La crisis infinita. Por Ángel Juárez Almendros (Riet)

La crisis infinita. Por Ángel Juárez Almendros (Riet)

La crisis infinita. Nueva tribuna de Angel Juárez Almendros, presidente de la Red Internacional de Escritores por la Tierra, en "Un mar de tierras" en la blogosfera de EFEverde.

De tanto en tanto me gusta hacer un ejercicio de introspección y reflexionar sobre cómo era el mundo antes de la crisis. Y lo cierto es que no lo recuerdo. La crisis es como ese vecino maleducado que cada noche pone la música demasiado alta: es desagradable y te gustaría que se marchase a otro lado, pero estás tan acostumbrado y su molestia se ha vuelto tan rutinaria que ya ni le haces caso.

Yo ya no me acuerdo de cómo era mi vida cuando no había crisis; quizás todos éramos más altos y guapos, los coches volaban y no existían políticos corruptos. A veces tengo la sensación de que la crisis me acompaña desde el día en que nací, como un miembro más de mi familia.

Escribí mi primer artículo sobre la recesión económica en 2008. Desde entonces he elaborado más de setenta escritos relacionados de manera directa o indirecta con las crisis. Las crisis, en plural, porque mi tesis es que a raíz de la económica han emergido otras crisis, y éstas también han tenido consecuencias catastróficas para todos nosotros. Me refiero a la crisis de valores, la crisis ética, la crisis ecológica, la crisis política… No olvidemos que más de 3.500 migrantes y refugiados han muerto este año en el Mediterráneo en su intento por llegar a Europa, y aquí parece que no haya pasado nada. Todo esto ha quedado camuflado por los números, la macroeconomía y la microeconomía, el IBEX 35, la prima de riesgo, etc. Los gobiernos de derechas y los poderes fácticos han sido muy listos, confundiendo a la población con conceptos complejos que la mayoría desconoce para despistarnos y hacernos creer que los culpables de esta pesadilla eran otros. Pero a mí no me han engañado.

Todas estas ideas y muchas otras quedaron recogidas en mi último libro, ‘Las crisis de la crisis’, que presenté (con mucho éxito, por cierto) hace tan solo unos días. Pensaba yo, ingenuo de mí, que cuando publicase esta recopilación de artículos mi trabajo como analista de esta temática se acabaría. Y ahora que tengo un ejemplar de ‘Las crisis de la crisis’ entre mis manos pienso que ocho años, miles de palabras escritas y un libro publicado después, aún tengo mucho que escribir sobre el tema. Pensad en todo lo que ha pasado durante los últimos ocho años, en cómo han cambiado nuestras vidas y en las ideas que se han hecho fuertes a nivel social. Pensad en todas las cosas que teníamos y han desaparecido, y en cómo ahora nos parece imposible que vuelvan. Ahí radica la gran mentira de esta inmensa estafa llamada crisis. Aquello que hemos dejado atrás, como los mejores años de nuestra vida, ya nunca volverá…

Es duro, pero lo mejor que podemos hacer es aceptar la idea de que la crisis es infinita. No caigamos en el error de autoengañarnos o de pensar que las cosas van a cambiar por arte de magia. No. Aceptémoslo. La crisis es infinita y nunca morirá, porque es necesaria para que el capitalismo funcione. Quizás algún día volverá a correr el dinero como en los viejos tiempos, quizás baje el paro y todo parezca volver a la normalidad, pero será una falacia, porque este sistema nunca será justo para todos. Hagámonos a la idea de que, aunque parezca mentira, la crisis (y, por ende, las crisis) van a estar siempre con nosotros, tengamos más o menos billetes en nuestra cartera.

Dije en la presentación de mi libro que “deseo con toda mi alma que la próxima vez que apoye mi pluma sobre el papel sea para escribir sobre otros temas que me interesan”. Pero soy realista y sé que eso no será posible: cada mañana durante el resto de mi vida me despertaré y la crisis estará ahí, conmigo, durmiendo a mi lado. Y, ¿sabéis qué? También os acompañará a vosotros, para siempre. Hay que asumirlo porque el primer paso para solucionar un problema es reconocerlo. Y, a partir de aquí, veremos qué podemos hacer para convertir el mundo en un lugar mejor.

Ángel Juárez Almendros

Nueva entrega del blog socioambiental "Un mar de tierras" de Ángel Juárez Almendros, presidente de la Red Internacional de Escritores por la Tierra (Riet)

 

 

Presidente de Mare Terra Fundació Mediterrània y de la Red Internacional de Escritores por la Tierra 

Otras tribunas de Un már de tierras


La crisi infinita

De tant en tant m’agrada fer un exercici d’introspecció i reflexionar sobre com era el món abans de la crisi. I el cert és que no ho recordo. La crisi és com aquell veí malparit que cada nit posa la música massa alta: és desagradable i t’agradaria que marxés a un altre lloc, però estàs tan acostumat i la seva molèstia s’ha tornat tan rutinària que ja ni li fas cas. Jo ja no me’n recordo de com era la meva vida quan no hi havia crisi; potser tots érem més alts i guapos, els cotxes volaven i no existien polítics corruptes. A vegades tinc la sensació que la crisi m’hi acompanya des del dia que vaig néixer, com un membre més de la meva família.

Vaig escriure el meu primer article sobre la recessió econòmica l’any 2008. Des de llavors he elaborat més de setanta escrits relacionats de manera directa o indirecta amb les crisis. Les crisis, en plural, perquè la meva tesi és que arran de l’econòmica han emergit altres crisis, i aquestes també han tingut conseqüències catastròfiques per a tots nosaltres. Em refereixo a la crisi de valors, la crisi ètica, la crisi ecològica, la crisi política… No oblidem que més de 3.500 migrants i refugiats han mort enguany en el Mediterrani en el seu intent per arribar a Europa, i aquí sembla que no hagi passat res. Tot això ha quedat camuflat pels números, la macroeconomia i la microeconomia, l’IBEX 35, la prima de risc, etc. Els governs de dretes i els poders fàctics han estat molt llestos, confonent la població amb conceptes complexos que la majoria desconeix per despistar-nos i fer-nos creure que els culpables d’aquest malson eren uns altres. Però a mi no m’han enganyat.

Totes aquestes idees i moltes altres van quedar recollides en el meu últim llibre, ‘Las crisis de la crisis’, que vaig presentar (amb molt d’èxit, per cert) fa tan sols uns dies. Pensava jo, ingenu de mi, que quan publiqués aquest recull d’articles el meu treball com a analista d’aquesta temàtica s’acabaria. I ara que tinc un exemplar de ‘Las crisis de la crisis’ entre les meves mans penso que vuit anys, milers de paraules escrites i un llibre publicat després, encara tinc molt a escriure sobre el tema. Penseu en tot allò que ha succeït durant els últims vuit anys, en com han canviat les nostres vides i en les idees que s’han fet fortes a nivell social. Penseu en totes les coses que teníem i han desaparegut, i en com ara ens sembla impossible que tornin. Aquí radica la gran mentida d’aquesta immensa estafa anomenada crisi. Allò que hem deixat enrere, com els millors anys de la nostra vida, ja mai tornarà…

És dur, però el millor que podem fer és acceptar la idea que la crisi és infinita. No caiguem en l’error d’autoenganyar-nos o de pensar que les coses canviaran per art de màgia. No. Acceptem-ho. La crisi és infinita i mai morirà, ja que és necessària per tal que el capitalisme funcioni. Potser algun dia tornaran a córrer els diners com en els vells temps, potser baixi l’atur i tot sembli tornar a la normalitat, però serà una fal·làcia, perquè aquest sistema mai serà just per a tothom. Fem-nos a la idea que, encara que sembli mentida, la crisi (i, per tant, les crisis) sempre hi seran amb nosaltres, tinguem més o menys bitllets a la nostra cartera.

Vaig dir a la presentació del meu llibre que “desitjo amb tota la meva ànima que la propera vegada que recolzi la meva ploma sobre el paper sigui per escriure sobre altres temes que m’interessen”. Però sóc realista i sé que això no serà possible: cada matí durant la resta de la meva vida em despertaré i la crisi estarà amb mi, dormint al meu costat. I, sabeu què? També us acompanyarà a vosaltres, per sempre. Cal assumir-ho perquè el primer pas per solucionar un problema és reconèixer-ho. I, a partir d’aquí, veurem què podem fer per convertir el món en un lloc millor.

(*) Ángel Juárez Almendros

President de Mare Terra Fundació Mediterrània i de la Red Internacional de Escritores por la Tierra 

Otras tribunas de Un már de tierras




Secciones:   
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR