Móstoles Transita 2030: un enfoque ecosocial para la ciudad que viene. Por (*) Emilio Santiago Muíño

Móstoles Transita 2030: un enfoque ecosocial para la ciudad que viene. Por (*) Emilio Santiago Muíño

El reciente giro político en el gobierno estatal ha implicado también un cambio en la denominación tradicional del Ministerio de Medio Ambiente. Lo que es un síntoma interesante de una nueva época. Ministerio de Transición Ecológica es una tarea mucho más ajustada a los retos de nuestro tiempo que la vieja idea de preservación ambiental.

Básicamente porque nos sugiere una transformación que si bien se proyecta como gradual, también se quiere de calado. Hasta el punto de aspirar a la reforma de estructuras profundas de nuestro orden social, como la movilidad, y cuestionar intereses muy arraigados, como el de la industria del automóvil. Que las competencias del nuevo ministerio incluyan un área tan estratégica para la seguridad del estado como la energía nos da algunas pistas: aunque la percepción ciudadana todavía seguirá considerándolo menos importante que el de Economía, el de Medio Ambiente ha dejado de ser un ministerio florero.

Este incremento del peso político del medio ambiente es una buena noticia. Aunque seguramente llega muy tarde. Como señalan los estudios sobre huella ecológica, los límites biofísicos de nuestro planeta fueron sobrepasados a principios de los años ochenta del siglo XX. La humanidad lleva casi cuatro décadas viviendo por encima de sus posibilidades biosféricas, aunque con un reparto muy desigual de los beneficios Esta encrucijada histórica exige un cambio urgente en el enfoque de la cuestión ecológica: tenemos que superar la perspectiva conservacionista tradicional, centrada en el cuidado de la naturaleza y la preocupación por la contaminación, en un nuevo enfoque. Que ponga el énfasis en revertir la extralimitación de los límites físicos del crecimiento económico.

El pensamiento ecosocial lleva décadas ensayando la nueva mirada que necesitamos bajo tres grandes principios:

  1.  Es en última instancia nuestro modelo socioeconómico y cultural el que origina la crisis ecológica al estar basado en lógicas expansivas dentro de un planeta finito.
  2. La crisis ecológica tiene impactos sociales, económicos y políticos de primera magnitud.
  3. Solo si la innovación tecnológica se combina con una profunda transformación del modelo socioeconómico y cultural, podemos encontrar el camino de la sostenibilidad. O en otras palabras: ya no nos vale la noción de desarrollo sostenible si está no va ligada a la experimentación de una economía poscrecimiento.

Móstoles Transita 2030 es un plan estratégico que busca impulsar la implementación ecosocial en la ciudad de Móstoles de la Agenda 2030 de Objetivos de Desarrollo Sostenible que propone la ONU, en todo aquello que facilite la consecución de la sostenibilidad urbana, y además bajo un enfoque ecosocial.

El concejal de Medio Ambiente de Móstoles (Madrid), Miguel Ángel Ortega Sanz, junto a la primera máquina de retorno de envases con bonificación. © Ayuntamiento Móstoles

El plan contempla 130 objetivos y 178 medidas específicas agrupadas en dos grandes ámbitos de intervención: los programas y las políticas de transición. Los primeros son ejes amplios de acción sectorial alrededor de los siguientes temas: energía y cambio climático, alimentación, metabolismo circular (residuos agua, contaminación), movilidad sostenible, territorio (incluyendo urbanismo y zonas verdes) y la vida buena en común. Las segundas, líneas de intervención que recorren transversalmente cada uno de estos ejes: creación de un círculo virtuoso entre economía y sostenibilidad basado en el fomento del empleo verde y el comercio de proximidad; procesos de educación y sensibilización ciudadana; herramientas institucionales para el despliegue de la transición (fiscalidad, compra pública, ordenanzas y mociones) y las premisas políticas que es necesario trabajar para asegurar el éxito del proyecto.

El plan, que fue presentado en noviembre de 2018, se verá sometido a un proceso participativo y de apropiación ciudadana durante los próximos cuatro meses. Tanto las nuevas ideas, como las críticas, como sobre todo la organización de las prioridades de las mostoleñas y mostoleños serán incorporadas al texto final a través de debates públicos, reuniones sectoriales y consultas ciudadanas online. El calendario de eventos, y todos los materiales, pueden consultarse en la web https://mostolestransita2030.es/

Móstoles Transita 2030 no nace de cero. Su elaboración ha sido posible a través de una metodología de “hilo de collar” que da sistematicidad a diferentes iniciativas ya en marcha, como el Pacto de los Alcaldes o el Pacto de Milán. Tampoco es un puro documento especulativo: muchas de las intervenciones concretas que propone son realidades consolidadas o que están naciendo en este momento. Por ejemplo Móstoles cuenta ya con la red de calor de distrito renovable más importante de España, (District Haeting) y ha obtenido el Proyecto Clima en el año 2017 para una segunda red de calor de tecnología dual biomasa solar. La Red de Huertos Agroecológicos se afianza en muchos de sus nodos y ya está estableciendo los mecanismos, como el proyecto AGROLAB en convenio con el IMIDRA, que le permitirá ser una cantera de vocaciones agroecológicas profesionales. El compostaje comunitario es una realidad en casi todos los distritos de la ciudad con tres áreas ya implementadas. Y se ha invertido un millón y medio de euros en la transformación del modelo de parque, mediante técnicas de xerojardinería, que han logrado ahorros, en los nuevos ajardinamientos, de un 90% del consumo de agua.

Muchos de los programas que aborda Móstoles Transita 2030 son pura alfabetización ecológica aplicada al planeamiento urbano. Si todavía suenan como políticas de vanguardia es por el retraso histórico que arrastramos en este ámbito. Por ejemplo la creación de una oficina ciudadana con una orientación clave como interface facilitadora de procesos de rehabilitación energética, e instalación de energía distribuida, en viviendas y otros edificios privados.

La función de esta oficina será actuar como una suerte de ventanilla única para la transición ecológica en los sectores residencial, comercial e industrial, desbordando el típico puesto de información para devenir acompañamiento permanente durante el proceso administrativo. De este modo, y a través de una intermediación profesionalizada, se garantizará un alto nivel de penetración de las líneas de ayudas, créditos y subvenciones público-privadas en materia de rehabilitación de edificios y generación distribuida que ya existen, alcanzando estos fondos, sistemáticamente subempleados (especialmente los europeos), su verdadero potencial como dinamizadores del cambio de modelo urbano. Móstoles tendrá su Oficina de Rehabilitación Energética entre el final de esta legislatura y el principio de la siguiente. No es difícil pronosticar que estas oficinas, a final de la década de los veinte, será un elemento común del paisaje institucional de nuestros municipios.

Mostoles

Debate público ¿Cómo será Móstoles y el mundo en 2050? © Ayuntamiento Móstoles

Pero muchos otros programas del plan Móstoles Transita 2030 tienen un sabor más disruptivo. Y son los que ponen realmente el acento de su enfoque ecosocial. Por ejemplo, aquellas medidas que buscan acotar el terreno para uno de los debates ciudadanos más importantes que va a vivir Móstoles en la próxima década: la elaboración de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana ajustado a los retos ecosociales de nuestro siglo. Y por tanto inspirado en un espíritu de urbanismo de contención, que chocará frontalmente con los intereses de los propietarios del suelo y sus expectativas. Especialmente porque el PGOU vigente, hijo de la euforia de la burbuja, convirtió en edificable todo el término municipal (salvo los espacios ambientalmente protegidos). O esa otra batería de medidas encaminadas a buscar en lo local el desacople más importante que necesitan nuestras sociedades. Que no es el desacople entre crecimiento y consumo energético (termodinámicamente imposible) sino el desacople entre felicidad y sociedad de consumo (culturalmente difícil, pero políticamente muy estimulante). O aquellos programas que, bajo la premisa de asegurar vidas buenas con menos, quieren incentivar los consumos colectivos como forma de optimizar la riqueza ya producida. La “cosoteca” pública (una biblioteca de cosas, donde el ciudadano pueda acceder al préstamo de objetos, como herramientas) debe ser el símbolo de esta nueva manera de definir la prosperidad.

Cierro volviendo a la reflexión inicial que nos servía para contextualizar la iniciativa Móstoles Transita 2030: seguramente hasta que el Ministerio de Transición Ecológica no absorba también en su ámbito competencial al Ministerio de Economía, y sus políticas públicas se encaminen bajo la lógica de un paradigma poscrecimiento, la sostenibilidad seguirá siendo más una forma de maquillaje discursivo que una realidad estadísticamente contrastable.

El reto no es técnico, pues las tecnologías de sustitución ya están maduras. Solo que no podemos cargar sobre ellas la misión imposible de crecer hasta el infinito en un planeta con límites. El reto es político. Y las ciudades pueden jugar aquí un papel central como laboratorios de experiencias inspiradoras. En las que se demuestre en la práctica que hay vida, y quizá vida mejor, más allá de esta forma tan anacrónica de organizar la economía. Que al verse obligada a crecer sin parar, algo quizá justificado en un mundo ecológicamente vacío pero suicida en un mundo ecológicamente saturado, se parece más a un tumor que a un sistema racional para administrar la riqueza común.

La próxima cita de Móstoles Transita 2030 es una consulta ciudadana online sobre escenarios de futuro en cuestiones de sostenibilidad, transición y medio ambiente abierta hasta el 15 de diciembre en www.mostolestransita2030.es

(*) Emilio Santiago Muíño es director de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Móstoles (Madrid). 

 

 Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de EFEverde y EFEfuturo 

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)

     



Secciones:   

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies