La fiebre del viernes negro. Por (*) Sara Espinosa y Federico Olarte

Nos encontramos frente a varias técnicas de marketing para que los grandes almacenes, entre otras cosas, saquen stock y fomenten compras rápidas con precios muy atractivos y visuales que nos invitan a la necesidad con la escasez de tiempo y precio.

Viernes negro

Está claro que como herramienta de venta funciona: las empresas aumentan sus ventas entre un 20 -30 % respecto al año solamente en estos días convirtiéndose en la antesala de las compras navideñas.

Pero pienso que este modelo no es sostenible para el planeta, no es justo para el público, ni es bueno para las personas.

De hecho, algunas cadenas de supermercados en USA se vuelven peligrosas visitarlas llegando a producirse muertes y heridos que suceden durante el Black Friday.

Toda acción tiene su repercusión, que no suele ser siempre positiva. Cuestionar de forma crítica y consciente qué necesitamos comprar y qué no es una buena forma de decidir qué hacer antes de sacar la tarjeta.

Consumo responsable

Sara Espinosa y Federico Olarte como expertos en sostenibilidad, lideramos una tienda online que se llama Ecovidasolar donde defendemos un estilo de vida ecológico y una filosofía de compra consciente, basada en un consumo responsable.

Tenemos las cosas claras y, a nuestro modo de entender, formamos parte del Black Friday desde una perspectiva diferente: no participamos.

Detrás del Black Friday nos encontramos empresas familiares, pymes y negocios pequeños que representamos el 98,99% del tejido empresarial de nuestro país según el portal del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo http://www.ipyme.org/.

Y detrás del precio de cada producto se encuentra el impacto que genera que, de una manera y otra, nos afecta a todos.

Estrategias

Quizá esto del Black Friday se nos empieza a quedar grande tanto a consumidores como vendedores.

Utilizar el Black Friday para limpiar stock, que podría llamarse liquidación de producto que no volverá a estar más disponible o del que quizás no encontremos piezas de repuesto si necesitamos una reparación futura.

La estrategia puede tener su fondo, no por ello está ni mal ni bien, pero esto creemos que sería llamar a las cosas por su nombre.

Siempre podemos adoptar una cultura más saludable de compras más conscientes.

Compras que necesitamos hacer, que sabemos que nos ayudan a mejorar  nuestro estilo de vida y que también ayudarán al planeta.

A pesar de que estamos al frente de un e-commerce, desde 2013 nunca hemos lanzado campañas de Black Friday ni de Green Friday propias del sector bio.

Pequeñas acciones individuales

Lo que tratamos de transmitir es que lo que pensamos: que cambiar el mundo con pequeñas acciones individuales es posible.

Te propongo plantearte algunas preguntas clave antes de tomar una decisión de compra que nosotros también nos solemos hacer:

1. ¿Es realmente necesario o representa un capricho?

2. Mi compra ayuda en la economía local o familiar de las personas de mi comunidad o si, por el contrario, representa una compra de la que no podemos imaginar su trazabilidad.

3. ¿Nuestra compra va en una línea para mejorar nuestra vida? ¿Es más respetuoso con el medio ambiente o representa más una compra compulsiva dentro de la filosofía del usar y tirar?

Cuando vendemos lo que queremos es ayudar a esa persona con su decisión de compra, ayudar a mejorar su vida.

Cuando caemos en estas técnicas dejamos de ayudar a las personas lo que haces es crear la necesidad de comprar algo que realmente no les hacen falta.

Establecemos relaciones con los clientes compartiendo una visión clara del ejemplo que queremos ser en el mundo para los que vienen detrás nos da como recompensa clientes que siguen confiando en nuestras empresas el resto del año, independientemente del día que sea.

El debate abre la puerta a un interesante replanteamiento sobre las decisiones de compra conscientes, y sobre el respeto lógico a unos principios que rigen las acciones comerciales de las empresas que apoyan y buscan un consumo local, ético, ecológico, sostenible y atractivo.

Como siempre, la decisión queda en las manos de quien compra.

 

(*) Sara Espinosa es diplomada en Empresariales, diplomada en Turismo y titulada como Experta en Par Biomagnético y Federico Olarte es diplomado en Artes Visuales, en Ingeniería Técnica de Informática de Gestión y titulado como Experto en Par Biomagnético.

Ambos son fundadores de la empresa andaluza Ecovidasolar que cuenta con más de 8.000 referencias de productos ecológicos en su tienda online.

 

Ecovidasolar

 

 

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de EFEverde 

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)




Secciones: