¿El final del diésel? Por (*) Abbie Llewellyn-Waters

transporte

No importa si usted está leyendo esto en un tren que atraviesa Berlín o en una oficina en Pekín: lo más probable es que el aire que le rodea esté contaminado o incluso que sea peligroso para su salud.

No importa si usted está leyendo esto en un tren que atraviesa Berlín o en una oficina en Pekín: lo más probable es que el aire que le rodea esté contaminado o incluso que sea peligroso para su salud. La exposición a la contaminación atmosférica provoca una de cada seis muertes en todo el mundo, lo que equivale a alrededor de nueve millones de personas al año [1].

Afortunadamente, las empresas están realizando importantes avances en el desarrollo de nuevas tecnologías para transformar la calidad del aire en las ciudades y eso está dando lugar a oportunidades para los inversores.

La contaminación atmosférica es solo uno de los diversos efectos de la urbanización y las ciudades empiezan a tomarse en serio la adopción de medidas. La ciudad de Copenhague lleva años dando prioridad a la bici frente a los coches y no hace mucho el alcalde anunció sus planes para prohibir los nuevos coches diésel a partir de 2019. Incluso ha puesto la vista en las estufas de leña y en los barcos que amarran en el puerto. Otras grandes capitales como Londres, París, Madrid, Atenas y México D.F. prohibirán los coches y furgonetas diésel en 2025.

El escándalo de las emisiones de los motores diésel ha provocado recelos y las ventas de nuevos vehículos diésel de pasajeros cayeron del 54% al 42% en la UE entre comienzos de 2016 y finales de junio de 2017. Aunque los últimos diésel Euro 6 cumplen todas las normas sobre calidad del aire, esta tecnología está herida de muerte, y el nuevo escenario ofrece multitud de opciones para quienes deseen invertir en la mejora de la calidad del aire y la reducción de emisiones.

Tecnologías disruptivas: una revolución eléctrica

Los vehículos eléctricos, todavía con tasas de adopción relativamente bajas, están abaratándose rápidamente y, según algunas predicciones, serán tan baratos como los convencionales en 2025 [2]. Algunas empresas automovilísticas ya tienen planes para lanzar nuevos vehículos híbridos y 100% eléctricos.

Generalmente, no adoptamos una postura sobre fabricantes de coches concretos o sobre si un modelo específico se venderá o no; centramos nuestro análisis en proveedores de componentes y tecnologías para la transición a un parque automovilístico mundial eléctrico.

También estamos encontrando oportunidades interesantes para invertir en empresas relacionadas con las infraestructuras de carga para estos vehículos, y lo hacemos a través de nuestros fondos de inversión, pero también como empresa, ya que Jupiter Asset Management se ha convertido en una empresa que consume electricidad 100% renovable.

El crecimiento actual de los coches eléctricos está produciéndose en un momento de profundos ajustes en el mix energético y nuestra estrategia invierte en negocios presentes en toda la cadena de suministro del sector.

Mayor eficiencia en el consumo de combustible: hacer más eficiente lo que tenemos

El motor de combustión interna va a seguir siendo protagonista del transporte por carretera durante algún tiempo. Nuestra estrategia tiene exposición a negocios que, por ejemplo, fabrican catalizadores, y materiales más ligeros, lo que mejora la eficiencia.

Cambios en las conductas: en bici o autobús

Las empresas dedicadas al transporte público, como el autobús o el tren, llevan mucho tiempo formando parte de nuestra estrategia, así como los fabricantes de bicicletas y proveedores de equipos ya que, como en el caso del transporte colectivo, las bicicletas a menudo son el medio de transporte más eficiente en ciudad.

En un mundo de recursos limitados en el que cada vez conviven más personas existen muchos e importantes retos en materia de medio ambiente y sostenibilidad. Por fortuna, muchas empresas innovadoras están aprovechando la oportunidad que plantean estos desafíos.

Abbie Llewellyn-Waters, gestora de fondos del equipo de Medio Ambiente y Sostenibilidad de Jupiter

Abbie Llewellyn-Waters, gestora de fondos del equipo de Medio Ambiente y Sostenibilidad de Jupiter

 

(*) Abbie Llewellyn-Waters es gestora de fondos del equipo de Medio Ambiente y Sostenibilidad de Jupit



Secciones:   
#Periodistaambiental, maestro en #FNPI. Premio Nacional de Medio Ambiente y de la Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad Dirijo www.efeverde.com y www.efefuturo.com @arturolarena. Más sobre mí: www.arturolarena.es