MINA URANIO

Plataforma denuncia que minera tala encinas centenarias en Retortillo por un uranio de baja calidad

Plataforma denuncia que minera tala encinas centenarias en Retortillo por un uranio de baja calidad Tocones de encinas arrancadas en el municipio de Retortillo (Salamanca). EFE/Lourdes Uquillas

Varias organizaciones de defensa de la naturaleza y partidos ecologistas han denunciado que el proyecto de la minera Berkeley en los términos municipales de Retortillo y Villavieja de Yeltes (provincia de Salamanca), incumple directivas europeas y degrada los espacios de la Red Natura 2000.

El Grupo de Rehabilitación de Fauna Autóctona y su Hábitat (Grefa) en apoyo a la Plataforma StopUranio y organizaciones que llevan trabajando desde hace años para frenar el proyecto minero como Ecologistas en Acción, WWF España y el partido político Equo han trasladado este miércoles a periodistas y medios de comunicación nacionales y extranjeros al municipio de Retortillo para comprobar in situ la tala masiva de encinas y los daños medioambientales que se están ocasionando por la actividad de la minera australiana.

Árboles centenarios destruidos por un uranio pobre

MinaUranio

El exconcejal de Retortillo y miembro de la Plataforma StopUranio, Jesús Cruz Fernández (iz) y un activista de la misma organización frente a la balsa construida por la minera Berkeley. EFE/Lourdes Uquillas

Extensas zonas de la dehesa de Retortillo antes llenas de encinas, algunos quejigos y alcornoques, se encuentran hoy con amplios espacios vacíos y tocones de encinas amontonados en el suelo tras su tala.

La tala de encinas, algunas centenarias, es uno de los impactos medioambientales más notables y ha llevado a la movilización de varios alcaldes y vecinos de las poblaciones afectadas, a quienes no deja de sorprenderles que el proyecto siga adelante cuando el uranio de la zona tiene apenas una riqueza de 0,02 grados frente a los 15 que tiene el extraído en Canadá.

En los espacios ahora vacíos, la empresa proyecta la construcción de una balsa para recoger “agua cruda” (lluvia), instalaciones para el tratamiento de uranio y un depósito para el almacenamiento de residuos, ha informado el exconcejal del municipio y miembro de la Plataforma StopUranio, Jesús Cruz Fernández.

Dehesa creada hace siglos

En la rueda de prensa realizada en el Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes, la representante de Grefa Lorena Hernández ha explicado que el tema de la mina de uranio ha aparecido solo desde hace unos meses en la prensa, sin embargo, lleva varios años abierto.
Ha señalado que la dehesa “ha sido mantenida durante siglos por y para la ganadería y las especies”.

Y como han remarcado todas las organizaciones, el proyecto está en espacios de la Red Natura 2000, la red europea de espacios naturales, financiados por dinero público, y “debe servir para la conservación de especies y de todos los que viven en el medio”.

Hernández ha dicho que cada vez que hay una suspensión cautelar, “esta empresa pierde mucha credibilidad ante los inversores que son quienes están haciendo tirar para adelante el proyecto”.

Riesgos de extinción para la fauna en espacios de la Red Natura

MinaUranio3

Vista del río Yeltes a su paso por la localidad de Retortillo (Salamanca). EFE/Lourdes Uquillas

Un estudio encargado por WWF a la Universidad de Castilla-La Mancha y presentado por la bióloga Graciela Gómez Nicola, señala que el proyecto viola las directivas europeas de hábitats y marco de aguas.

La experta ha llevado a cabo el estudio para valorar los impactos que están detallados en la Declaración de Impacto ambiental del proyecto, las medidas que se proponen para disminuir los impactos y finalmente hacer una valoración del estudio, que se encuentra disponible en la página web de WWF.

La experta ha detallado que la valoración de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) sobre el río Yeltes (afluente del Duero) es “peor que bueno”, es decir que ni siquiera cumpliría la directiva de aguas europea.

El proyecto alteraría aún más un espacio que según los compromisos medioambientales para 2020 debería ser mejorado, ha señalado.
Ha sostenido que es “imposible hacer una valoración del río como la que se ha hecho en el estudio de impacto ambiental”, porque la CHD no dispone de una “serie de caudales históricos” sobre el río Yeltes.

Los sistemas de depuración de aguas, además, deberían ser específicos para cada contaminante, ya que de lo contrario “siempre se aportaría contaminantes”.

Ha remarcado que una contaminación “de pocas cantidades pero de forma continuada” en el río, alteraría de forma “muy grave” a los organismos.

La especie más afectada sería la Sarda salmantina, endémica de la zona, por lo que una mínima alteración del río, llevaría a la desaparición y extinción definitiva de este pez.

