El futuro de las aguas profundas: ¿protección o amenaza?

El futuro de las aguas profundas: ¿protección o amenaza?

El futuro de las aguas profundas: ¿protección o amenaza?

La fragilidad de los ecosistemas marinos de profundidad es una realidad reconocida por el panorama científico mundial. Las aguas profundas, que presentan zonas de gran biodiversidad, alojan a un elevado número de especies con características únicas y hábitats absolutamente excepcionales, de una extrema vulnerabilidad y lentitud de recuperación.

Conocido es también, que muchas de las especies de peces que habitan las profundidades marinas son particularmente vulnerables a las actividades pesqueras debido a que son especies de crecimiento lento, vida larga y lenta maduración sexual, y con baja capacidad de reproducción. Aún así, la realidad es que las poblaciones de peces de profundidad del Atlántico noreste se encuentran entre las más explotadas del mundo, por la flota europea. Además, las redes agalleras de fondo, y en especial, el arrastre de fondo, arte de pesca predominante en la pesca de aguas profundas, se encuentran entre las artes de pesca más destructivas y menos selectivas.

Así, corales milenarios de aguas frías, praderas de esponjas de profundidad, y un sinfín de especies que crean hábitats en el entorno de aguas profundas sufren la destrucción de, especialmente, barcos de arrastre que labran estas áreas en busca de sus capturas provocando, además de la destrucción de los fondos marinos, sobrepesca sobre especies vulnerables y una gran cantidad de captura accidental. La Unión Europea, empezó a regular tan sólo en el año 2002, mediante el Reglamento (EC) 2347/2002 actualmente en vigor, las pesquerías en aguas profundas de barcos europeos en el océano Atlántico Noreste pero, más de diez años después, se ha mostrado inefectivo llevando al agotamiento de muchas especies de peces de profundidad y a la destrucción de ecosistemas marinos vulnerables. Casi la mitad de las especies de profundidad que contempla la normativa actual no están sujetas a límites de captura y, entre las veintiséis especies que sí presentan límites de captura, dieciocho se encuentran catalogadas como “vulnerables” o “en grave estado de agotamiento” por la UICN.

Por ello, significó un importante paso adelante cuando, en julio del 2012, la Comisión Europea publicó una propuesta legislativa para la revisión del actual reglamento sobre la pesca de aguas profundas de la UE y en aguas internacionales del Atlántico. Esta propuesta pretende mejorar la gestión de las poblaciones de peces de profundidad, basando los límites de capturas a las consideraciones científicas para acabar con la sobrepesca, impedir la captura de las especies más frágiles y evitar los efectos adversos sobre los ecosistemas marinos vulnerables mediante la realización de estudios de impacto para todas las pesquerías de aguas profundas y eliminar progresivamente aquellas artes de pesca más destructivas; objetivos todos ellos compartidos por la Coalición para la Conservación de las Aguas Profundas (DSCC, por sus siglas en inglés), coalición de más de setenta organizaciones que aboga por una normativa europea que esté a la altura de los estándares la Asamblea General de las Naciones Unidas como marco para la protección de las aguas profundas.

Hoy, quince meses desde su publicación, esta propuesta está siendo discutida en el seno de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo y está a punto de batir el récord de retrasos en su tramitación, provocados por una fuerte presión de la industria pesquera y algunos gobiernos afines en contra de la revisión y mejora de la normativa actual.

Hoy, es necesario reclamar que no existan más retrasos en la votación de la Comisión de Pesca, programada para el próximo 4 de noviembre, y que los diputados voten con la consciencia y rigor adecuados para asegurar una normativa que realmente proteja los ecosistemas marinos vulnerables de la destrucción de determinadas artes de pesca y las poblaciones de peces de profundidad de una sobrepesca insostenible tanto para la salud de estos hábitats como de las pesquerías.

Àlex Bartolí

Deep Sea Conservation Coalition

 




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com