Efeverde /  /  /  Japón se plantea recortar un 20 % sus emisiones de C02 para 2030

JAPÓN CAMBIO CLIMÁTICO

Japón se plantea recortar un 20 % sus emisiones de C02 para 2030

  • Para ello deberá aumentar su producción eléctrica a partir de energía nuclear o de renovables

Japón se plantea recortar un 20 % sus emisiones de C02 para 2030 Fuegos artificiales lanzados con un cañón elaborado con bambú. EFE/E. Kennedy Brown

EFEverde.- El Gobierno japonés se plantea fijar un objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 % para 2030, una cifra menos ambiciosa de lo que proponen Estados Unidos y la UE, según publican hoy los medios nipones.

Esta es la cifra que Japón prevé presentar en la conferencia sobre cambio climático de Naciones Unidas que se celebra a finales de año en París, donde se debe adoptar un acuerdo global vinculante sobre las emisiones globales de carbono, según dijeron fuentes gubernamentales a la agencia local Kyodo.

El objetivo del quinto mayor emisor mundial de gases de efecto invernadero estaría así por debajo de los que se han marcado la Unión Europea, que se ofrecerá a reducir sus emisiones en al menos un 40 por ciento, o Estados Unidos, del 30 por ciento.

Mientras que el Ministerio nipón de Medio Ambiente defiende una bajada del 30 %, el de Industria propone recortarlas un 15 %, por lo que la cifra final estará en torno al 20 %, señalaron las antes citadas fuentes.

Para alcanzar esta meta, Japón deberá incrementar su producción eléctrica a partir de energía nuclear o de fuentes renovables, aunque éstas últimas requerirían grandes inversiones en infraestructuras, según los analistas nipones.

 Rechazo a la nuclear

El rechazo popular hacia la energía nuclear se mantiene en Japón desde el accidente de Fukushima, aunque el Gobierno nipón planea que este año se reactiven las primeras plantas atómicas en el país desde dicha catástrofe.

El medio centenar de reactores nucleares comerciales del país se mantienen desactivados a raíz del accidente en la planta de Fukushima Daiichi provocado por el terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011.

Para sustituir la aportación de la nuclear, que suponía el 28,6 % de la producción energética de Japón antes de la crisis de Fukushima, el Gobierno recurrió al uso de combustibles fósiles en plantas térmicas.

Debido a ello, Japón ha aumentado sus emisiones de gases de efecto invernadero durante los últimos años hasta alcanzar en 2013 los 1.395 millones de toneladas, la mayor cifra desde 1990, fecha desde la cual existen datos al respecto.

La conferencia de París será la primera vez en los más de veinte años de historia de las negociaciones sobre el cambio climático en la que todos los países sin excepción, desarrollados y en desarrollo, tendrán que comprometerse a acciones para luchar contra este problema. EFEverde

 

 

 




Secciones: