Efeverde /  /  /  Gestión de SIGNUS hace “desaparecer” problema de neumáticos usados en 10 años

RECICLAJE NEUMÁTICOS

Gestión de SIGNUS hace “desaparecer” problema de neumáticos usados en 10 años

  • El polvo de neumático para construir carreteras, un uso particularmente importante para el reciclaje

Gestión de SIGNUS hace El director general de SIGNUS, Gabriel Leal Serrano, en la Agencia EFE. EFE/Ángel Díaz

El problema de qué hacer con un neumático fuera de uso "ha disminuido tanto en España que, de hecho, ha desaparecido" gracias a la labor del Sistema Integrado de Gestión de Neumáticos Usados (SIGNUS) durante los últimos diez años, según ha asegurado a Efe su director general Gabriel Leal Serrano.

Creada en mayo de 2005 como entidad sin ánimo de lucro a iniciativa de las cinco principales compañías fabricantes de neumáticos (Bridgestone Hispania, Continental Tires, Goodyear Dunlop Tires, Michelín y Pirelli Neumáticos), SIGNUS Ecovalor se encarga de la recogida de estos materiales y de su gestión posterior para obtener productos reciclados con valor añadido.

Se trata de un modelo “similar” al de la mayoría de los países de la Unión Europea, según apunta Leal Serrano, aunque en otros rige un sistema libre (el punto de venta cobra al usuario la cantidad que estima oportuna) o a cargo directamente del gobierno (que aplica una tasa para hacerse cargo de la gestión).

La “gran ventaja” del neumático es que, a la hora de reciclarlo, se recoge sólo en “sitios muy localizados”: unos 30.000 talleres ubicados en toda España, desde donde son transportados a centros de clasificación que los separan según su estado y, posteriormente, son triturados para separar sus componentes.

El caucho constituye aproximadamente el 60 % de la composición de su estructura, que cuenta también con acero (mayor en el caso de los camiones) y con un componente textil (mayor en el caso de los turismos).

Gabriel Leal Serrano, en un momento de la entrevista. EFE/Ángel Díaz

Gabriel Leal Serrano, en un momento de la entrevista. EFE/Ángel Díaz

Los dos últimos elementos son fácilmente reciclables, pero no así el caucho pues, como explica gráficamente Leal Serrano, “cuando cocinamos una magdalena mezclamos una serie de ingredientes que, una vez terminada la receta, no podemos volver a separar…, aquí sucede igual ya que el caucho se vulcaniza para darle las propiedades elásticas que necesitamos pero nadie ha inventado todavía el proceso desvulcanizador”.

Por ello no es posible fabricar una nueva cubierta con otra vieja y ésta debe ser transformada para otros usos, como la construcción de campos de césped artificial, los pisos de seguridad de parques infantiles, los alcorques de árboles en las ciudades o los paneles de las salas de tiro que absorben el impacto de disparos errados.

“Parte de nuestra actividad es encontrar nuevas aplicaciones para estos materiales reciclados a través de diversos proyectos de I+d+i”, recuerda el presidente de SIGNUS, como sucede con las nuevas barreras de seguridad vial New Jersey, las primeras del mundo con carácter de sostenibles, desarrolladas gracias a un proyecto Life+ de la UE.

Un tramo de 400 metros de la M-111 de Madrid será el primero en disponer de estos parapetos, cada uno de los cuales incluye 33 kilos de caucho reciclado (equivalente a media docena de neumáticos) lo que permite absorber más y mejor el impacto producido durante un accidente automovilístico; además, su fabricación genera un 11,5 % menos de emisiones de CO2 que la de los modelos tradicionales.

Un uso importante para el futuro

“Un uso particularmente importante que estamos intentando impulsar es el del polvo de neumático para construir carreteras”, aunque para ello se precisa el apoyo de “las administraciones públicas encargadas del pliego de condiciones, las empresas constructoras que pueden usar este material y sobre todo la concienciación ciudadana”.

En este momento, España es líder europeo en consumo de este material, “lo que no quiere decir que se consuma muchísimo sino que éste es más bajo de lo que nos gustaría en toda Europa”, ha explicado el presidente de la entidad.

Otra de las preocupaciones de este organismo son los neumáticos que, importados fraudulentamente desde fuera de España, no contribuyen al sostenimiento del sector aunque alcanzan un 15 % del total de unidades recogidas.

“Cuando el consumidor compra su neumático nuevo, en la factura toma conciencia de que abona una pequeña cantidad de 1 euro y 46 céntimos para su futuro reciclaje”, especifica este experto.

Con el dinero recaudado de esta forma se mantiene la recogida y reutilización del 100 % de los neumáticos fabricados o declarados al entrar en España y también el de los no declarados, cuyo porcentaje “aspiramos a reducir en la medida de lo posible”. Efeverde

 




Secciones:            
Pedro Pablo G. May
Periodista y escritor, con más de treinta años de experiencia, siempre interesado en el medio ambiente, la ciencia y las nuevas tecnologías.