Con fondos europeos hay dos proyectos Life para la conservación de especies, uno de peces, y otro para proteger los sistemas fluviales entre los que está el río Yeltes, ha manifestado.

Otros proyectos Life, financian la conservación del alimoche y del águila perdicera que se están viendo afectados.

Ingeniería del proyecto

MinaUranio2

El antropólogo Hipólito Velasco Merchán, miembro de la Plataforma StopUranio en la rueda de prensa en el Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes (Salamanca). EFE/Lourdes Uquillas

Hipólito Velasco Merchán, antropólogo y miembro de StopUranio y natural de Villavieja de Yeltes, ha señalado que el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, es también originario de la localidad, afectada por el proyecto.

Y ha añadido que la EIA se dio para la primera actividad, es decir, para la mina. Sin embargo, en un documento encontrado por el alcalde de Villavieja de Yeltes en Madrid, se ha descubierto que el proyecto está supervisado por Iberdrola y firmado por Berkeley e Iberdrola.

Es decir, no solo se trata de la extracción sino también de otras dos actividades que resultan “muy perniciosas, quizá ahí esté el gran interés”, ha sostenido.

“Para estar bien informados, visitamos la mina de uranio de Urgerisa, en Canas de Senerín (Portugal), a 150 kilómetros de Villavieja de Yeltes, donde “hemos observado desolación y muerte”.

Portugal ha manifestado ya su preocupación por el proyecto “porque sus cultivos en Oporto podrían verse afectados por la contaminación del Duero”, ha dicho.

Ha manifestado que la eurodiputada de Izquierda Unida Marina Albiol Guzmán ha hecho varias preguntas al Parlamento, entre las que plantea la preocupación de Portugal por la cercanía de la frontera (30 y 40 kilómetros).

Pero la Comisión Europea ha contestado que no ha recibido contestación sobre el proyecto de Retortillo, por lo que no puede hacer aún una valoración.

“Sin embargo, Berkeley considera que tiene todos los permisos”, ha manifestado Velasco Merchán.

Por su parte, la empresa Iberdrola ha manifestado a Efeverde que “en septiembre de 2012 Iberdrola Ingeniería y Construcción firmó un acuerdo con Berkeley Minera España para la prestación de servicios de protección radiológica para el emplazamiento minero de Retortillo y la fábrica de concentrados de uranio, de acuerdo con el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas”.

“Esta colaboración tenía por objeto establecer los requisitos de protección del público y los trabajadores, de acuerdo con la legislación vigente, y se terminó con la entrega de la documentación pertinente en diciembre de 2015”.

“Hasta junio de 2016, Iberdrola Ingeniería y Construcción realizó asesorías puntuales, siempre relacionadas con la protección radiológica de los trabajadores, el público y el medio ambiente de dicha instalación”.

La mancomunidad de municipios se moviliza

El alcalde de Villavieja de Yeltes, Jorge Rodríguez, ha señalado que este proyecto lleva diez años y acumula una serie de irregularidades, entre ellas, las modificaciones legislativas aprobadas por la Junta de Castilla y León para facilitar la actividad de la minera.

Rodríguez ha explicado que se ha hecho una campaña de divulgación entre los alcaldes sobre “los inconvenientes del proyecto” y que entre 15 y 20 municipios se han sumado a la petición al Ayuntamiento de Retortillo para que no declare la “utilidad pública” de los terrenos.

En el EIA “se ningunea las actividades ya establecidas”, ha sostenido, y ha añadido que los alcaldes además se “están concienciando” de que la contaminación de los ríos, del aire y las explosiones van a afectar a sus municipios.

“Este proyecto está totalmente fragmentado, y cuando se presentó la propuesta de recalificación de suelo rústico no se habló de vertidos y residuos radiactivos”.

Además, los vertidos autorizados por la CHD han sido autorizados sin un informe de la Unidad Farmacéutica y los mismos afectarán todas las actividades de la zona, ha dicho.

“A medida que se han dado a conocer los verdaderos perjuicios, se considera que ha habido dolo”, ha sostenido.

Sobre el coste del proyecto, ha explicado que no tiene una cifra exacta, pero que “en una de las valoraciones que Berkeley presentó a Enusa se hablaba de 360 millones de euros”.

Sin embargo, no descarta que ese dato esté “maquillado”.

Ha informado de que el próximo domingo, la mancomunidad de municipios firmantes de la petición al Ayuntamiento de Retortillo darán a conocer el documento que remitirán a la Junta. Efeverde

También te puede interesar:

La mayor mina de uranio de Europa empezará a producir en 2018 http://www.efeverde.com/noticias/mayor-mina-de-uranio-de-europa-empezara-a-producir-2018/




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies