Aire, agua y suelos. Desafíos normativos y medidas del Plan de acción de contaminación cero de la UE . Por (*) Alexandra Farbiarz Mas

La ambición de este plan de acción es lograr que la contaminación del aire, el agua y el suelo se reduzcan a niveles que ya no se consideran perjudiciales para la salud y los ecosistemas naturales, respetando los límites que nuestro planeta puede soportar, creando así un entorno libre de tóxicos. Para ello, propone «invertir la pirámide» de acción y replantear la forma en que se diseñan, producen, entregan, realizan y/o utilizan y eliminan los productos. Esto significa que, en primer lugar, hay que prevenir la contaminación en su origen. El principio de prevención está en el corazón de este Plan.

Enfermedades y muertes causadas por contaminación

La contaminación del aire, el agua y el suelo supone enfermedades y muertes que, sin embargo, suceden de forma silenciosa.

¿En cuántas muertes y principales tipos de enfermedades se traduce?:

Por otro lado, combatir la contaminación supone, a su vez:

  • Luchar contra las desigualdades: las poblaciones vulnerables son las más expuestas a la contaminación.
  • Trabajar para reparar y sostener la biodiversidad amenazada, lo cual supone la actual extinción masiva de especies.
  • Beneficios económicos y reducción de costes por la inacción. En España, por ejemplo, el estudio de 2020 titulado: “Análisis de los beneficios del primer programa español de control de la contaminación atmosférica sobre los impactos en la salud y las externalidades asociadasrevela que: “La valoración monetaria de los efectos totales sobre la salud muestra que los costes de la contaminación atmosférica pueden alcanzar 15% del PIB nacional, y que se pueden esperar importantes beneficios de la adopción de las medidas adicionales de WAM2030 cuantificados en unos 58.115 M” .

Objetivos del plan de contaminación cero.

La ambición del Plan de contaminación cero para el agua, el aire y el suelo de la UE(de ahora en adelante el Plan) es lograr reducir la contaminación del aire, el agua y el suelo a niveles que ya no se consideran perjudiciales para la salud y los ecosistemas naturales y que respetan los límites que nuestro planeta puede soportar, creando así un entorno libre de tóxicos. Para ello, este plan de acción incluye la prevención de la contaminación en todas las políticas pertinentes de la UE.

Estrategia de la UE para la sostenibilidad de las sustancias químicas.

El marco financiero plurianual 2021-2027 y NextGenerationEU ofrecen oportunidades presupuestarias sin precedentes para apoyar estos objetivos e inversiones y luchar contra el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el agotamiento de los recursos y la contaminación en la UE, y su desarrollo en todo el mundo.

Este Plan significa «invertir la pirámide» de acción y replantear la forma en que se diseñan, producen, entregan, realizan y/o utilizan y eliminan los bienes. Esto significa que, en primer lugar, hay que prevenir la contaminación en su origen. Cuando no sea posible (todavía) evitar totalmente la contaminación, habrá que minimizarla. Por último, cuando se produzca la contaminación, habrá que remediarla y compensar los daños correspondientes.

Fuente: La Comisión UE

Medidas técnicas y jurídicas para alcanzar los objetivos del Plan 

En relación a la calidad del aire, se quiere lograr una mejor protección de la salud pública, en consonancia también con el plan «Vencer el cáncer» de la UE.

Documentos de interés mencionados: Ola de renovaciónIniciativa de la Nueva Bauhaus Europea.

La Directiva de tratamiento de las aguas residuales (TARU) está actualmente en proceso de revisión y en consulta pública.

Documentos mencionados de interés: Estrategia «De la granja a la mesa» , Directiva marco sobre la estrategia marina

Los suelos saludables son un importante sumidero de carbono de la Tierra, de aquí su importancia para la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, aproximadamente el 33% del suelo mundial está degradado y en la UE la erosión afecta al 25% de las tierras agrícolas. En este aspecto, y aunque durante un tiempo el suelo ha sido uno de los grandes olvidados en la política climática , ahora los distintos actores políticos de la UE, están tratando de revertir esta situación, como, por ejemplo, lo demuestra la Resolución del Parlamento Europeo sobre la protección del suelo, tal como lo comentamos en un post reciente de Terraqui.

En estos momentos, se está acabando de elaborar la Estrategia europea del suelo, que forma parte de la Estrategia de Biodiversidad aprobada el 20 de mayo.

