El también lo haria ¿y tú? El compromiso de la adopción y tenencia responsable de mascotas Por Alejandra Botto

La Wikipedia define : “Un animal de compañía o mascota es un animal doméstico conservado con el propósito de brindar compañía o para el disfrute del poseedor. Los animales de compañía no son conservados para traer beneficios económicos o alimenticios.” Quienes sentimos amor por los animales y especialmente por los perros, leemos esta definición y …

La Wikipedia define : “Un animal de compañía o mascota es un animal doméstico conservado con el propósito de brindar compañía o para el disfrute del poseedor. Los animales de compañía no son conservados para traer beneficios económicos o alimenticios.”

Quienes sentimos amor por los animales y especialmente por los perros, leemos esta definición y pensamos que, en efecto, es una definición acertada y correcta. Las mascotas nos brindan su compañía, nos hacen disfrutar con su presencia, con su cariño.

Sin embargo y, por desgracia, no siempre parece quedar tan claro y sobre todo no queda siempre claro el comportamiento que los amos tenemos respecto a ellos.

Abrir las puertas de nuestro hogar a un perro, un gato, un pájaro, etc…no es abrir las puertas al juguete que nos hará reír con sus cabriolas y al que podremos poner en stop cuando nos aburramos como cuando apagamos la televisión.

Ante todo hemos de tener muy claro que las mascotas son seres vivos que no disponen de la capacidad y autonomía de decidir donde ir, que hacer o cuando comer. Son dependientes de sus amos y por tanto son los amos quienes dirigen sus destinos.

Por tanto, cuando se adopta un animal, el amo adquiere un compromiso de tenencia sobre él que jamás se debería quebrantar. La mascota debería ser entendida como un miembro más de la familia y por tanto necesita de los mismos cuidados que cualquier otro: alimentación, higiene, salud y por supuesto cariño.

Alejandra Botto

Pero incluso más allá del propio sentimiento individual de amor por nuestra mascota, la adopción y tenencia responsable se liga de modo inherente a la protección medioambiental. Nuestros perros, nuestros gatos, nuestros pájaros, no dejan de pertenecer al ecosistema natural que nos rodea y por tanto es importante contribuir a su mantenimiento a través de buenas costumbres responsables.

Así pues, la realización de campañas, actos solidarios de apoyo a la adopción y tenencia responsable de mascotas, parece un buen mecanismo de concienciación para amos, futuros amos e incluso para aquellas personas que jamás querrán tener una mascota en casa. Y todo por un motivo fundamental sobre el que planea el respeto y la tolerancia frente a los animales, frente a sus amos y frente a sus vecinos.

Como otras facetas humanas y sociales, la tenencia de mascotas a veces se toma a la ligera, para algunos es el capricho de tener esa dulzura de cachorro en casa sin pensar que después crecerá, pero tampoco es ajena a tópicos y prejuicios por parte de quienes no los tienen.

Considero importante reflexionar sobre ello y animo a que cada cual se haga sus propias preguntas y busque respuestas. ¿Qué hago si mi perro enferma y llora a las 3 de la mañana? ¿Por qué pongo mala cara si entro al ascensor y veo a mi vecino del 5ª subiendo a su pastor alemán en él?.

Las respuestas mas lógicas podrían ser : si mi perrito enferma y llora habrá que buscarle un veterinario que lo atienda y si mi vecino sube a su pastor alemán en el ascensor seguro está sano, limpio y por supuesto no me va a morder. Pero…¿todos responderíamos lo mismo?.

Retomando parte de la definición de inicio: “no son conservados para traer beneficios económicos o alimenticios”, por lo tanto nuestros animales de compañía deberán ser mantenidos por el vínculo afectivo que nos llevó hasta ellos, procurarles una vida saludable y feliz y mantener a nuestro lado a ese amigo fiel que deseábamos tener.

Alejandra Botto

www.perroton.org

www.circoecologicodealejandrabotto.es

www.abottpro.com 




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com