Lo mejor de 2019: Instalar un autoconsumo en el tejado y producir tu propia energía. Por (*) Mario Sánchez Herrero

Lo mejor de 2019: Instalar un autoconsumo en el tejado y producir tu propia energía. Por (*) Mario Sánchez Herrero

Mario Sánchez-Herrero.- El Real Decreto aprobado en el Consejo de Ministros este viernes 5 de abril termina con el sinsentido de que el país con más horas de sol de Europa tuviera la normativa de autoconsumo más restrictiva del continente.

Este decreto supone el desarrollo normativo del Real Decreto Ley 15/2018, ratificado en octubre pasado, que ponía fin al campo minado de barreras con las que se regulaba el autoconsumo hasta ese momento. Faltaba sin embargo, concretar algunos aspectos de la nueva regulación que por fin ven la luz con este reglamento.

La ley 15/2018 eliminó el llamado impuesto al sol y reconoció el derecho de las personas a autoconsumir energía eléctrica sin cargos. Asimismo, reconoció el derecho al autoconsumo compartido por parte de una o varias personas, es decir, el autoconsumo en edificios de viviendas que hasta ese momento estaba expresamente prohibido. Por último, consagró el derecho de los autoconsumidores a recibir compensación económica por los excedentes. Hasta esta ley, los autoconsumidores se veían prácticamente obligados a regalar los excedentes.

Pero había que aterrizar los detalles concretos de esta profunda reforma. Y no ha sido hasta la publicación de este nuevo decreto que no han visto la luz detalles esenciales sobre la forma en que va a ser posible la generación distribuida en los próximos años.

Así, por ejemplo, sabemos ya que las instalaciones de pequeña potencia, de menos de 15 kW en suelo urbanizado, estarán exentas de solicitar punto de conexión: bastará con una comunicación a la distribuidora y a la Comunidad Autónoma, que se encargará de oficio de registrar las instalaciones. También sabemos ya el modo en que se remunerarán los excedentes vertidos a la red: será en la propia factura de la comercializadora donde aparecerán restando los kilovatios no autoconsumidos por los que se pagará al menos el precio de mercado de la electricidad en el momento del vertido. Por fin, queda también establecida la fórmula tipo a la que tendrán que acogerse las instalaciones de autoconsumo colectivo. Se entiende fácilmente con un ejemplo: en un edificio de 20 viviendas, en cuyo tejado quepa una instalación de 20 kW, se repartirá la electricidad de la planta de forma igual entre los vecinos, salvo acuerdo distinto entre ellos. Será, por tanto, como si cada vecino tuviera una instalación de 1 kW.

Ecooo

Foto facilitada por Ecooo de la iniciativa de subcontratación masiva voluntaria “Oleada Solar”. EFE

¿Regulación ideal?

A pesar del grandísimo avance que supone esta nueva norma para el desarrollo del autoconsumo en nuestro país, no podemos hablar de una regulación ideal. Falta por ejemplo, concreción en relación con los trámites de legalización de las instalaciones. Algunos aspectos se definen de forma demasiado amplia, quedando de esta forma a la interpretación,nunca favorable, de las compañías distribuidoras.

Solo se tienen en cuenta además los excedentes que se producen dentro de cada mes y no a lo largo del año, lo que permitiría compensar el exceso de producción del verano con el mayor consumo del invierno. Por último, no se permiten compensar consumos entre los vecinos que compartan instalación colectiva: siguiendo con el ejemplo anterior, el vecino que no consumiera el kilovatio de potencia que le corresponde por estar de vacaciones se verá obligado a evacuar esa electricidad y recibir por ella una compensación económica mucho menor que la obtendría si esa energía pudiera utilizarla el vecino que sí está consumiendo.

Es decir, que todavía hay margen de mejora en algunos aspectos del Real Decreto. Es un magnífico punto de partida y seguramente va a impulsar un crecimiento significativo en nuestro país. Pero resulta evidente la necesidad de contener con estos aspectos mejorables lo que de otra forma sería un boom que comprometería seriamente el status quo de las empresas del sector.

En ecooo, tras 250 instalaciones individuales, estamos preparados para la explosión de las instalaciones de autoconsumo compartidas. En una instalación compartida, se consume el 100% de la energía generada y por lo tanto, resulta mucho más rentable: siete años para pagar la instalación y 23 años de electricidad gratis. En ecooo somos plenamente conscientes de la urgencia del cambio climático y trabajamos para hacer realidad un modelo sin oligopolios y sin energías fósiles. Somos una empresa de la economía social y solidaria que cuyo objetivo es contribuir algo grande, un cambio de modelo energético y económico en manos de las personas.

Mario Sánchez Herrero, es profesor de Economía de la UCM y fundador de ECOOO
 Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de EFEverde y EFEfuturo 

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)

 



Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com