¿Dónde se pasa más frio?

Comienza un nuevo año, pero el frío se mantiene firme. Tanto que, según los registros de temperaturas, algunos pueblos de la geografía española han batido récords por ser los más fríos del país. Eltiempo.es presenta una lista con algunos de los lugares de España con las temperaturas más bajas a lo largo de la historia.

Torre de Cabdella, Lleida

En el Top del ranking se encuentra el Lago Estangento, en el municipio de Torre de Cabdella, Lleida , donde el día 2 de febrero de 1956 se registraron -32ºC, la temperatura más baja registrada en España en todos los tiempos desde que hay mediciones, aunque es probable que en zonas más altas se alcanzaran los -50ºC.

Este lago es artificial y está situado en pleno Pirineos, a una altura de 2.140 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Calamocha, Teruel

La segunda posición en este récord la ocupa Calamocha, en la provincia de Teruel, con -30ºC el 17 de diciembre de 1963.

Dentro del casco urbano de Calamocha, más concretamente en su parque, puede hallarse una de las piezas arqueológicas de mayor interés de la comarca del Jiloca: el puente romano.

Molina de Aragón, Guadalajara

Esta localidad caracense registró nada más y nada menos que -28.2ºC el 28 de enero de 1952.

Situada al noroeste de la provincia de Guadalajara, cuenta con un Castillo-Alcázar imprescindible para visitar, así como el sinfín de iglesias y palacios, como la iglesia de San Felipe, San Francisco, San Martín, el palacio de los Molina, del Marqués de Villel, de los Garcés de Marcilla, el puente Viejo o la torre de Aragón.

Reinosa, Cantabria

Conocida como la Puerta de Castilla en Cantabria, está rodeada de altas y bellas montañas y se encuentra alejada del mar. En esta localidad el 4 de enero de 1971 el mercurio bajó hasta los -24.6ºC.

A lo largo de sus calles puede verse las fachas de “La Casona” o el convento de San Francisco, la iglesia de San Sebastián, la capilla de San Roque, el puente de Carlos II o el cementerio de Reinosa.

Albacete

La capital es la ciudad más poblada de toda la provincia. Con un paisaje típico de la llanura manchega contrasta con el terreno montañoso que ofrecen las sierras de Alcaraz y del Segura.

Además de la capital, en cuyo aeropuerto se registraron hasta -24ºC en enero de 1971, pueden visitarse algunas de las localidades cercanas como Alcalá del Júcar, Almansa, Letur, Villarrobledo o Hellín.

Burgos

Su catedral el monumento más famoso y distinguido de la provincia.

Esta fría tierra ocupa la sexta posición en los récords de temperaturas más bajas registradas con, exactamente, -22ºC (concretamente en el barrio de Villafría) en 1971. También en el observatorio de Burgos en enero de 1885 se registró -21ºC.

Teruel

La provincia de Teruel repite en lo que a frío se refiere, esta vez en la ciudad, con un récord de -22ºC en enero de 1945.

, Álava

La visita a Vitoria obliga a parar en la Plaza de la Virgen Blanca, en el centro de la ciudad, donde se encuentra la Iglesia de San Miguel, eso sí, bien abrigados: el día de Navidad de 1962 se registraron hasta -21ºC.

Salamanca

¿Qué decir de Salamanca? Es una de las ciudades con más ambiente y más encanto de España, aunque una de las más frías. En febrero de 1963 se registraron -20ºC.

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena   , director de EFEferde y EFEfuturo

     



Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com