necesaria para desarrollarlos. El respeto por la naturaleza y el desarrollo sostenible en los que se asienta su actividad vitivinícola representa una estrategia fundamental para asegurar no solo productos de alta calidad sino la promoción de zonas tradicionalmente rurales que, a lo largo de los siglos, han sabido respetar el entorno sacándole el máximo partido.

Grupo Matarromera apuesta por devolver a la tierra todo lo que ella le brinda. A través de políticas 360º, que contemplan ya no solo la explotación de viñedos sino la promoción turística o la inversión en I+D+i, el gen del grupo bodeguero persigue el desarrollo socioeconómico y cultural de Castilla y León, una de las regiones más extensas de la Unión Europea y más valiosas por su gran riqueza natural y su elevado índice de biodiversidad.

Con 900 hectáreas de cultivo en la región, de las cuales más de 500 son viñedos (48 hectáreas de viñedo ecológico), Grupo Matarromera ha interiorizado, durante sus 26 años en esta Comunidad, que el uso y promoción de los recursos naturales son esenciales para un desarrollo sostenible. Desde el máximo respeto, y ensalzando la colaboración con entes públicos y privados, la empresa se postula como un agente dispuesto a dinamizar las zonas rurales que bañan el río Duero y en las que se enclava su actividad, en total cinco Denominaciones de Origen: Cigales, Ribera del Duero, Rueda y Toro.

La empresa vitivinícola ha asentado sus raíces exprimiendo esta diversidad y apostando incluso por la recuperación de cultivos tradicionales de la zona, como es el caso del olivo. En los últimos años, la plantación de más de 70 hectáreas en las provincias de Valladolid y Zamora ha propiciado el nacimiento de la recién construida Almazara Oliduero, la primera almazara ecológica de la provincia de Valladolid. No hay que olvidar que esta dinamización del entorno está enfocada directamente a otros de los principales activos de las zonas rurales, sus habitantes, creando empleo y fijando población en un total de 22 municipios y núcleos rurales de Castilla y León.

Los ciudadanos que habitan las zonas rurales son los que hacen el futuro del entorno rural de la región y ellos también son los destinatarios de los principios de preservación y respeto por el Medio Ambiente que Matarromera plasmó en su proyecto “Matarromera Sostenible en Planeta Tierra”, con unas líneas de actuación que ha llevado a cabo, mantiene y mejora, que incluyen medidas como la implantación de bodegas ecoeficientes, el uso de energías renovables, la reducción del consumo energético, el cálculo de la huella de carbono e hídrica de algunos de sus vinos o numerosos proyectos de I+D+i en sostenibilidad ambiental.

Además, la empresa divulga el conocimiento de valores histórico-culturales a través de actividades organizadas en zonas rurales y en Espacios Naturales Protegidos de la Red Natura 2000 relacionadas con el mundo del vino y del aceite. Es el caso de la iniciativa ‘Naturaleza, Pájaros y Vino’ puesta en marcha en las Lagunas de Villafáfila (Zamora), y las Riberas de Castronuño (Valladolid), dos Reservas Naturales en las que los amantes del vino y la naturaleza pueden disfrutar de la observación y fotografía de aves a través de una ruta ornitológica para luego degustar los mejores vinos que se pueden encontrar en las Bodegas Cyan (Toro) y Emina Rueda (Medina del Campo), tras visitar los inigualables entornos paisajísticos y los rincones interiores de ambas bodegas. Este tipo de actividades responde a una demanda creciente de actividades de ocio y tiempo libre, en especial relacionadas con el enoturismo en el medio natural.

En definitiva, no solo se trata de aprovechar aquello que la tierra nos otorga sino de devolver parte de lo que nos brinda como oportunidad de futuro y desarrollo socioeconómico y cultural. Es hora de dejar que la naturaleza nos cuente sus secretos y esa imperiosa necesidad de reavivarla se encuentra en manos de los sujetos que, como Matarromera, transmiten la necesidad de preservación y respeto por la vida y la naturaleza, convirtiéndose en fuente de calidad.

*Carlos Moro González es

Presidente del Grupo Matarromera

Otras tribunas en #CDO

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a su autor y a EFEverde

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena   , director de EFEferde y EFEfuturo




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com