CANARIAS REFORESTACIÓN

Las repoblaciones en Tenerife retiran de la atmósfera 230 toneladas de CO2

  • Entre los que contribuyeron a la repoblación se encuentran los clientes de un hotel que plantaron unos 80 árboles

Las repoblaciones en Tenerife retiran de la atmósfera 230 toneladas de CO2 Participantes en una repoblación forestal en Tenerife. EFE/Cabildo de T.

EFEverde.- Las repoblaciones que se han llevado a cabo durante 2014 en la corona forestal de Tenerife ayudarán a retirar de la atmósfera 230 toneladas de CO2, según informa el área de Medio Ambiente del Cabildo insular.

Esta cantidad dióxido de carbono equivale a las emisiones de 75 coches durante un año, a las emisiones medias de 37 ciudadanos españoles o también a las emisiones de casi 400 vuelos de ida y vuelta entre Canarias y la Península Ibérica.

Estos datos han sido ofrecidos por el Cabildo de Tenerife en una nota en la que informa de que durante el fin de semana y en colaboración con la empresa Mirlo Positive Natura se ha realizado en la corona forestal de la isla una repoblación con la plantación de 700 árboles de acebiño, follao, faya, escobón y pino canario.

La consejera insular de Medio Ambiente, Ana Lupe Mora, indica que se trata de repoblar una parte de la corona forestal y conseguir la generación de una huella ecológica positiva.

Recuerda que la huella de carbono positiva se genera porque los árboles son capaces de capturar el dióxido de carbono producido por la actividad humana.

El doble de contribuyentes o “mirlos” que el año anterior

Según los datos, la campaña 2014 ha conseguido un total de 254 contribuyentes -más del doble que el año anterior- entre las que destacan las aportaciones de los clientes de un hotel de Puerto de la Cruz (Tenerife), que plantaron unos 80 árboles.

La campaña 2013, que supuso la plantación de 520 árboles en 3.500 metros cuadrados, supondrá la retirada de la atmósfera de 139 toneladas de CO2.

Las dos campañas desarrolladas hasta ahora han aglutinado a un total de 324 personas comprometidas con la generación de huella ecológica positiva, conocidas como «mirlos», añade la nota.

Los mirlos son las personas que, imitando el comportamiento del mirlo capiblanco, contribuyen a mejorar la corona forestal aportando recursos e incluso participando eventualmente en la plantación de árboles.

El mirlo capiblanco es un ave que vuela anualmente del norte de Europa a las islas Canarias y, una vez allí, ayuda a dispersar las semillas del cedro canario, una especie endémica amenazada.

Los mirlos que llegan de Europa se alimentan de sus frutos, que solo pueden germinar después de que el mirlo los haya digerido. Así, se produce una simbiosis que refleja lo que la campaña de los 324 mirlos pretende conseguir. EFEverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies