NATURALEZA LIBRO

Víctor J. Hernández: “Hay que fomentar la ‘reconexión’ con la naturaleza”

Víctor J. Hernández: Fotografía cedida por el autor Víctor J. Hernández del cuento que acaba de publicar. EFE

El contacto continuo con la naturaleza  mejora nuestra calidad de vida y nos enriquece, por lo que el sistema educativo y los ayuntamientos deberían incrementar las actividades relacionadas con la vida natural, dice el naturista y escritor Víctor J. Hernández.

Este viajero incansable, autor de una treintena de libros y guías de campo, acaba de publicar el primer cuento para niños ‘Dulce canto de un pájaro en el jardín’, enfocado en los niños que viven en ciudades, encerrados en sus casas, delante de una pantalla, cuenta en entrevista con Efeverde.

Con su nueva publicación quiere abrir otra faceta de divulgación “más literaria” para fomentar la educación en valores y acercar a los niños la idea de que “la naturaleza en la ciudad es riqueza”.

Hernández asegura que, además, busca fomentar el amor por la lectura entre los más pequeños, apoyado en el éxito que ha tenido con sus guías de campo.

La idea de este cuadernillo es llevar la riqueza que “tenemos en calles, parques y jardines como escuela de la naturaleza al aire libre, si sabemos apreciarlo y no tener ese miedo a los reptiles, a los bichos, a los insectos”.

La naturaleza “aporta bastantes valores”, y propone las salidas a parques y jardines de las ciudades, porque “se ha perdido la conexión de saber de dónde vienen los alimentos, los animales”.

Cuanto más contacto con el aire libre, mejor para despertar la curiosidad por lo que pasa en la naturaleza, como sucedió con él, cuenta Hernández, y explica que desde muy pequeño salía mucho con “mis padres y mis hermanas al campo, porque mis padres venían del entorno rural”.

Gracias a ellos, “desde pequeño estuve relacionado con un nido, un erizo o un animal, que mi padre traía de regreso a casa”.

Víctor J. Hernández

Fotografía cedida por el autor Víctor J. Hernández de su libro ‘Dulce canto de un pájaro en el jardín’. EFE

 

También los profesores “me dieron alas”, sobre todo en relación con los animales, que es lo que más me interesaba, y recuerda “me dejaron dibujar aves para adornar las paredes del instituto”.

Pero la defensa viene “después de ese disfrute por la naturaleza, con la preocupación por la conservación. Cuando estás disfrutando de las especies, de los árboles, y de repente ves que entran unas máquinas de un proyecto para talar todo eso, entonces te involucras”.

Falta de interés por la naturaleza

Actualmente, en el sistema educativo “creo que formalmente y obligatoriamente no hay un interés por la naturaleza, depende de las ganas que pongan profesores, padres u otras personas” para enseñar la importancia de la naturaleza.
Se trata de que los niños se sientan más vinculados porque luego no habrá forma de defender la naturaleza. “La simple información no lleva a la acción”.

“Vincularse emocionalmente y para eso hay que vivirlo, hay que estar más tiempo al aire libre, ya sea en un parque, en el campo, en las calles, pero al aire libre”.

Eso falta en España, dice, y explica que en Estados Unidos e Inglaterra se promueve la “reconexión de los niños con la naturaleza” en las ciudades a través de clubes familiares y movimientos a través de las escuelas.

“Que entiendan que son parte de esta casa, en donde hemos evolucionado como especie, donde hemos estado siempre y solo desde hace unos años nos hemos aislado de ese mundo. Nos hemos puesto como los chimpancés en un zoo, en una jaula de cemento”.

Encima “intentamos expulsar todo rastro de naturaleza que nos molesta”, así van desapareciendo las especies más comunes como el gorrión, la golondrina, el avión común, tan frecuentes antes en la geografía de cualquier ciudad.

Un ejemplo es la población de gorrión, afirma, y añade “ha bajado de forma tremenda en los últimos treinta años” por los cambios en el entorno de las ciudades y los cultivos que había alrededor de las grandes ciudades, hoy sustituidas por los polígonos industriales.

Reconexión

Es necesario que los ayuntamientos involucren a los ciudadanos en esa reconexión con la naturaleza por medio de los servicios de jardinería o por la instalación de nidos para aves, murciélagos y demás fauna que ayudaría a reducir la población de mosquitos.

Hacer ver a los vecinos, que la naturaleza no es un problema sino una riqueza. Efeverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR