Marrakech, una oportunidad para que Ecuador se sume al Acuerdo de París. Por (*) Analiz Vergara

Amazon river, Cuyabeno, Ecuador. Description: Amazon river, Cuyabeno, Ecuador. Date Created: January 01, 2012 Copyright Credit: © Alejandro Polling / WWF-Colombia

Para países como Ecuador, la puesta en marcha del Acuerdo de París trae oportunidades y desafíos importantes.

Fotografía: Amazon river, Cuyabeno, Ecuador. Copyright Credit: © Alejandro Polling / WWF-Colombia

A pocos días de que entrara en vigor el Acuerdo de París, los gobiernos signatarios se encuentran reunidos en Marrakech, durante la COP22, donde comenzarán a definir reglas de juego para una implementación transparente y efectiva de las acciones globales a favor del clima. Además de su objetivo principal, la primera reunión del Acuerdo de París –conocida como CMA 1– es también una oportunidad para reforzar el llamado a que los países incrementen en el corto plazo el nivel de alcance de sus planes de acción: las contribuciones nacionales, que al momento son insuficientes para lograr las metas mundiales de desaceleración del calentamiento global y construcción de capacidades para afrontar los impactos del cambio climático.

Ecuador y el Acuerdo de París

Para países como Ecuador, la puesta en marcha del Acuerdo de París trae oportunidades y desafíos importantes. Por el lado de las oportunidades, el país tiene la posibilidad de potenciar a través del apoyo financiero y tecnológico -que en teoría deberá llegar desde los países desarrollados como parte del acuerdo climático-, las actividades que el gobierno viene implementando desde hace algunos años en los ámbitos de la adaptación al cambio climático en sectores como agricultura; y de la preservación de las reservas de carbono por medio de áreas naturales protegidas e incentivos para la conservación.

Ecuador tiene también la oportunidad de apoyar propuestas innovadoras para frenar la deforestación, como el REDD Indígena Amazónico, y de avanzar en la transformación de su matriz energética y productiva en línea con la actual tendencia a la baja de los precios del petróleo -principal producto de exportación del país-, abriéndose a la posibilidad de eliminar políticas que favorecen a las energías contaminantes, tales como los subsidios a los combustibles fósiles.

Entre los desafíos principales está el de conciliar las prioridades nacionales de desarrollo con las demandas del Acuerdo, que al ser de carácter universal, aplica tanto a los países más contaminantes como a aquellos como Ecuador, cuyas emisiones de gases de efecto invernadero tienen poco impacto en el estado global de la atmósfera.

Burning flare stacks in Atacapi Station. The flare stacks are next to the Campo Libertador, a thick rainforest outside Lago Agrio, which ranges among the most bio-diverse jungles in the world. Companies operating in Ecuador's Amazonian oil fields pump 235,000 barrels of oil a day out of the rainforest and huge unlined pits of crude oil leach into the forest, streams and neighbouring farmland. Sucumbios Province, Ecuador. Date Created: Copyright Credit: © James Frankham / WWF

Burning flare stacks in Atacapi Station. Foto: James Frankham/WWF

La contribución nacional prevista de Ecuador presentada el año pasado en el marco de las negociaciones del Acuerdo- INDC por sus siglas en inglés-, es una muestra de los esfuerzos por mantener ese importante balance entre compromisos internacionales y  prioridades nacionales, ya que presenta metas de mitigación y acciones de adaptación que se fundamentan en los objetivos ya existentes en la política pública del gobierno ecuatoriano. Asimismo, el INDC de Ecuador afirma la necesidad de que el Acuerdo de París fomente una cooperación de carácter amplio a nivel global, en un marco de respeto al espíritu original de la Convención. Este instrumento reconoce las diferencias entre países en cuanto a su responsabilidad ante el cambio climático y su capacidad para enfrentarlo, principio conocido como responsabilidades comunes pero diferenciadas y capacidades respectivas.

La necesidad de que la implementación del Acuerdo de París esté acompañada de un sentido de equidad no es una preocupación única del Ecuador, sino que será un factor determinante en el éxito del acuerdo climático, al representar una prioridad para muchos países en desarrollo. Cabe mencionar que cerca del 90% de los países que han firmado el Acuerdo  de París pero que aún no lo han ratificado son países en desarrollo, muchos de los cuales iniciaron ya, al igual que Ecuador, sus procesos de ratificación a nivel nacional pero no los completaron a tiempo para participar en las discusiones iniciales sobre modalidades y procedimientos que se llevarán a cabo en Marrakech.

No cabe duda de que estamos empujando al planeta cerca del límite aceptable en lo que respecta a cambios en el clima, con el riesgo de llegar a un punto sin retorno, por lo que la temprana entrada en vigor del Acuerdo de París es una buena noticia. No obstante, será fundamental para el triunfo del Acuerdo que a partir de esta primera reunión se sienten las bases de una interacción incluyente y equitativa entre todos los países, fomentando la implementación de acciones ambiciosas pero ancladas en las circunstancias nacionales, que den por resultado un esfuerzo conjunto exitoso para cambiar el rumbo de la actual crisis climática.

(*) Analiz Vergara, Oficial de Políticas, Áreas Protegidas Soluciones Naturales al Cambio Climático (SNACC), WWF

Otras tribunas en: WWF y el Clima en Marruecos, la COP22 de Cambio Climático

Esta tribuna puede reproducirse libremente, citando el órigen y a sus autores.




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com