Los arrecifes de coral en la lucha contra el cambio climático y el exitoso caso de isla Iguana, en Panamá. Por (*) José Julio Casas M.

(*) José Julio Casas M.- Los arrecifes de coral son uno de los ecosistemas más diversos del planeta, y aunque solamente ocupan un mínimo porcentaje de su superficie (0.5%) albergan el 25% de su biodiversidad.

Además de funcionar como plataforma base para la diversidad marina, los arrecifes de coral representan un depósito natural de carbono, absorbiéndolo de la atmósfera, reduciendo así su concentración en el aire lo que permite limitar los efectos de los gases de invernadero. Esto convierte a los corales en un actor crucial en la lucha contra el cambio climático.

Amén del valor ecológico propio de estos ecosistemas, los arrecifes tienen una importancia social y económica fundamentales. Tanto es así que se estima que al menos un billón de personas en los trópicos depende de los arrecifes, ya que proporcionan alimento a las poblaciones costeras, y son utilizados para el desarrollo de actividades turísticas que generan ingresos económicos importantes, algo que se ve también en nuestro país, Panamá.

Sin embargo, los arrecifes coralinos, son los ecosistemas marinos más amenazados. Ello se debe a diversas causas, como el calentamiento de los océanos que genera el cambio climático y que ocasiona el blanqueamiento de los corales, así como por la sedimentación excesiva, la sobrepesca y otras actividades que pueden dañarlos e incluso causar su muerte.

Refugio de vida silvestre

Ya en 1981 Panamá reconoció la importancia de los arrecifes de coral estableciendo el primer Refugio de Vida Silvestre, en Isla Iguana. Esta área protege una isla de 54 hectáreas, con una superficie total de 148.23 hectáreas, cubierta por un bosque seco tropical, arenas blancas y rodeada del arrecife de coral más grande y antiguo del Golfo de Panamá, donde se pueden encontrar colonias del género Porites spp. que se calcula que pueden tener más de 500 años.

Dada la importancia de los corales para preservar nuestro ecosistema, desde la Dirección de Costas y Mares del Ministerio de Ambiente de Panamá, en colaboración con varias entidades como la Universidad Marítima Internacional de Panamá, y el apoyo de especialistas de la Fundación Ecosistemas y Conservación de México, se ha iniciado un programa de monitoreo ecológico financiado por el Proyecto GEF “Azuero Sostenible”, para evaluar el estado de las comunidades arrecifales de Isla Iguana a partir del pasado mes de marzo. Hasta el momento los análisis preliminares han identificado 72 especies de peces de arrecifes, 20 de invertebrados marinos, 15 de corales formadores de arrecifes y de abanicos marinos. Además, se ha podido observar la presencia de cobertura algar, de una especie que aún no ha sido identificada, pero que se ha observado que compite con los corales por la disponibilidad de la luz solar.

Monitoreo de comunidades coralinas

Este programa forma parte del Plan Nacional de Monitoreo de Comunidades Coralinas que ha iniciado el Ministerio de Ambiente este año para conocer más profundamente el estado actual de los arrecifes de corales en el país, lo que permitirá elaborar una estrategia de protección y conservación más eficiente acorde con nuestras políticas de preservación del medio natural.

Desde nuestra privilegiada situación geográfica, un estrecho istmo entre el Caribe y el Pacífico en la franja tropical americana, Panamá asume su responsabilidad y compromiso con la conservación y la restauración de los espacios naturales degradados, como los arrecifes coralinos, desde la investigación y la data, una de las mayores bazas que poseemos para luchar contra el cambio climático.

Más allá de cumplir con los acuerdos internacionales ratificados por el país, Panamá pretende liderar iniciativas que aporten nueva información a la comunidad científica global, como en el caso de isla Iguana, un exitoso ejercicio que recomendamos seguir de cerca y que esperamos sea pronto de referencia mundial.

(*)  José Julio Casas M.

Director Nacional de Costas y Mares del Ministerio de Ambiente de Panamá.

José Julio Casas es también Docente Investigador de la Universidad Marítima Internacional de Panamá e Investigador Asociado a Coiba AIP.

Biólogo Marino con Maestría en Ciencias en Manejo de Recursos Marinos y Costeros de la Universidad Nacional de Costa Rica y con una licenciatura en Biología Ambiental de la Universidad de Panamá, Casas posee más de 14 años de experiencia en el terreno.

Foto principal: Recurso de archivo a título meramente ilustrativo: EFE /Oswaldo Ramírez

Esta tribuna se puede reproducir libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de Efeverde 




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com