Dentro de la Estrategia europea de sostenibilidad de la UE sobre sustancias químicas, el Reglamento REACH sobre registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias químicas, junto con el Reglamento CLP sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias químicas, son los principales instrumentos normativos de la Unión para la evaluación y gestión de sustancias químicas. Justo ahora, la UE ha lanzado una hoja de ruta de revisión de ambos reglamentos con el fin de alcanzar los objetivos de la Estrategia europea de sostenibilidad de la UE.

Para mantener nuestra huella de contaminación dentro de los límites que nuestro planeta puede soportar se debe aplicar más rápidamente y mejor los marcos normativos existentes en la UE que protegen el aire, las aguas dulces, los mares y los océanos, al tiempo que se trabaja urgentemente en la creación de un marco para evaluar periódicamente el estado de los suelos de la UE y adoptar medidas a todos los niveles para hacer frente a la contaminación y la degradación del suelo. En este sentido, cabe recalcar que el primer post del blog de Terraqui abrió, precisamente, con uno titulado: “El VII Programa de Acción de MA: la UE requiere una aplicación de la legislación ambiental mucho más eficiente”. Así pues, el reto de aplicar la legislación ambiental correctamente sigue siendo, hoy por hoy, un desafío para poder alcanzar los retos ya no solo de este Plan, sino de la mayoría de las políticas ambientales de la UE.

La Directiva de Emisiones Industriales es el principal instrumento que regula las emisiones contaminantes a la atmósfera, al agua y al suelo de más de 52.000 de las mayores instalaciones industriales de la UE. Si bien desde su aplicación, las emisiones de estas industrias han bajado, las emisiones atmosféricas de las mismas siguen representando cerca de 100.000 millones de euros al año en daños.

Documentos de interés mencionados: Plan de acción para la economía circularEstrategia de sostenibilidad de la UE sobre sustancias químicasMétodos de Huella Ambiental del Producto y Huella Ambiental de OrganizaciónEstrategia Europea FarmacéuticaActualización de los valores límite de concentración de contaminantes orgánicos persistentes (COP) en los residuos;  y las sustancias nocivas y persistentes en los productos, como las sustancias perfluoroalquiladas y polifluoradas (PFAS) en todos los usos no esenciales; Reglamento sobre el mercurioConvenio de Minamata sobre el mercurioConvenio de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos persistentes (COP);  Directiva sobre fiscalidad de la energía ; Proyecto sobre MTD de la OCDE para prevenir y controlar la contaminación industrial; Protocolo de Kyev sobre Registros de Emisiones y Transferencia de Contaminantes (PRTR). En cuanto a los “compromisos de contaminación cero” serán complementarios a la ya existente iniciativa de “Compromisos de Consumo Ecológico”.  Respecto al Reglamento sobre el traslado de residuos, su reforma quiere mejorar el control de las exportaciones de residuos, garantizar su tratamiento sostenible y restringir las exportaciones de residuos que tengan efectos nocivos para el medio ambiente y la salud en terceros países como, por ejemplo, los vehículos al final de su vida útil.

Documentos de interés mencionados: Directiva sobre delitos medioambientalesDirectiva sobre responsabilidad medioambientalComunicación sobre el acceso a la justicia en materia de medio ambiente; Reglamento de Aarhus.

Impulsar el cambio en la sociedad para lograr la contaminación cero

La ambición de contaminación cero requiere una acción y un cambio colectivos, donde cada cual tiene su papel. Para las empresas y los gobiernos, las inversiones privadas son una palanca clave. En 2019, se emitieron un 51% más de bonos verdes en todo el mundo en comparación con 2018 (por un total de 257.700 millones de dólares), principalmente debido a una mayor captación dentro de la UE. La aplicación de los criterios medioambientales (protección del agua, prevención y control de la contaminación, economía circular y biodiversidad) en el marco del Reglamento de Taxonomía Sostenible será una importante oportunidad para apoyar esta alentadora tendencia. Para ayudar a las empresas y a los gobiernos a medir el rendimiento económico de sus modelos de negocio y proyectos reflejando el verdadero valor de la naturaleza, la Comisión seguirá apoyando las prácticas contables normalizadas del capital natural y la presentación de informes ambientales más estrictos, como en la propuesta de Directiva sobre la presentación de informes empresariales sostenibles y, en su caso, promoverá la prevención de la contaminación como parte de la prueba de sostenibilidad para los grandes proyectos apoyados por InvestEU.

La UE seguirá promoviendo a nivel internacional un programa de finanzas verdes para movilizar el capital privado hacia inversiones ambientalmente sostenibles que apoyen los objetivos de contaminación cero, incluso a través de la Plataforma Internacional de Finanzas Sostenibles, que también incumbe a los Estados miembros, al Banco Europeo de Inversiones y otras instituciones financieras internacionales.

En cuanto al sector primario, la Comisión seguirá colaborando con los Estados miembros para seguir desarrollando y mejorando los servicios nacionales de asesoramiento a los agricultores, con el fin de crear capacidad para aplicar prácticas menos contaminantes, especialmente para reducir las emisiones de amoníaco y nitratos.  En este sentido, la Comisión también está desarrollando una visión a largo plazo para las zonas rurales de aquí al 2040, que también tiene la ambición de contribuir con acciones concretas respecto a la reducción de las emisiones.

El Pacto Europeo por el Clima tiene como objetivo implicar a los ciudadanos y a las comunidades en la acción por el clima y el medio ambiente. Complementando esta iniciativa, se desarrollará material informativo y aplicaciones específicas, empezando por la aplicación del índice de calidad del aire, utilizando los datos del Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus que facilitará el acceso a los datos disponibles en tiempo real y comparables en toda la UE, y la calculadora de la huella del consumidor que debe estar disponible en el segundo cuatrimestre de este año.

La Comisión aplicará la Agenda de Capacidades Europea para la competitividad sostenible, la equidad social y la resiliencia, para apoyar el desarrollo de un conjunto de capacidades ecológicas básicas para el mercado laboral, con el fin de orientar la formación en toda la economía, con vistas a crear una generación de profesionales conscientes del clima, el medio ambiente y la salud, así como de operadores económicos ecológicos. Además, la Comisión garantizará una amplia adopción de módulos de formación de la UE adaptados a los trabajadores del sector de la asistencia sanitaria y otros servicios sociales, con el fin de mejorar su capacidad para hacer frente a los riesgos medioambientales, al tiempo que garantizará una amplia adopción en la UE de las mejores prácticas actualizadas periódicamente para lograr avances tangibles en la identificación y la reducción de la exposición a los riesgos ambientales en los grupos vulnerables.

Para contribuir a que la transición verde y la sostenibilidad formen parte del currículo educativo, a finales de 2021, la Comisión propondrá una Recomendación del Consejo sobre la educación para la sostenibilidad medioambiental y un Marco Europeo de Competencias para el Cambio Climático y el Desarrollo Sostenible. Lanzada en diciembre de 2020, la Coalición de Educación para el Clima apoyará soluciones innovadoras con profesores y estudiantes, incluyendo el desarrollo de habilidades verdes. El programa Erasmus+ reforzará la dimensión ecológica en la educación y la formación y aumentará el número de oportunidades de movilidad en ámbitos de estudio con visión de futuro, como la planificación urbana, la sostenibilidad y la innovación o la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM).

La Comisión seguirá trabajando con las ciudades, en particular en el marco del reciente Acuerdo de Ciudades Verdes.

Promocionar la contaminación cero a nivel mundial

La UE promociona una diplomacia alrededor del Pacto Verde Europeo mediante el cual quiere promover sus objetivos entre países y otras entidades supranacionales. Además, quiere:

Seguimiento de los avances, previsión de tendencias e integración de la contaminación cero

Para integrar el seguimiento de los distintos tipos de contaminación y evaluar su impacto sanitario, ambiental, económico y social, la Comisión, en colaboración con las agencias pertinentes de la UE, desarrollará un marco integrado de seguimiento y perspectiva de la contaminación cero como parte del seguimiento más amplio del 8º Programa de Acción Medioambiental (EAP) actualmente en fase de tramitación . Para complementar la Vigilancia y Perspectiva de la Contaminación Cero, centrándose en los impactos sobre la salud, la AEMA desarrollará un «Atlas Europeo de Medio Ambiente y Salud» que también puede alimentar posteriormente el ya existente «Observatorio Europeo del Clima y la Salud».

En base a lo anteriormente dicho, la Comisión, en cooperación con el Comité de las Regiones, creará una nueva Plataforma de Partes Interesadas en la Contaminación Cero para reunir a las partes interesadas y a los expertos de diferentes ámbitos políticos para integrar eficazmente la agenda de la contaminación cero. Esta plataforma desarrollará y compartirá buenas prácticas sobre temas transversales, como la financiación de la innovación y el empleo para la contaminación cero, el impulso de la producción y el consumo sostenibles, así como la creación de centros temáticos como el Centro de Soluciones Digitales Verdes, el Centro de Tecnología del Aire Limpio y el Centro de Contaminación del Suelo. La Plataforma de Partes Interesadas en la Contaminación Cero también establecerá sinergias con otras iniciativas pertinentes, como el Pacto Europeo por el Clima. Este diálogo periódico e interactivo y la colaboración con los Estados miembros, las empresas, las organizaciones no gubernamentales, el mundo académico y otras partes interesadas también ayudarán a preparar el segundo Informe de Seguimiento y Perspectivas de la Contaminación Cero para 2024.

Reacciones y conclusiones

Este Plan de acción confluye en un momento en que la UE trata, también, de hacer la Ley Europea del Clima, actualmente en fase de tramitación y al que se ha llegado a un primer acuerdo

Habrá que ver qué tipo de reacciones a nivel internacional puede suscitar este Plan. Sin duda, en un mundo globalizado, un plan de contaminación cero que solo se aplique en Europa quedará mermado para poder cumplir con sus propósitos, habida cuenta de la gran capacidad de importación de la UE proveniente de países donde no siempre existen legislaciones o ambiciones contra la contaminación.

En este sentido se pronunciaba la industria química europea, la CEFIC, cuando el Plan era todavía una propuesta, en su position paper, para defender la competitividad de sus empresas en el mercado: “Sin embargo, si se hace esto en Europa sólo de forma aislada del resto de la comunidad internacional, se corre el riesgo de obstaculizar la capacidad de nuestra industria para prosperar y ofrecer soluciones a los retos sociales en un entorno competitivo.”

En el momento de la consulta pública del Plan de Contaminación O, la Asociación de Productores de Petróleo y Gas se pronunciaba a favor de los objetivos del Plan si bien recomendaba:

  • “Reforzar la aplicación, el cumplimiento y la armonización entre los Estados miembros de la legislación comunitaria vigente
  • Realizar evaluaciones de impacto exhaustivas de todas las propuestas legislativas y no legislativas futuras
  • Garantizar un marco normativo estable y predecible, necesario para las inversiones a largo plazo”

El bufete de abogados Client Earth, por su parte, que opina lo siguiente respecto a la contaminación atmosférica: “El objetivo de 2030 para la contaminación atmosférica que figura en el plan nos deja básicamente en el mismo punto en el que nos encontramos si se aplican en su totalidad las políticas vigentes en la actualidad. No es más que la ambición actual, reformulada.”

Por otro lado, el lobby ambientalista de la UE, el European Environmental Bureau también se ha pronunciado y echa en falta que el Plan no incluya el principio de «no causar daños significativos» (DNHS), concepto del cual Terraqui hizo un artículo recientemente, y que considera que debería ser una herramienta operativa clave, además de la evaluación adecuada del impacto ambiental conforme a las Directivas EIA y EAE.

En relación a los residuos, remarcar, por un lado, que, si bien la UE cuenta ya con un Plan de acción de economía circular, habrá que ver cómo se implementará la Estrategia europea de sostenibilidad para las sustancias químicas, para que los productos tóxicos no sigan siendo el “escollo de la economía circular”; y, por otro lado, ahora que España acaba de iniciar el trámite parlamentario de la nueva Ley de residuos, parece que en los próximos años deberá volver a modificarla ya que el Plan de Contaminación Cero establece como objetivo la revisión de la Directiva marco para el 2025, así como del Reglamento de Traslado de Residuos.

En cualquier caso, la ambición de este Plan supone una nueva vuelta de tuerca de la política europea respecto a los planteamientos de la aplicación del principio de prevención. Con este Plan, dicho principio parece ser el que deba regir, a partir de ahora, gran parte de las políticas económicas, sociales y ambientales de la UE. ¿Seremos capaces de implementar en los sistemas productivos todas las medidas propuestas de aquí al 2030?

 

Alexandra Farbiarz Mas
afarbiarz@terraqui.com
http://www.terraqui.com
Linkedin

Comunicóloga, formadora y coach. Licenciada en Sociología por la UB (1997). Máster en Comunicación Científica, especializada en Biotecnología y Medio Ambiente por la Universidad Pompeu Fabra (2000) y Máster en Coaching Personal por la Escuela Coach Creativo (2009). Especializada en mejora de la comunicación para organizaciones y personas, cuenta con más de 10 años de experiencia como responsable de comunicación para entidades públicas y privadas, como divulgadora y como organizadora de eventos técnicos y culturales, principalmente en el sector del medio ambiente.

Fotografía principal: Estela. @arturolarena para @efeverde

Esta tribuna se publica por gentileza de Terraqui y puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de Efeverde Efefuturo

[

ider]




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com