¿Sobrevivirá la Amazonía al cambio climático? Por (*) Analiz Vergara (@wwf_lac)

¿Sobrevivirá la Amazonía al cambio climático? Por (*) Analiz Vergara (@wwf_lac)

¿Sobrevivirá la Amazonía al cambio climático? Por (*) Analiz Vergara (@wwf_lac)

(*)  Analiz Vergara, Unidad de Coordinación Amazónica, WWF LAC WWF LAC.-  Si tuviéramos que describir la vida en la Tierra en unas pocas líneas sin duda entre ellas mencionaríamos a la Amazonía. Ese lugar único que ocupa la parte norte de Sudamérica, encabeza la lista de elementos irremplazables del planeta, y es por eso quizá, que la posibilidad de que desaparezca es tan angustiante. ¿Podríamos perder a la Amazonía para finales del siglo XXI debido al calentamiento global? La respuesta más honesta es que nadie lo sabe aún. No obstante, hay algunas pistas que no podemos ignorar.

Una clave importante es que según simulaciones climáticas, la Amazonía ya habría experimentado algo parecido hace 20,000 años. Hay evidencia de condiciones de sequía similares a las que podría sufrir durante este siglo, de las cuales la Amazonía al parecer logró sobreponerse debido a su buen estado de conservación y gran biodiversidad, que en el largo plazo, llevaron a su recuperación.

La segunda clave es que en décadas recientes la Amazonía ha sufrido impactos importantes del cambio climático combinados con otras presiones –tales como sequías de extraordinaria magnitud en la Amazonía brasilera en 2005 y 2010– y ha reaccionado más o menos favorablemente. Es decir, no ha experimentado masivas transformaciones de vegetación ni extinciones de especies. Esto ha sido en parte gracias a la gran red de áreas protegidas y territorios indígenas que cubre la mitad de su extensión y actúa como una barricada ante múltiples amenazas. Sin embargo, el hecho de que la Amazonía como un todo no se haya visto masivamente afectada aún, no quiere decir que los impactos no estén causando estragos.

Amazonia y cambio climático

MOCOA Fuertes lluvias provocaron el desbordamiento de los ríos Mulato, Mocoa y Sangucayo en la capital del departamento de Putumayo, dejando, tras el paso de una avalancha, un saldo trágico en la ciudad. Crédito: © Archivo / WWF-Colombia

MOCOA
Fuertes lluvias provocaron el desbordamiento de los ríos Mulato, Mocoa y Sangucayo en la capital del departamento de Putumayo, dejando, tras el paso de una avalancha, un saldo trágico en la ciudad.
Crédito: © Archivo / WWF-Colombia

A inicios de abril de este año la tragedia de la castaña en el norte de Bolivia ocupó varios titulares locales: 30 mil familias se quedarían sin su sustento durante seis meses debido a que la recolección de la nuez amazónica decayó en un 80% por un cambio en las condiciones climáticas.  También hace algo más de un mes barrios enteros en Mocoa, ciudad amazónica colombiana, desaparecieron llevándose consigo más de 300 vidas humanas debido a la crecida de tres ríos. Estos eventos tienen causas múltiples, entre ellas variaciones naturales, pobreza y débil planificación. Sin embargo sabemos que el cambio climático puede interactuar con la vulnerabilidad del tejido socio-ambiental para amplificar calamidades como estas. Entonces, ¿qué nos depara el futuro?

Las predicciones indican que hasta finales del siglo XXI los cambios se van a acentuar –con hasta 3°C de aumento en temperatura en la Amazonía–, y con ellos se vería modificado el ciclo que regula el clima de Sudamérica, producto de la relación entre árboles y ríos amazónicos, corrientes del Atlántico, montañas de los Andes y circulación del viento. Las posibles consecuencias van desde pérdida de hábitat de especies clave, variación en las lluvias –de toda la región–, incremento de incendios forestales, sequías e inundaciones en el mejor de los casos, hasta una transformación definitiva de la vegetación en los escenarios más pesimistas. No sabemos en qué punto los cambios llegarían a ser más fuertes de lo que la Amazonía puede soportar, ni cuánto tiempo le tomaría recuperarse.

CASTAÑA, BOLIVIA 30 mil familias se quedaron sin su sustento durante seis meses debido a que la recolección de castañas decayó en un 80% por un cambio en las condiciones climáticas. Crédito (CC) Bolbras (Attribution-ShareAlike 4.0 International)

CASTAÑA, BOLIVIA
30 mil familias se quedaron sin su sustento durante seis meses debido a que la recolección de castañas decayó en un 80% por un cambio en las condiciones climáticas.
Crédito (CC) Bolbras (Attribution-ShareAlike 4.0 International)

Finalmente, la respuesta a si la Amazonía sobrevivirá, aunque llena de incertidumbres, apunta a que la Amazonía cambiará con el cambio climático pero perdurará, siempre y cuando esté bien conservada. De ser así, hay una posibilidad, quizá pequeña, de que se adapte a las nuevas condiciones a lo largo del tiempo sin perder su esencia. Tal vez una pregunta más relevante es: ¿los seres humanos que dependemos de la Amazonía tal como la conocemos hoy en día, correremos la misma suerte? Algo que podemos afirmar con certeza es que el destino de la Amazonía y el nuestro se definirán por el éxito que tengamos en frenar las múltiples amenazas que afectan a este sitio tan importante para el planeta.

(*)  Analiz Vergara, Unidad de Coordinación Amazónica, WWF LAC WWF LAC.

Acceder a otras tribunas de : La Amazonía, su conservación y desafíos

Esta tribuna puede reproducirse citando a sus autores y origen: wwf_lac y EFEverde

A view of the varzea close to the community of São Miguel, near Santarem, Para, Brazil

A view of the varzea close to the community of São Miguel, near Santarem, Para, Brazil




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com