Alimentación ecológica: una enorme realidad. Por (*) Oriol Urrutia

Alimentación ecológica: una enorme realidad. Por (*) Oriol Urrutia

Repasamos la situación del sector de la alimentación ecológica en España y algunas de sus claves. El movimiento bio se dará cita del 3 al 6 de mayo en el Palau Sant Jordi en la 25ª edición de BioCultura Barcelona.

El sector ecológico español se da cita de nuevo este mayo en BioCultura, celebrando su cuarto de siglo en Barcelona y el auge de la producción, ventas y consumo ecológico. Los pioneros del movimiento bio han conseguido en gran parte sus objetivos iniciales: la alimentación ecológica es conocida por una mayoría de la población, que comienza a entender sus enormes diferencias positivas frente a los alimentos de producción convencional -que van desde a nivel de salud del consumidor, calidad del producto, respeto por el medioambiente y por el productor, etc.

Queda mucho camino por recorrer, pero empezamos como sociedad a notar los beneficios de este trabajo y larga siembra. Hace unas pocas semanas podíamos ver ya como hecho demostrado en el informe recientemente publicado por la revista científica Advances in Agronomy, que la producción ecológica contribuye substancialmente a la mitigación del cambio climático (En promedio, las explotaciones ecológicas tienen un 44% más de ácido húmico, un 150% más de ácido fulílico, un 26% más de potencial para el almacenamiento de carbono a largo plazo y un 13% más de materia orgánica en el suelo).

Esta vertiente climática se suma a la medio-ambientalista, salud y ética-modelo de producción y de sociedad. Así pues, no cabe duda que un producto ecológico es claramente preferible a uno convencional. El punto clave ahora es: ¿cuánto está dispuesto a pagar el consumidor por estos beneficios?

El consumidor convencido y que apuesta por las bondades de los alimentos bio está en auge. A ello ha influido el trabajo del sector durante décadas, así como la reciente incorporación al mercado de los nuevos actores no especializados, que han abaratado y acercado los productos ecológicos a un público más amplio.

Alimentación ecológica: realidad en consolidación. ¿Pero qué tipo de alimentación ecológica queremos?

Es por supuesto genial que los productos bio lleguen cada día a más gente. Antes mencionábamos brevemente sus beneficios. Quedó comentar, que un producto ecológico lo es cuando lo acredita el sello bio europeo: la Euro Hoja.

alimentacion

Este certificado nos garantiza un producto libre de pesticidas, por lo tanto más sano que uno convencional y obtenido con técnicas de producción respetuosas con el medio ambiente; pero la Euro Hoja no va a impedir que unas galletas de chocolate hayan sido producidas a 5.000 kilómetros de distancia y no en las mejores condiciones para los productores o con grasa de palma de 7.000 kilómetros de distancia (con los conocidos impactos de este cultivo para la biodiversidad del entorno y para nuestra salud).

Tampoco va a impedir que la compra se realice en el mismo establecimiento o negocio online que mayormente vende productos insanos y hace de ellos su modelo de negocio y al que no le importa que lo que compres te pase factura a ti o al medio ambiente, sino solo sus beneficios.

En mi opinión, un producto ecológico lo es de verdad cuando respeta la esencia de lo bio en su totalidad, desde la responsabilidad ambiental, la salud del consumidor y del productor, y tiene también en cuenta a quién beneficia, donde se vende y qué mentalidad y modelo de empresa hay detrás. Podemos ganar el doble de impacto si compramos en el comercio especializado, en el herbolario de toda la vida y en el comercio de proximidad. Apostemos por ello.

BioCultura Barcelona: 25 años de cambio

Otro año más BioCultura crece y se erige en punta de lanza de un sector imparable. Lo ecológico vuelve a inundar una de las ciudades más concienciadas de nuestro país, Barcelona, del 3 al 6 de mayo en el Palau Sant Jordi.

La organización ha vuelto a remodelar lo que parecía ya un espacio insuficiente para una feria tan grande y con tantos visitantes (se esperan entre 60 y 80.000 en esta vigesimoquinta edición), y con imaginación y dedicación le ha dado nueva vitalidad y salidas, que permitirán a los visitantes, tanto consumidores finales como profesionales, vivir una experiencia festiva, única.

Hay que empaparse de los valores y de todo lo que acompaña el producto ecológico, y para ello no hay mejor sitio que BioCultura.

Puedes encontrar más información sobre la feria y sus más de 400 actividades paralelas en www.biocultura.org

Toda la actualidad del mundo de la alimentación ecológica y saludable, cada día en www.bioecoactual.com 

(*) Oriol Urrutia es responsable de la edición digital de Bio Eco Actual




Secciones: