Ciudades inteligentes y sostenibles. Por (*) Luis Jiménez Herrero

Vista del parque deportivo de Moratalaz (Madrid).

Autor: Luis Jimènez Herrero, director ejecutivo del OSEEl protagonismo socioeconómico y ambiental de las zonas urbanas es cada vez más palpable. Se plantean grandesdesafíos y oportunidades para las ciudades tanto en términos de competitividad en una economía globalizada como de respuesta estratégica al cambio climatico dentro del fenómeno del Cambio Global. Las ciudades, en general, …

Autor: Luis Jimènez Herrero, director ejecutivo del OSEEl protagonismo socioeconómico y ambiental de las zonas urbanas es cada vez más palpable. Se plantean grandesdesafíos y oportunidades para las ciudades tanto en términos de competitividad en una economía globalizada como de respuesta estratégica al cambio climatico dentro del fenómeno del Cambio Global. Las ciudades, en general, suponen el 1% del territorio, consumen el 75% de la energía, generan el 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero y acaparan el 85% de la riqueza económica en términos de PIB.

Por eso, cabe pensar que la mejora de la calidad de vida y los progresos hacia la sostenibilidad se van a decidir en el próximo futuro, fundamentalmente, en las ciudades. Y si nuestras ciudades no son sostenibles tampoco conseguiremos que lo sea el propio planeta como ecosistema global.

Con una visión prospectiva, la sostenibilidad urbana puede recibir un impulso decisivo con la aplicación de las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC). Porque se trata de gestionar de forma sostenible e inteligente el “metabolismo” de un municipio, es decir, los modos de vida, de la producción, del consumo y de las pautas de distribución del espacio.

Las ciudades en su calidad de “Ecosistemas Urbanos Complejos” necesitan nuevos esquemas de planificación,gestión racional y gobernanza participativa considerando los flujos de materia, energía e información, pero sobre todo atendiendo a las interrelaciones e interdependencias de los procesos socioeconómicos, ambientales y territoriales, centrando las prioridades en los elementos transversales más relevantes para la sostenibilidad tales como la gestión urbana, la movilidad, la construcción y el urbanismo con un enfoque integrador.

Las TIC no solamente favorecen una economía más desmaterializada y más sostenible, en general, sino que tienen una incidencia notable en la configuración de ciudades inteligentes (Smart Cities) incorporando procesos de sostenibilidad urbana que van desde efectos tecnológicos directos (eficiencia) y cambios en el comportamiento y en pautas de producción y consumo (teletrabajo), hasta la creación de capacidades para la toma de decisiones (implantación de políticas para la sostenibilidad) y la participación social efectiva (corresponsabilidad y gobernanza)

Especialmente en el campo de la optimización de la demanda de energía, las TIC ofrecen modelos de gestión urbana ambientalmente mucho más sostenibles en cuanto al ahorro de energía y de emisiones. Y éste ha sido uno de los primeros elementos a la hora de plantear las Ciudades Inteligentes: mayor eficiencia energética, de materiales, de movilidad, edificación y de uso suelo con gestión racional en aras de una nueva sostenibilidad urbana.

En la UE el consumo energético de los edificios representa aproximadamente el 40% del consumo final de energía (en España un poco menos de la mitad), realizándose más del 50 % en forma de electricidad. Aquí existe un alto potencial de ahorro energético rentable que, de realizarse, significaría una importante reducción del consumo total de energía en los próximos años.

Igualmente en la UE los sistemas de transporte representan alrededor del 26 % del consumo final de energía. Los Sistemas de Transporte inteligentes (STI) pueden introducir patrones de logística eficientes con una mejora de la eficiencia energética y racionalización de la movilidad (mejora de la gestión del tráfico y del intercambio modal; tarjetas inteligentes en el transporte urbano en aeropuertos, estaciones de ferrocarril o autobuses; venta y pago electrónicos de billetes; información sobre los viajes; regulación del acceso y la gestión de la demanda, etc). Al mismo tiempo los STI pueden reducir la necesidad de transporte y movilidad (modificando la utilización delterritorio o fomentando el teletrabajo y las videoconferencias),

Tenemos que aprender a vivir inteligentemente la ciudad como “ciudad habitable” en un proyecto común de los ciudadanos en aras de un futuro sostenible común.

LUIS M. JIMÉNEZ HERRERO. DIRECTOR EJECUTIVO DEL OBSERVATORIO DE LA SOSTENIBILIDAD EN ESPAÑA (OSE). PROFESOR DE LA UCM.

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena   , director de EFEferde y EFEfuturo

     



Secciones: