Los mejores destinos turísticos de naturaleza del mundo

Si bien no es algo nuevo, pero justo la semana pasada que estuve impartiendo unas conferencias sobre territorios rurales y destinos turísticos, es decir como transformar una zona rural o un área natural, en un destino turístico sostenible y competitivo, surgió un tema que está en la mente de mucha gente, ya sea empresariado turístico, gestores de destinos o de áreas naturales o rurales y se trata de la potencialidad turística de ese territorio.

Conozco muy pocos casos, y precisamente son los que menos claro lo tienen, que se auto-excluyen de convertirse en destinos turísticos, porque piensan que sus recursos no son lo suficientemente relevantes como para poder competir con zonas similares.

La gran mayoría, apuestan por estar totalmente convencidos que su sitio turístico es el mejor del mundo o como mínimo de su país o por defecto de su región, según el interrogatorio del DAFO que se le lleve a cabo.

Me gusta recordar el significado real y operativo de la importancia (sobre todo actualmente) de la potencialidad, porque para mi esto significa solo la capacidad de desarrollo, es decir la potencialidad, en este caso turística.

Permítanme, poner un ejemplo, que suelo usar muchas veces: ¿Saben Vds. cuál es el mejor vino del mundo?. Quizás el español, el francés, o el italiano o tal vez el californiano, el chileno o el argentino…o tal vez el cabernet, el merlot, tempranillo, syrah y un largo etcétera de diferentes uvas. ¿Pero cuál es el mejor?

Por mi parte lo tengo muy claro, el mejor vino para mi, es el que mas me guste. Y seguro que para cualquiera que me lea opinara igual o no? Y si a mi no me gusta no lo comprare, por muy buena calificación que pueda tener.

Pues en turismo, en destinos, en motivación de viaje, ocurre lo mismo y al igual que el vino cada segmento e hipersegmento de la demanda tiene sus motivaciones, que al igual que con el vino, éstas pueden cambiar y mucho según factores personales, época del año, experiencia de viaje, factores ambientales, conocimiento-información, y desde luego que coincida con las motivaciones y expectativas del viajero-comprador en ese momento.

Por tanto el mejor destino turístico del mundo y en este caso de naturaleza, es aquel que mas me guste, me atraiga o me motive, en el momento de la compra y más aun al finalizar la experiencia de ese viaje. Ese input o recuerdo intangible, es lo que determinara el valor real de dicho destino y no la potencialidad del mismo.

Por muy “bonito” que sea un entorno, un paisaje o una cocina, son valores subjetivos, aunque pueden ser medidos objetivamente, pero no por su respuesta estética, sino por otros factores que determinen su calidad.

Pero, cabe señalar que hay encuestas sobre la percepción del paisaje que determinan ciertas apetencias o rechazos por parte del público y de hecho tienen una estrecha correlación con actitudes psicológicas, imagen preconcebida, estados de ánimo,…

Pero hay un requisito en turismo y es que lo que no entra por los ojos, la “estética” no se vende. Por ello, la relevancia de lo “espectacular” y mas en la naturaleza. Pero no obstante, esta gradación de espectacularidad puede ser gestionada inteligentemente para hacer visible y sobre todo perceptible, diferentes entornos o elementos, que suben el nivel de valoración, frente a otros mas estándar, que mas bien reflejan ventajas comparativas versus competitivas.

Es un hecho que existen destinos ubicados en territorios con baja potencialidad, pero que han alcanzado un gran éxito en el mercado y viceversa.

El ciclo de vida del destino también es una respuesta a esto, ya que en el momento que deja de ser competitivo por la aparición de otros o porque sus atributos no llegan al publico target, entra en declive o en el mejor de los casos en un equilibro muy inestable.

La naturaleza ya no es una moda, sino que se está convirtiendo en una necesidad social, pero ha de saberse gestionar en función de obtener el mejor beneficio y no el máximo, para la oferta y la demanda.

Y quizás el mejor destino de naturaleza del mundo no sea el mío, sino el suyo.

Un cordial saludo

Arturo Crosby

Editor




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com