Financiamiento climático una prioridad para Colombia. Por (*) Ximena Barrera

Colombia

(*) Ximena Barrera, Directora de política de WWF Colombia.- 2016 ha sido un año decisivo para Colombia y para el mundo entero. En menos de un año después de su adopción, el Acuerdo de París entró en vigor gracias a la enorme voluntad política de los países del mundo de hacerle frente al cambio climático. Actualmente, más de 100 países lo han ratificado y otros, como Colombia, se encuentran en proceso de hacerlo.

Fotografía: Inundaciones causadas por el fenómeno de la Niña en 2010-2011, laguna de La Cocha, Nariño, Colombia © Cristían Flóres-Pai / WWF Colombia

 

A pesar de todos los avances, los compromisos de los países del mundo siguen siendo insuficientes para cumplir con las metas del Acuerdo de París y el margen de tiempo para actuar se sigue reduciendo con el pasar de los días. Por eso, todos los países deben tomar acciones no solo para aumentar su ambición sino para generar la financiación necesaria para el cumplimiento de sus compromisos de reducción de emisiones y acciones tempranas para la adaptación. Tienen que ser eficientes y evitar a toda costa duplicar esfuerzos.

El financiamiento climático

El financiamiento climático debe aumentar. Necesitamos movilizar recursos públicos y privados para financiar las acciones de reducción de emisiones y aumentar la resiliencia de los territorios. De acuerdo con los informes del PNUD sobre la brecha de mitigación y adaptación, se deben invertir aproximadamente $510 mil millones adicionales anuales en los próximos 20 años si queremos hacerle frente al cambio climático de forma efectiva. Especialmente, si tenemos en cuenta que los costos de adaptación al cambio climático podrían duplicarse para 2030 y quintuplicarse para 2050, según lo reportó el PNUMA.

Por esta razón, previo a la COP 22 que se lleva a cabo en Marrakech los países desarrollados presentaron una hoja de ruta donde establecieron cómo van a cumplir con el compromiso de movilizar 100 mil millones de dólares anuales para apoyar a los países en desarrollo, de acuerdo con el compromiso del Acuerdo de Paris. Uno de los grandes retos planteados en el acuerdo es lograr un balance entre el apoyo para la adaptación y mitigación. Esto ha sido un llamado de los países en desarrollo como Colombia que han resaltado la importancia de aumentar la financiación en temas de adaptación considerando que según las Naciones Unidas en 2014 tan solo 14% de los fondos bilaterales se dirigieron para este fin.

Prioridad para colombia

Colombia es uno de los países que más sufre los impactos del cambio climático. La mayoría de su población está ubicada en zonas costeras propensas a inundaciones y en cimas de cordilleras, donde los suelos son inestables y la amenaza de escasez hídrica es alta. Fenómenos climáticos como el de La niña le costó al país 11,2 billones de pesos (reporte del 2010-2011), donde sectores como la vivienda y el transporte fueron los más afectados del país y el fenómeno de El niño reciente requirió gastos en atención por 1,6 billones de pesos. De acuerdo con el informe de diagnóstico para la construcción de la estrategia colombiana de financiamiento climático, se estima que se requerirá una inversión de al menos 0,87% del PIB anual de Colombia a 2030 para cumplir con metas de mitigación del país, sin contar inversiones en adaptación.

Una de las grandes apuestas para Colombia es contabilizar los recursos y necesidades de financiación para adaptarse al cambio climático, así como desarrollar un sistema de indicadores concretos que faciliten el monitoreo del avance de los países en la adaptación al cambio climático. Un gran paso en el tema de financiación, es el avance en el desarrollo de un sistema de Medición, Reporte y Verificación del financiamiento climático (MRV) que nos permitirá conocer los flujos de financiamiento público y privado, internacional y nacional, destinados a la financiación de medidas de adaptación y mitigación del cambio climático.

Estamos en un momento único. El país cuenta con información cada vez más precisa, hace un par de días lanzó su inventario nacional y departamental de gases efecto invernadero que detalla, por primera vez, a nivel local los sectores que contribuyen a las emisiones de gases efecto invernadero. Igualmente, cuenta con un marco institucional cada vez más robusto. Ya está en funcionamiento el Sistema Nacional de Cambio Climático que agrupa a los actores clave y es la instancia de decisión y diálogo sobre cambio climático más importante del país. El gobierno, está próximo a ratificar el Acuerdo de París, está cerca de aprobar la Política Nacional de Cambio Climático y presentar un proyecto de ley sobre el tema.

El país está avanzando en la apuesta climática y en su financiación, especialmente en este contexto de paz, pues solo de esa forma podrá construir un país más sostenible, resiliente, competitivo e incluyente.

Ximena Barrera, Directora de política de WWF Colombia

Otras tribunas en: WWF y el Clima en Marruecos, la COP22 de Cambio Climático

Esta tribuna puede reproducirse libremente, citando el órigen y a sus autores.




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com