COP 25 ha de ser un punto sin retorno en bien de la humanidad. Por (*) Amalio de Marichalar

COP 25 ha de ser un punto sin retorno en bien de la humanidad. Por (*) Amalio de Marichalar

COP 25 ha de ser un punto sin retorno en bien de la humanidad. Por (*) Amalio de Marichalar

(*) Amalio de Marichalar.- Cuando estábamos haciendo ya las maletas veinticinco mil personas de todo el mundo para asistir a la Cop 25 de Santiago de Chile, la cumbre de cambio climático se ha tenido que suspender, así como la importante cumbre Asía -Pacífico, que se celebraba pocos días antes.

Hemos de agradecer siempre al Presidente Sebastián Piñera, y a Chile este enorme esfuerzo, pues ya en la carta previa del Presidente Piñera hemos visto el compromiso que Chile está dispuesto a aportar a esta cumbre trascendental del cambio climático, llamándonos a todos a la sensatez y responsabilidad, pues el tiempo se ha acabado. Se podrán compartir o no teorías a favor o en contra pero el cambio climático es un hecho que esta ahí.

Es una suerte poder seguir contando con su presidencia, si bien la cumbre se desarrollará en Madrid – hay que ver, agradecer y actuar en consecuencia, dada la importancia del peso de España como nación, para Hispanoamérica-, ya que Chile y la Cop 25 han de ser un punto sin retorno en bien de la humanidad.

Pero, además, en este momento, a la trascendencia de la cuestión, hay que añadir unos hechos muy graves que se están desarrollando a nivel local y global y que no parecen casuales. Es muy sospechoso que a pocos días de esta importantísima Cop 25 en Chile, se hayan producido disturbios tan importantes y desde luego manipulados, para impedir dos celebraciones estratégicas en una democracia tan consolidada y ejemplar en toda el área y en el mundo, y liderada en estos momentos por un gobierno muy capaz de hacer las cosas bien. Chile es una referencia indispensable y su presidencia en la Cop va a ser esencial. No puedo estar más de acuerdo cuando el Presidente Piñera afirma que “ lo que afrontamos no es una cuestión de creencias políticas o ideologías , sino que es cuestión de ciencia, cuyas consecuencias están a la vista …” y que hay dos posturas, la de los escépticos y esperar a ver lo que pasa asumiendo las consecuencias, o la de los que creemos que hay que enfrentarse al desafío, actuar, y cambiar el curso de la historia, pues  ya sabemos demasiado para seguir siendo escépticos …”  “superando la falsa dicotomía entre el crecimiento económico y la protección del medioambiente”. “El desarrollo o es sostenible o no es desarrollo. Estos dos conceptos no compiten, se complementan”.

“Este no es un desafío ambiental, es un desafío moral con nosotros mismos, con nuestros hijos y con las generaciones venideras“.

Plantea el Presidente Piñera un ambicioso plan de acción para pasar de los discursos a la acción y sin duda va a ser una cumbre trascendental.

Pero Desarrollo Sostenible es aún mucho más, que el cambio climático, pues desafíos como la pobreza, la educación, el agua, la infancia, la salud, el mundo digital, los movimientos migratorios, la contaminación, la energía, la biodiversidad, los océanos, la alimentación y agricultura, el comercio, las guerras y ataques terroristas etc… además de estar todo interrelacionado, son en sí mismos problemas de enorme dimensión local y global.

Cultura y medio ambiente

Por ello es esencial vincular urgentemente la cultura, entendida como la mejor herencia moral de la sociedad, como cuarto pilar del Desarrollo Sostenible y su piedra angular. Y en ello es básico y anterior, la dignidad de la persona como cuestión clave, pues es previo un desarrollo sostenible humano a cualquier otra circunstancia.

No se pueden entender por tanto los necesarios avances en sociedades manipuladas por extremismos nacionalistas xenófobos y dictatoriales o en anacrónicas dictaduras comunistas y represivas que rechazan desde décadas la democracia. La libertad y dignidad de la persona, son los valores esenciales para construir un Desarrollo Sostenible e inteligente, valores que desde hace veintidós siglos atesora la heroica ciudad de Numancia, que junto a todo lo que Roma nos legó, son el regalo para cimentar la mejora de la democracia, y la esencia de los valores de nuestra cultura, al frente de un Desarrollo Sostenible e inteligente.

Estamos en un nuevo paradigma de desarrollo. Esto es ya incuestionable y desde la sociedad civil hemos de impulsar todas las posibilidades que ello tiene y asumir responsabilidades, aunque diferenciadas con los gobiernos. Los avances que hoy hemos logrado en diez años antes necesitábamos cincuenta y está por venir una mayor intensidad de los mismos que a su vez hemos de saber utilizar en bien del conjunto, pues también las brechas se dejan sentir de forma muy lacerante.

Pero por encima de todo el bienestar de la sociedad no tiene parangón con lo que era hace un siglo.

Hemos de saber por tanto asumir nuestros mayores conocimientos y alta tecnología para afrontar retos que la globalización nos ha descubierto ante nuevos problemas, sea en el medio rural o en las ciudades, y así en cada rincón de la tierra.

El mundo de la empresa

Esta Cop 25 ha de ser la de las soluciones en marcha y donde el mundo de la empresa está dando un ejemplo pionero para la aplicación de dichas soluciones , tanto en captura de carbono , como en aminoración drástica del mismo, soluciones en eficiencia energética y para el agua,-dos pilares esenciales de desarrollo-; soluciones en movilidad, contaminación, respuesta digital, salud, educación, agricultura, etc….; soluciones que ya existen y que requieren de financiación en países en vías de desarrollo, pero acordando su puesta en marcha sin dilación y para todos, pues los problemas son globales debiéndose actuar localmente.

Nos jugamos muchísimo, como dice el Presidente de Chile, y España tiene la obligación de responder unida a un desafío de tal magnitud. Vamos a estar en presencia internacional durante muchos días y España ha de actuar como la gran Nación que es, apelando a su mejor historia, la que el mundo admira, y creer firmemente en trabajar unidos a favor del bien del conjunto de la sociedad, donde no caben titubeos de imposición regional.

Nos jugamos la credibilidad de lo que construyeron nuestros antepasados y el tesoro que nos legaron, para volcarlo en las mejores soluciones que el mundo nos va a exigir los próximos días en bien de toda la humanidad.

Paz y seguridad, derechos humanos y desarrollo sostenible, son el trípode para reafirmar y mejorar la democracia. Sepamos en España en esta responsabilidad histórica que Chile deja en nuestras manos,- nunca una oportunidad así se le confiere a una nación si no es por el cúmulo de valores que acumulamos y en especial compartimos con Hispanoamérica-,  cumplir lo que el mundo espera de nosotros, en bien de las presentes y futuras generaciones, y haciendo los mejores votos para el éxito de la presidencia que Chile encabeza de esta cumbre histórica.

 

(*) Amalio de Marichalar

*Amalio de Marichalar

Conde de Ripalda.

Presidente del Foro Soria 21, para el Desarrollo Sostenible

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena   , director de EFEferde y EFEfuturo




Secciones: