España no necesita transgénicos. Liliane Spendeler – Directora ambiental de Amigos de la Tierra

La publicación de los cables de Wikileaks pone de manifiesto cómo muchos de los responsables políticos tienen una doble cara. Por un lado lo que dicen en público, y por otra lo que hacen, maquinan y conspiran en privado. Si algo aportan estas filtraciones es el fin de la impunidad a este tipo de decisiones a …

La publicación de los cables de Wikileaks pone de manifiesto cómo muchos de los responsables políticos tienen una doble cara. Por un lado lo que dicen en público, y por otra lo que hacen, maquinan y conspiran en privado. Si algo aportan estas filtraciones es el fin de la impunidad a este tipo de decisiones a escondidas.

Entre las revelaciones más escandalosas está la confirmación de una sospecha ya muy extendida, la alianza de EEUU y miembros del Gobierno español para fomentar los cultivos y alimentos transgénicos tanto en España como a nivel europeo, favoreciendo así los intereses de multinacionales como Monsanto o Syngenta frente al medio ambiente, la salud pública, los modelos de agricultura más sostenibles, los derechos del consumidor o la mayoritaria oposición social.

Trasgénicos y política

La situación llega al extremo que la Embajada Americana en Madrid conocía el sentido del voto de España en Bruselas antes siquiera de que éste se decidiera en el organismo correspondiente, el Consejo Interministerial sobre Organismos Modificados Genéticamente. O que los Secretarios de Estado de Agricultura, Josep Puxeu, y de Comercio Exterior, Alfredo Bonet, conspiraran con la Embajada para impulsar los transgénicos a nivel europeo. Resulta igualmente muy inquietante ver cómo se valoran por parte de EEUU tan positivamente la salida de Cristina Narbona o la entrada de la Ministra Garmendia (anteriormente presidenta del lobby empresarial de la biotecnología) en el Gobierno.

Controles científicos de OMG

Hasta la fecha la única reacción por parte de miembros del Gobierno ha sido de la Secretaria de Estado de Cambio Climático quien ha defendido “el máximo rigor” de los controles científicos a los que se someten los organismos modificados genéticamente, realizados por la Comisión Nacional de Bioseguridad. Sin embargo, esta comisión está formada por muy pocos científicos, todos del ámbito de la biotecnología, y con una relación demasiado estrecha con la industria a la que debe regular como para confiar en sus decisiones. La reciente publicación de las actas de esta Comisión, tras años ocultas a la opinión pública, demuestra inequívocamente la total falta de rigor y control sobre los transgénicos en nuestro país. Nadie vigila, nadie hace cumplir la ley, y mientras, las multinacionales campan a sus anchas.

España es el único país de la UE que cultiva transgénicos a gran escala. Mientras, las principales potencias agrarias como Francia, Alemania o Polonia los han prohibido en base a evidencias científicas sobre sus impactos ambientales, daños económicos e incertidumbres para la salud. En cambio, aquí, los sucesivos Gobiernos ignoran la fuerte oposición de la sociedad española a los transgénicos, que se manifiesta en las encuestas de opinión (aumentando la oposición a medida que los ciudadanos estén más informados), iniciativas legislativas populares, municipios y regiones declaradas libres de transgénicos, manifestaciones masivas y miles de acciones e iniciativas locales.

Transgénicos. Humor ambiental #porelclima. Por López #COP21

Transgénicos. Humor ambiental #porelclima. Por López #COP21

El Gobierno se está quedando sin argumentos para defender los transgénicos, ni están sometidos a un control riguroso, ni tienen el beneplácito de los ciudadanos. Al contrario, se acaba de evidenciar que el apoyo incondicional a los transgénicos por parte del ejecutivo respondía, hasta la fecha, más bien a otro tipo de intereses.

¿Qué mejor forma de demostrar transparencia, puerta abierta a los ciudadanos y decisiones desde el corazón y la sensibilidad, que de acabar con esta política a contracorriente de la opinión pública? España no necesita los cultivos transgénicos. La Ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino no lo puede dudar un instante, debe prohibir su cultivo, en defensa del medio ambiente, la agricultura y la salud pública, y por respeto a la sociedad española que los rechaza.

Liliane Spendeler – Directora ambiental de Amigos de la Tierra

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena   , director de EFEferde y EFEfuturo

     



Secciones: