Código rojo: Cuatro claves de la ciencia climática para la acción empresarial. Por (*) Germán Granda

sequía

Trece días ha costado extinguir el incendio declarado en Ávila con 22.000 hectáreas arrasadas. Se trata del incendio más extenso que ha sufrido Castilla y León en los últimos 40 años y el más grave del año en España. Grecia, Francia o Estados Unidos han sufrido desastres similares. Junto a los incendios, las inundaciones y el clima extremo observados en todo el mundo en los últimos meses son constataciones de las evidencias mostradas en el recién publicado informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC).

Siete años después de la última gran evaluación de la ciencia climática global, el nuevo informe confirmó las estimaciones tanto de la probabilidad como de la escala de los resultados negativos de nuestra trayectoria actual de calentamiento.

Un informe donde la ciencia muestra que el mundo se encuentra en un momento crucial y nos advierte que los impactos del cambio climático son mayores y de mayor alcance de lo que se pensaba anteriormente, y que la ventana de oportunidad para permanecer dentro del objetivo de temperatura de 1,5 ° C del Acuerdo de París se está reduciendo rápidamente.

Un análisis que sin duda marcará los resultados de la COP 26 así como el panorama político y empresarial en los próximos años.

 Desde el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD), del que Forética es el partner en España, se destacan las siguientes cuatro claves:

1) Nos calentamos: la última década fue más calurosa que cualquier otro período en 125.000 años, estamos casi sin tiempo. El CO2 en la atmósfera se encuentra hoy en el mayor pico en dos millones de años y este es un problema urgente a resolver. El IPCC estima que el calentamiento ha alcanzado alrededor de 1,1° C desde la industrialización a nivel mundial. Los datos muestran que el tiempo para actuar y permanecer en las rutas del Acuerdo de París está casi cerrado.

2) Es nuestra responsabilidad: los científicos pueden vincular eventos climáticos específicos con el cambio climático provocado por el hombre. Uno de los mensajes más claros del informe es la responsabilidad de la humanidad por el cambio climático y los científicos ahora pueden detectar la influencia humana en los fenómenos meteorológicos extremos. World Weather Attribution, un grupo de investigación internacional, necesitó pocos días después de la ola de calor de la costa oeste de América del Norte en junio para concluir que las temperaturas extraordinarias serían “virtualmente imposibles” sin el cambio climático.

3) Es preocupante: los modelos han afinado el rango de temperaturas previstas para el caso de duplicar los niveles de CO2 preindustriales. Ahora se estima que la respuesta de la Tierra a una duplicación teórica de los niveles de CO2 preindustrial está entre 2,5 ° C y 4 ° C, un rango mucho menor que 1,5 ° C a 4,5 ° C en el informe anterior del IPCC. Estos pronósticos incluyen algunos hallazgos preocupantes, por ejemplo, que los sumideros de carbono naturales, como los océanos y la naturaleza, se están saturando y perdiendo su capacidad para absorber el exceso de carbono. Además, la acción frente al metano (CH4), el segundo gas de efecto invernadero más importante después del CO2, y la ampliación de soluciones de eliminación de carbono surgen como prioridades urgentes.

 4) Estamos a tiempo: podemos establecer modelos más allá del cero neto, y hay buenas noticias. Si llegamos a un estado de cero neto, en unas pocas décadas el calentamiento cesará y las temperaturas se estabilizarán en un par de décadas. Pero algunos efectos, como el aumento del nivel del mar, seguirán siendo irreversibles durante siglos (y podrían ser más altos de lo previsto anteriormente debido al rápido derretimiento del hielo ártico).

De la ambición a la acción

 De cara a la próxima COP de Glasgow es interesante destacar que los hallazgos del informe fueron aprobados por los 195 estados miembros de la ONU antes de su publicación con un lenguaje más directo que en informes anteriores al enunciar, por ejemplo, que “es inequívoco que la influencia humana ha calentado la atmósfera, el océano y la tierra”.

En teoría, esto presagiaría unos resultados esperanzadores en la COP 26 aunque, no hay que caer en la ingenuidad, el acuerdo en la ciencia no significa ponerse de acuerdo en la asignación de responsabilidades o las acciones a tomar.

 En este contexto, la actividad del Clúster de Cambio Climático de Forética se centra en impulsar la contribución del sector empresarial a la descarbonización de España para 2050 alineada con los compromisos del acuerdo de París.

Para ello, junto a las más de 70 empresas participantes, se trabaja en la identificación y establecimiento de hitos intermedios que faciliten la senda hacia las cero emisiones, evidenciando el potencial de contribución que tiene el sector privado para lograr esta ambición.

Además, en el compromiso con la acción, Forética se ha aliado con la coalición internacional We Mean Business para promover ‘The Climate Pledge’ en España, una iniciativa internacional que potencia la alianza conjunta entre empresas, organizaciones y socios de distintos sectores para detener la crisis climática y resolver los retos que conlleva la descarbonización de la economía.

‘The Climate Pledge’ llama a las empresas firmantes a alcanzar antes de 2040 las cero emisiones netas de carbono, 10 años antes que lo establecido por el Acuerdo de París.

 Por un lado, como promueve la coalición We Mean Business, los gobiernos deben estimular mayores inversiones y reducir el riesgo de activos varados mediante la comunicación de planes claros y creíbles, el establecimiento de políticas coherentes y la implementación de medidas de apoyo para un desarrollo sostenible alineado a 1,5 ° C en todos los sectores de la economía.

 Al mismo tiempo, y ante las grandes oportunidades que se pueden aprovechar a través de una transición cuidadosamente gestionada, las empresas deben reconocer los beneficios de la acción climática.

Las decisiones políticas y empresariales correctas que se tomen hoy pueden impulsar más inversiones y estimular decisiones comerciales a favor de las soluciones climáticas en todos los países.

Hoy estamos en código rojo, pero tenemos la posibilidad de construir economías más fuertes, justas y resilientes: generando prosperidad y creando empleos decentes al mismo tiempo que protegemos la salud y el planeta.

 

(*) Germán Granda es director general de Forética.

 

 

 

 

 

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de EFEverde 

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)




Secciones: