Red Natura 2000, mucho más que un potente motor de conservación. Por Karmenu Vella

Karmenu Vella

Cuando los responsables políticos europeos quieren poner un gran ejemplo de conservación suelen recurrir al lince ibérico. A finales del siglo pasado la población del lince, en proceso de disminución, parecía abocada a la extinción. Mediante la adopción de medidas coordinadas se ha logrado, sin embargo, revertir dicho declive y su impactante renacimiento convierte al lince en un emblema de los beneficios de la red europea de áreas protegidas Natura 2000.

La red Natura 2000, la mayor red mundial de espacios protegidos, es un potente motor de la conservación Pero, en realidad, sus logros van mucho más allá. La idea es crear un espacio seguro, donde personas y animales puedan interactuar, en beneficio mutuo, dando lugar a un equilibrio entre la protección de la naturaleza y las necesidades socioeconómicas.

Es la consecuencia de dos actos legislativos, la Directiva de Aves de la UE, que entró en vigor en 1979, y la Directiva sobre hábitats, que data de 1992. Ambas exigen a los Estados miembros identificar ámbitos en los que los hábitats naturales y las especies gocen de especial protección, así como proteger las especies amenazadas, como el lince.

Actuar al nivel del hábitat es más importante, en términos generales, que centrarse en los linces en sí. Cuando se protege un hábitat como los bosques mediterráneos, también se benefician otras especies menos conocidas y se crean las condiciones a largo plazo que el lince necesita para sobrevivir. La red tiene una dimensión europea y en ella todos los Estados miembros protegen significativamente una fracción representativa de su territorio.

Natura 2000, casi completa

Veinticinco años después de su creación, la red Natura 2000 está casi completa. En la actualidad comprende unos 27 500 espacios, con una superficie total de 1,2 millones de kilómetros cuadrados, de modo que abarca más del 18 % de la superficie terrestre de Europa y cerca del 6 % de los mares de la UE y, con el visualizador de Natura 2000: http://natura2000.eea.europa.eu/, dichos espacios se pueden ver ampliados.

En el último recuento España cuenta con 1 863 espacios de la Red Natura 2000, lo que cubre el 27 % de su superficie terrestre y en torno a un 6 % de su territorio marítimo y es el Estado miembro que aporta la mayor contribución total a la Red Natura 2000: ¡más de 222 000 km²!

La dimensión de la contribución se debe, en parte, a la riqueza de la biodiversidad de España: en España existen 117 tipos de hábitats naturales, 429 especies silvestres de la fauna y de la flora de interés comunitario y 285 especies de aves, con muchos animales y plantas que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo.

Especies emblemáticas

No solo se beneficia el lince. Otras especies emblemáticas, como el águila imperial ibérica o el quebrantahuesos, se han beneficiado considerablemente de los esfuerzos de conservación llevados a cabo en España en las últimas décadas, en gran medida con el apoyo del fondo LIFE de la UE.

Natura 2000 tiene que ver tanto con las personas como con la naturaleza y la red tiene un enorme potencial económico y social. Estudios recientes al nivel nacional calculan los beneficios económicos de la red Natura 2000 en España en algo menos de 10 000 millones de euros al año, o sea, 7,5 veces más que el coste del mantenimiento de la red.

Aunque la red es ciertamente única, hay margen de mejora. Se necesitan todavía más espacios en el mar, y no a todos los espacios que forman actualmente parte de la red gozan de los objetivos y medidas de conservación que necesitan para funcionar con eficacia. Esta es una de las razones que explica el nuevo Plan de acción de la Comisión, que tiene por objeto garantizar que las Directivas de aves y de hábitats incrementen los beneficios que generan en favor de la naturaleza, los ciudadanos y la economía de la UE.

El plan identifica cuatro ámbitos prioritarios. Se propone mejorar las orientaciones y los conocimientos y garantizar una mayor coherencia con objetivos socioeconómicos más amplios. Asimismo pretende impulsar la responsabilización política en todas las circunscripciones de los Estados participantes, mediante el trabajo con las autoridades nacionales y regionales, los propietarios de tierras y los jóvenes. Se centra en el refuerzo de la inversión a través de medidas como un aumento del 10 % en el Programa LIFE de la UE dedicado a la conservación de la naturaleza e incentivos a la inversión privada. Puesto que una mejor comunicación es vital, el Plan prevé asimismo esfuerzos para aumentar la concienciación sobre los beneficios que una naturaleza en buen estado ofrece a nuestra economía y nuestro bienestar.

Al igual que la Alhambra y la Sagrada Familia, el lince y centenares de otras especies forman parte del patrimonio que España ofrece al mundo. Con la ayuda de la red Natura 2000 estamos garantizando este patrimonio para las generaciones futuras.

(*) Karmenu Vella es comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca

NOTA: Este artículo forma parte del servicio de firmas de la Agencia EFE al que contribuyen diversas personalidades, cuyos trabajos reflejan exclusivamente las opiniones y puntos de vista de sus autores.

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)Creadores de Opinión Verde #CDO 

Versión en inglés:

When Europe’s policymakers look around for a great conservation example, they often turn to the Iberian lynx. Late last century, its dwindling population seemed doomed to extinction. But coordinated actions have reversed that decline, and its startling renaissance makes it a poster child for the benefits of Europe’s network of protected areas – Natura 2000.

Natura 2000 – the world’s largest network of protected areas – is a powerful force for conservation. But it actually does much more than that. The idea is to create a safe space where humans and animals can interact, for the mutual benefit of both, creating a trade-off between nature protection and socio-economic needs.

It’s a result of two pieces of legislation, the EU Birds Directive, which came into force in 1979, and the Habitats Directive, which dates from 1992. Both require Member States to identify areas where natural habitats and species get special protection, and to safeguard endangered species like the lynx.

Acting at the level of the habitat is more important, in general terms, than targeting the lynx itself. When you protect a habitat like Mediterranean forests, other lesser-known species also benefit, and you create the longer term conditions that lynx require to survive. The network is Europe-wide, with all Member States protecting a significantly representative fraction of their territory.

Twenty five years after its creation, Natura 2000 is almost complete. It currently comprises some 27 500 sites with a total surface area of 1.2 million square kilometres, hence covering more than 18 % of Europe’s land area and about 6 % of EU seas, and with the Natura 2000 Viewer http://natura2000.eea.europa.eu/ you can look at these sites close-up.

At last count, Spain has 1863 Natura 2000 sites, covering 27% of its land and around 6% of its marine territory, and is the Member State providing the largest total contribution to the Natura 2000 Network: more than 222 000 Km²!

The size of the contribution is partly because of the richness of Spain’s biodiversity: 117 natural habitat types, 429 species of wild fauna and flora of Community interest, and 285 bird species can be found in Spain, with many animals and plants found nowhere else in the world.

And it’s not just the lynx that benefits. Other emblematic species like the Iberian eagle and the bearded vulture have all benefited significantly from the conservation efforts implemented in Spain in recent decades, largely with the support of the EU LIFE fund.

Natura 2000 is about people as well nature, and the network has tremendous economic and social potential. Recent studies at the national level put economic benefits of Natura 2000 in Spain at just under EUR 10 billion every year – 7.5 times more than the cost of maintaining the network.

Although the network is quite unique, there is room for improvement. More areas are still required at sea, and not all the sites that are currently part of the network enjoy the conservation objectives and measures they need to function effectively. That’s one reason behind the Commission’s new Action Plan, which is designed to ensure that the Birds and Habitats Directives improve the benefits they deliver for nature, citizens, and the EU economy.

The plan identifies four priority areas. It aims at improving guidance and knowledge, and ensuring better coherence with broader socio-economic objectives. It also seeks to increase political ownership within all Member States constituencies by working locally with national and regional authorities, landowners and young people. It focuses on strengthening investment through measures, such as a 10% increase in the EU LIFE programme dedicated to nature conservation, and incentives for private investment. As better communication is vital, the Plan also envisages efforts in raising awareness about the benefits that healthy nature provides for our economy and our well-being.

Like the Alhambra and the Sagrada Familia, the lynx and hundreds of other species are part of the heritage Spain has to offer the world. And with the help of Natura 2000, we are safeguarding that patrimony for future generations.

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO) Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de Efeverde Efefuturo       




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com