La era de la nueva carne. Por (*) Cristina Rodrigo

Uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos como humanidad es alimentar a los más de 97000 millones de personas que habitaremos la Tierra en 2050. El ineficiente sistema alimentario actual, tan dependiente de los productos animales, jamás será capaz de cubrir nuestras necesidades con los recursos que nos proporciona este planeta.

Sabemos que necesitamos transformar nuestro sistema alimentario. Esto implica necesariamente apostar por una alimentación más vegetal.

Para conseguirlo, los consumidores y consumidoras podemos aportar nuestro granito de arena priorizando la proteína vegetal sobre la animal en nuestro día a día.

Semana sin carne

Con el fin de hacer esta tarea más fácil, la organización por la conciencia alimentaria ProVeg ha creado la Semana sin carne, un reto gratuito de una semana de duración al que se puede apuntar quienes quieran obtener toda la información necesaria para aprender a comer más plant-based.

Quienes participen en este reto se darán cuenta de que comer 100% vegetal no es en absoluto comer “comida de conejo”.

El mundo de la proteína alternativa está experimentando una revolución sin precedentes, y las opciones son cada vez más atractivas.

Hoy en día, en los lineales de casi cualquier supermercado español se pueden encontrar carnes vegetales y otras alternativas vegetales a infinidad de productos animales.

De hecho, según el estudio de mercado publicado por el proyecto europeo Smart Protein, el valor del mercado plant-based en España ha aumentado un 48 % en los últimos dos años.

El crecimiento de los últimos años es solo el comienzo.

Proteínas alternativas

Según un reciente informe de Boston Consulting Group (BCG) y Blue Horizon Corporation (BHC), el mercado global de las proteínas alternativas crecerá desde los 13 millones de toneladas anuales actuales hasta los 97 millones de toneladas en 2035.

Según sus estimaciones, en 2035 las alternativas a la carne, los huevos, los lácteos, el pescado y el marisco representarán el 11% del mercado global de proteínas y el valor del mercado alcanzará al menos 290.000 millones de dólares.

Hasta ahora, el mercado de la proteína alternativa ha estado liderado principalmente por países como Estados Unidos, Países Bajos o Israel.

Pero España está empezando a despuntar.

José Luis Cabañero, fundador y CEO de Eatable Adventures, afirma que “España está tomando una posición de liderazgo en el área de proteínas cultivadas con empresas como Biotech Foods y Cubiq Foods.

En el área de impresión 3D igualmente NovaMeat y Cocuus están liderando la impresión a gran escala de proteínas alternativas tanto plant based como de origen celular.”

Algunas de las empresas que José Luís menciona forman parte de las disruptivas start-ups de foodtech que Eatable Adventures ha seleccionado para lanzar al mercado global.

Cocuus es una compañía tecnológica que desarrolla soluciones para la producción de análogos de proteína animal de base vegetal o celular mediante la impresión láser 2D/3D, bioimpresión y robótica.

Innomy fabrica alternativas a la carne hechas de micelio, las hifas de los hongos, apostando por un procesamiento mínimo, pocos ingredientes y un elevado perfil nutricional.

MOA foodtech convierte los subproductos de la industria agroalimentaria en “proteína de siguiente generación”, de alto valor nutricional y 100% sostenible, que se emplea como ingrediente de otros productos alimentarios.

Por su parte, Biotech Foods y Cubiq Foods se engloban dentro de la agricultura celular, que permite crear productos animales, como carne, a partir del cultivo y desarrollo de células, sin el sacrificio de ningún animal.

Cubiq Foods desarrolla grasas cultivadas y Biotech es una de las pocas iniciativas líderes en el mundo que desarrolla tecnología para la producción de carne cultivada.

Empresas de carne vegetal

Mientras esperamos a que lleguen a los lineales de los supermercados estas innovaciones, podemos disfrutar de la oferta de otras empresas de carne vegetal.

Como los productos de The Vegetarian Butcher, que tras solo un año en España ya están disponibles en 300 puntos de venta y presentes en cadenas de restauración como Telepizza y Burger King.

O los productos de Heura, la empresa de carne vegetal con crecimiento más rápido de España, disponibles en supermercados como Aldi, Carrefour y Alcampo y en cadenas como Pans & Company o Udon.

Hasta marcas de tradición cárnica ofrecen ya alternativas vegetales, como es el caso de Campofrío, Espuña, Argal o Noel.

Estas empresas son solo algunos de los casos de éxito que la carne vegetal está teniendo en nuestro país.

Un país como España, en el que el sector agroalimentario representa más del 9% del PIB, tiene el potencial de ser referente en la transformación del modelo alimentario.

Tenemos la capacidad, y la responsabilidad, de ser parte de la creación de la era de la nueva carne, la carne que no implica sacrificio animal.

(*) Cristina Rodrigo es directora de ProVeg España.

 

 

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de EFEverde 

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)




Secciones: