EFICIENCIA ENERGÉTICA

Las primeras viviendas sostenibles serán una realidad la próxima semana

  • Está diseñado para “personas que invierten en ahorrar energía, porque reporta un beneficio económico y minimiza el impacto medioambiental”

Las primeras viviendas sostenibles serán una realidad la próxima semana Vista aérea del bloque de la cooperativa "Arroyo Bodonal", cedida por la cooperativa. EFE

EFEverde.- Los inquilinos de las primeras viviendas sostenibles en España entrarán a habitarlas a partir de la próxima semana, gracias a dos años de trabajo de una cooperativa que utiliza desde la geotermia hasta ascensores con recuperación cinética.

El municipio madrileño de Tres Cantos alberga este bloque de 80 viviendas que incorpora medidas como la orientación sur-suroeste, que aprovecha mejor la luz, la calefacción por suelo radiante, que proporciona calor sin radiadores y frío sin aparatos de aire acondicionado, y los ascensores que recuperan energía cinética.

El director de la cooperativa “Arroyo Bodonal”, Antonio Martínez Ovejero, ha explicado a EFEverde que este proyecto “es el único que existe en el ámbito madrileño y seguramente también en el español”.

Está diseñado para “personas que invierten en ahorrar energía, porque reporta un beneficio económico y minimiza el impacto medioambiental”.

Martínez Ovejero ha animado a desarrollar más iniciativas como ésta porque es un edificio “europeo”, tanto por los materiales, como por las empresas y los objetivos y porqueEspaña no va a cumplir los objetivos que plantea la Unión Europea para 2020 y nosotros los cumplimos cinco años antes”.

Para el director, el mayor resultado es que el proyecto se ha vuelto realidad y no sólo se ha realizado lo que estaba previsto, sino que “se ha mejorado y ya está funcionando“, por lo que es una “verdadera satisfacción” que a lo largo de esta semana comiencen a habitarse las viviendas.

Mejoras en el ámbito de la geotermia

Ha explicado que las mejoras se han dado en el ámbito de la geotermia, el núcleo fundamental de producción de energía del edificio a partir del calor del interior de la tierra.

Imagen de las 8 bombas centralizadas de geotermia, facilitada por la cooperativa. EFE

Imagen de las 8 bombas centralizadas de geotermia, facilitada por la cooperativa. EFE

“En el proyecto había un par de bombas de calor por portal y ahora está centralizada”, ha continuado, “es un sistema desarrollado únicamente para la cooperativa, porque al tener una potencia de 430 kilovatios no existía un diseño de más de cuatro máquinas y ahora nosotros tenemos ocho, por lo que es mucho más eficaz y gasta menos”.

De hecho, este sistema ya se ha probado durante todo enero, antes de entregar las viviendas: “el mes ha sido crudo y el edificio, aparte de estar deshabitado, era nuevo, por lo que se daban todos los componentes de dificultad para calentarlo, pero la geotermia funciona divinamente”.

Además, se ha apostado por un aislamientofuerte“, por una fachada ventilada con piedra natural de 35 centímetros y por cristales y carpintería metálica con “un nivel de calidad y eficiencia diferente a los convencionales”.

Reutilización de aguas grises

Aparte de la energía, el proyecto incluye otras medidas de construcción sostenible, como la reutilización de las aguas grises -procedentes de lavabos, duchas y bañeras- en los inodoros y en el baldeo y la limpieza del garajes.

Así, el edificio consigue la etiqueta de certificación energética “A”, la más alta, que supone que sus emisiones de CO2 por metro cuadrado son menos de la décima parte de las de un edificio de clase “G”, la más baja.

Los costes de construcción de un edificio de estas características se incrementan en un 10 %: “la tercera parte se la lleva la geotermia pura (la realización de los pozos, la sala de máquinas y el control de todo el sistema de geotermia) y los otros dos tercios el aislamiento”.

Estos sobrecostes acaban suponiendo una inversión porque “la amortización, al precio que está la energía, está entre los 6 y 8 años” y “amortizamos tanto más rápido cuanto más suben las tarifas de energía”.

Martínez Ovejera ha concluido que “no somos unos talibanes del ecologismo ni nada, sólo somos gente racional y razonable que ve que se puede invertir en algo así y colaborar con el medio ambiente“. EFEverde

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies