Efeverde /  /  /  /  /  España reduciría hasta un 17% sus emisiones en 2033 apostando por las renovables

CAMBIO CLIMÁTICO / COP21

España reduciría hasta un 17% sus emisiones en 2033 apostando por las renovables

  • Así lo pone de manifiesto el informe “El Cambio Climático en España, 2033: Hacia una economía baja en carbono”, elaborado por la Escuela de Organización Industrial con el apoyo de la Fundación PwC y presentado hoy en Madrid por los responsables de sostenibilidad de grandes empresas españolas, como Iberdrola, Banco Santander o Abengoa.

España reduciría hasta un 17% sus emisiones en 2033 apostando por las renovables Instalación de energías renovables. Imagen de archivo de EFE

Caty Arévalo.- Madrid, 27 abr (EFEverde).- España podría reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero entre un 7 y un 17 % para 2033, manteniéndose en la senda marcada por la ciencia para que la temperatura del planeta no aumente más de 2 grados, pero para ello tendría que apostar fuertemente por las renovables.

Así lo pone de manifiesto el informe “El Cambio Climático en España, 2033: Hacia una economía baja en carbono“, elaborado por la Escuela de Organización Industrial con el apoyo de la Fundación PwC y presentado hoy en Madrid por los responsables de sostenibilidad de grandes empresas españolas, como Iberdrola, Banco Santander o Abengoa.

El informe detecta que, de no aplicar las medidas ya aprobadas, las emisiones causantes del cambio climático crecerán entre un 72 y un 83 % en 2033 respecto a 1990.

Las emisiones seguirían en aumento aún implantándose las actuaciones ya acordadas que supondrían un incremento de los gases nocivos que emitimos a la atmósfera de entre un 4 y un 16 %.

Esto indica que, al ritmo que vamos, el crecimiento económico en España no lograría “desacoplarse” del incremento de emisiones en las próximas décadas y la tasa de descarbonización se mantendría negativa: en un -1 %, ha explicado María Luz Castilla, directora de Sostenibilidad y Cambio Climático del PwC.

Lograr que la economía crezca reduciendo emisiones requeriría una tasa de descarbonización del 6,2 % para 2033, lo que supondría un decrecimiento de las emisiones de entre un 7 y un 17 %, que según los autores sería factible “apostando por la innovación y el desarrollo tecnológico”, y promoviendo “cambios de hábitos”.

Descarbonizar el sector eléctrico

Para conseguir este objetivo el informe advierte de que hay que “descarbonizar el sector eléctrico, con un mayor desarrollo de las renovables para el mismo.

De esta manera el objetivo es que el mix eléctrico se sitúe en 2033 en torno a los 150 gigatoneladas de CO2 por kilovatio generado, respecto a los 300 de 2012.

“Una mayor producción eléctrica con menores emisiones, que incluya además de a las renovables a la generación hidráulica, permitiría cubrir más del 40 % de la demanda primaria nacional”, concluye este informe.

El escenario no contempla a las nucleares que, si cierran conforme vayan cumpliendo los cuarenta años de vida, cesarían actividad en 2024.

El texto alerta, no obstante, de que para cubrir la demanda sería necesario contar con generación térmica, que, en el mejor de los escenarios, contribuiría en más del 50 % al total generado.

Mantenernos en la buena senda hacia la descarbonización requeriría un incremento de la eficiencia energética del 30 %, así como la renovación del parque de edificios de manera que la edificación emitiese en 2033 un tercio de lo que contamina ahora.

Requeriría también, según este documento, el desarrollo de los biocombustibles de segunda y tercera generación, junto al mejor aprovechamiento de la biomasa; así como desplazamientos particulares fundamentalmente basados en el coche eléctrico.

Dar esta vuelta de tuerca hacia una economía baja en carbono compensa, a tenor de estos datos: “Por cada década que nos retrasemos en poner en marcha medidas, nos costará un 40 % más reparar los daños que va a causar el cambio climático”, ha indicado Castilla.

Y es que las proyecciones climáticas para España hablan de incremento de temperatura, con mayor frecuencia e intensidad de olas de calor; de más períodos secos y más frecuencia de las precipitaciones intensas.

En esa línea, el informe de la EOI pide a las administraciones un “un marco regulatorio claro que incentive los cambios de comportamiento hacia una economía baja en carbono, impulsar la fiscalidad verde, y apoyar el desarrollo de tecnologías para la descarbonización”.EFE

 




Secciones:                    
Periodista ambiental en EFE, investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford y recién graduada como Knight Science Journalism fellow, lo que me ha permitido pasar un año en MIT y Harvard con la comunidad científica más vibrante del planeta.