CLIMA, PESCA Y OCÉANO: Más allá de las palabras. Por Àlex Bartolí.

CLIMA, PESCA Y OCÉANO: Más allá de las palabras. Por (*) Àlex Bartolí

CLIMA, PESCA Y OCÉANO: Más allá de las palabras. Por (*) Àlex Bartolí

A pesar de que los científicos y las ONGs hemos estado informando y alertando sobre la crisis climática durante años, recientemente estamos oyendo hablar casi a diario sobre este tema. Manifestaciones y movilizaciones alrededor de casi todo el planeta nos muestran una preocupación y concienciación creciente entre la población, siendo una demanda aparentemente aceptada por la mayoría de la clase política.

Esta se apresura a decretar estados de emergencia climática en diferentes ciudades y países (como por ejemplo acaba de hacer España en este inicio de 2020). Es capaz de generar grandes discursos en parlamentos y foros internacionales y ponerlo en primera línea de todas las agendas políticas. En si mismo, esto es una buena señal que indica que, aunque tarde, tal vez empezamos a ver las consecuencias y tratamos de poner soluciones.

Declaraciones y contenido

La realidad, cuando se escarba un poco, es que estas declaraciones de emergencia climática y grandilocuentes discursos están, a menudo, vacíos de contenido y de acciones específicas y, en demasiadas ocasiones contradicen sus propias agendas.

El Informe Especial del IPCC sobre el Océano y la Criosfera en un Clima Cambiante, de 20191, expresaba claramente que los gobiernos deben hacer coincidir sus acciones en el océano con sus compromisos para con el clima. También en 2019, se publicaba un documento de trabajo por el Dr. Rashid Sumaila y el Dr. Travis Tai, de la Universidad de Columbia Británica2, donde se concluye que “la sobrepesca y el cambio climático no son problemas mutuamente excluyentes que deban abordarse por separado”.

Siguiendo la línea de estas importantes declaraciones científicas, el 19 de noviembre de 2019, el Consejo de la UE adoptó las Conclusiones sobre los Océanos y los Mares, en las que se destaca que el cambio climático es una amenaza directa y existencial para la vida en el océano y que “los Estados miembros subrayan unánimemente la necesidad de una acción inmediata contra las crecientes amenazas que pesan sobre nuestros océanos, mares y zonas costeras”. También en esta línea, el Acuerdo Verde Europeo reconoce que “las soluciones duraderas al cambio climático requieren una mayor atención a las soluciones basadas en la naturaleza, incluyendo mares y océanos sanos y resistentes”. Y por fin, el nuevo Comisario europeo de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius subrayó el pasado diciembre que los océanos son “parte de la solución” contra el calentamiento global.

Nuevos retos climáticos

Aunque todas estas declaraciones y movimientos son en si mismos positivos, la realidad es que a pesar de todas las evidencias y advertencias, la clase política sigue sin reaccionar adecuadamente a los nuevos retos climáticos. Un claro ejemplo de ello se dio en el último Consejo de Ministros de Pesca y Agricultura (AGRIFISH) del año pasado, donde se decidieron las cuotas de pesca para el Atlántico noreste. A pesar de tener un mandato legal y vinculante de la Política Pesquera Común, que obligaba a que todas las especies comerciales debían de ser pescadas de forma sostenible, los Estados y la Comisión Europea acabaron acordando unos límites de pesca que siguen manteniendo un elevado número de poblaciones en situación de sobrepesca.

El océano absorbe el 20-30% del carbono procedente de las emisiones de CO2 y metano a la atmósfera y, juntamente con los grandes hielos, absorbe aproximadamente el 90% del exceso de calor del sistema. Proporciona o regula gran parte del agua de lluvia, el agua potable, los alimentos y los sistemas climáticos de nuestro planeta.

Ecosistemas vitales

El mar, sus ecosistemas y sus habitantes son vitales para que podamos afrontar la lucha contra la emergencia climática con garantías. Un ecosistema marino sano siempre presentará una mayor resiliencia a los impactos derivados del cambio climático. Por ello, acabar con la contaminación marina y la sobrepesca, y proteger el océano son acciones climáticas de primer nivel que deberían aplicarse más allá de los discursos: con acciones.

2 Ending Overfishing Can Mitigate Impacts of Climate Change, (Poner fin a la sobrepesca puede mitigar los efectos del cambio climático)

(*) Àlex Bartolí es biólogo marino y consultor en pesquerías

Foto: Archivo @arturolarena para @efeverde

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de Efeverde Efefuturo

 




Secciones: