COP22: es hora de acelerar la acción por el clima. Por (*) Markku Markkula

COP22: es hora de acelerar la acción por el clima. Por (*) Markku Markkula

El Acuerdo de París entró en vigor el 4 de noviembre de 2016. La cumbre mundial del clima COP22 que se celebra en Marrakech ahora tiene que poner en marcha el acuerdo. Los dirigentes locales advierten que, para invertir la tendencia del calentamiento global, es necesaria una nueva gobernanza que garantice una financiación en favor del clima y un diálogo permanente entre ciudades y regiones, gobiernos nacionales y organismos de las Naciones Unidas. Los esfuerzos de las ciudades y las regiones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero son esenciales a fin de colmar la brecha persistente entre los compromisos relacionados con el clima y el objetivo de mantener el aumento de la temperatura a «muy por debajo de 2 °C».

Marrakech no es solo una nueva Conferencia de las Partes (CP) sobre el cambio climático. Debe aprovechar el impulso existente y responder a las expectativas generadas por el Acuerdo de París, posiblemente el acuerdo más ambicioso sobre el cambio climático adoptado nunca. Ahora es el momento de aplicar el acuerdo y hacer todo lo posible para acelerar la acción por el clima. Esto es lo que está en juego en Marrakech.

La acción por el clima

Con arreglo a los compromisos vigentes, se prevé que las temperaturas todavía aumenten más de 3 °C hasta finales de siglo, en claro contraste con el «muy por debajo de 2 °C» fijado en París. Para alcanzar este objetivo, es necesario que los gobiernos nacionales integren los esfuerzos de las regiones y ciudades para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Por esta razón, el Comité Europeo de las Regiones –la asamblea de la UE de los entes locales y regionales– mantiene su petición de una nueva gobernanza mundial sobre el clima.

Una nueva estructura mundial debe incorporar formalmente a los entes locales y regionales en la concepción y ejecución de un plan de acción claro sobre el clima para poner en práctica el acuerdo de París. Dicha estructura debe supervisar los objetivos vinculantes, seguir los avances realizados mediante mecanismos de evaluación y aportar instrumentos financieros adaptados para transformar los compromisos en resultados concretos. Necesitamos objetivos más ambiciosos a fin de seguir limitando el calentamiento global, por lo que pedimos a la UE que lidere el proceso y se comprometa a reducir los niveles de 1990 de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 50 % en vez de en un 40 % de aquí a 2030.

Cambio climáticos, las ciudades y las regiones

En París se reconoció formalmente el papel de las ciudades y regiones en la lucha contra el cambio climático, lo que constituye el punto de partida, pero debemos ir más allá. Como ha puesto de relieve el PNUD, los entes locales y regionales se encargan de aplicar más del 70 % de las medidas para mitigar el cambio climático y hasta el 90 % de las medidas de adaptación. En Marrakech nuestro Comité presentará la posición de las ciudades y regiones en las negociaciones de la COP22, sobre todo respecto de la financiación, el desarrollo de las capacidades y una gobernanza integradora para objetivos más ambiciosos.

Cabe recordar que la creación de una economía sin emisiones de carbono netas en la segunda mitad de este siglo ofrece una oportunidad para crear nuevos puestos de trabajo mediante la inversión en energías limpias e innovación ecológica que impulsarán nuestras economías. Para los representantes locales, una mejor calidad del aire, la reducción de los costes energéticos, una mayor eficacia de los sistemas de transporte y el crecimiento verde son importantes desde el punto de vista económico y político.

Esta motivación debe ser compartida por los entes locales y regionales. Por ello, el Comité aprovechará la cumbre de Marrakech para presentar los logros del Pacto de los Alcaldes que, tras su fusión con el «Compact of Mayors» en junio de 2016, constituye el mayor movimiento urbano sostenible a nivel mundial.

La iniciativa reúne a miles de entes locales y regionales que se comprometen, voluntariamente, a aplicar los objetivos climáticos y energéticos de la UE en sus territorios. Los firmantes de la UE, incluidos casi 200 miembros del Comité, se comprometen a reducir las emisiones de CO2 en al menos un 40 % antes de 2030 y a adoptar un enfoque integrado para mitigar el cambio climático y adaptarse a él. Con nuestro ejemplo queremos allanar el camino para incrementar la aceptación del modelo del Pacto entre las ciudades y las regiones de Marruecos, África y el Mediterráneo.

Durante la COP22, el Comité Europeo de las Regiones coorganiza, junto con las autoridades marroquíes, la Cumbre sobre el Clima para Líderes Locales y Regionales en la que cientos de representantes locales y regionales debatirán nuevas maneras de financiar la transición sostenible de los territorios y adoptarán la «Call of Marrakech», la petición de los entes locales del mundo para actuar en favor del clima.

La Asamblea Regional y Local Euromediterránea (ARLEM) celebrará en Marrakech la reunión de su Comisión de Desarrollo Territorial Sostenible, que debatirá sobre la cooperación transfronteriza, así como la energía y el cambio climático. También esperamos compartir nuestra experiencia sobre el informe especial respecto de las ciudades y regiones que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) debe emitir en 2023. Los entes locales y regionales deben formar parte de la nueva gobernanza climática mundial y cooperar con los Estados nacionales y la CMNUCC a fin de elaborar de un decisivo «plan de acción para las ciudades y regiones».

El cambio climático es una de las mayores amenazas a las que nos enfrentamos y la verdad innegable es que se trata de una carrera contrarreloj. Sin la plena participación de las ciudades y regiones en el proceso sobre el clima de las Naciones Unidas, no alcanzaremos nuestro objetivo último: un mundo sostenible, hipocarbónico, resiliente y respetuoso con el medio ambiente para las generaciones actuales y futuras.

(*) Markku Markkula
Presidente del Comité Europeo de las Regiones

Sobre el Comité Europeo de las Regiones

El Comité Europeo de las Regiones es la asamblea de la UE de los representantes regionales y locales de los veintiocho Estados miembros. Creado en 1994 en virtud del Tratado de Maastricht, su misión consiste en hacer participar a los entes regionales y locales en el proceso decisorio de la UE e informarles acerca de las políticas de la Unión. El Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea consultan al Comité en aquellos ámbitos políticos que afectan a las regiones y ciudades. Para formar parte del Comité Europeo de las Regiones, sus 350 miembros y 350 suplentes deben ser titulares de un mandato electoral o tener responsabilidad política ante una asamblea elegida, a nivel regional o local. 

divider]

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de Efeverde Efefuturo

     



Secciones:   
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies