La geotermia en Europa y España, una tecnología madura

Autor: Javier F. Urchueguía, Catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia y socio fundador de Energesis   En el escenario fijado por la directiva 2009/28/EC, Europa se enfrenta a retos sin precedentes en el desarrollo de sus estructuras energéticas. De esta forma, se creó, bajo el auspicio de la Comisión Europea, la Plataforma Tecnológica Europea de …

Autor: Javier F. Urchueguía, Catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia y socio fundador de Energesis

 

En el escenario fijado por la directiva 2009/28/EC, Europa se enfrenta a retos sin precedentes en el desarrollo de sus estructuras energéticas. De esta forma, se creó, bajo el auspicio de la Comisión Europea, la Plataforma Tecnológica Europea de Calor y Refrigeración mediante Energías Renovables (European Platform for Renewable Heating and Cooling, ETP-RHC). El objetivo de esta Plataforma es buscar soluciones tecnológicas integradas en un sector relevante, ya que las necesidades de calefacción/refrigeración de nuestras viviendas y edificaciones representan algo más del 40% de la demanda energética a escala comunitaria.

No cabe duda de que, sin el grado de madurez que ha alcanzado la geotermia a nivel europeo, no hubiese sido posible la constitución del panel de geotermia como uno de los pilares básicos de la ETP – RHC. Bajo tal denominación se engloban una serie de tecnologías renovables y económicamente rentables, cuyo avance en el contexto europeo ha excedido de forma amplia las previsiones que la propia Comisión Europea consignó en su Libro Blanco de 2001. En su composición de expertos, el panel recoge tanto a sectores representativos de la geotermia profunda para usos térmicos, como a representantes de la geotermia de baja entalpía (también denominada “bomba de calor geotérmica”).

En esta última vertiente, la capacidad geotérmica en Europa alcanzó en 2008, según datos del informe EurObserver, alrededor de 9.000 MWth, con casi 900.000 unidades instaladas y un crecimiento muy significativo en los últimos años. Los datos de 2009 apuntaron a que la tendencia de más de 120.000 unidades anuales instaladas se mantuvo a pesar de la coyuntura económica. El Panel espera que dicha tendencia se acelere, ya que son numerosos los países que están incorporando crecientemente dicha tecnología. En su visión a 2020, el Panel prevé que se alcance una potencia instalada de alrededor de 45.000 MWth en 27 países europeos.

En España, el nivel de desarrollo de las bombas de calor geotérmicas es aún bajo si se compara con países como Suecia, Alemania o Francia, ya que las estadísticas de las CCAA indican que en estos momentos hay instaladas únicamente alrededor de 10 MWth, aunque hay que advertir que las estadísticas no recogen algunas CCAA importantes.

Estas cifras no corresponden al potencial de nuestro mercado, aunque no debemos perder de vista el aspecto cualitativo. Existe ya amplia experiencia empresarial en la utilización de las bombas de calor geotérmicas en gran variedad de situaciones climáticas y usos, con numerosas instalaciones en funcionamiento y grupos de trabajo e investigación en el campo con reconocimiento internacional. Un ejemplo de esta experiencia y buen hacer es Energesis, una empresa creada para que la sociedad pueda utilizar los resultados de los investigadores. Es justamente la geotermia una de las áreas en las que esta filosofía se ha materializado.

En el terreno institucional es también importante destacar la constitución, en 2008, del grupo de geotermia de baja entalpía de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) con la finalidad de recoger las inquietudes del incipiente pero dinámico sector de empresas que trabajan en la aplicación de éstas.

Desde sus inicios, este grupo nació con la vocación de convertirse en un foro para analizar, debatir y proponer soluciones a los retos específicos de este sector, que son amplios y complejos, siendo el principal objetivo a largo plazo el de conseguir que la energía geotérmica de baja entalpía se desarrolle de manera vigorosa y sostenible.

Otro hito institucional de gran importancia fue la constitución, en 2009, con apoyo del Ministerio de Ciencia e Innovación, de la plataforma tecnológica de la geotermia GEOPLAT, con un papel análogo, a escala nacional, que la ETP – RHC.

Javier F. Urchueguía
Catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia
Socio fundador de Energesis

Copresidente del grupo de geotermia de baja entalpía de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA)

Miembro del grupo rector de la Plataforma Española de la Geotermia (GEOPLAT)
Presidente del Panel Europeo de Geotermia




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com