Inicio /  /  /  En Castilla y León hay 1.600 lobos, según el censo 2012-2013 de la Junta

GESTIÓN LOBO

En Castilla y León hay 1.600 lobos, según el censo 2012-2013 de la Junta

  • El censo identifica 179 manadas, lo que representa un incremento del 20 por ciento con respecto al censo de 2001

En Castilla y León hay 1.600 lobos, según el censo 2012-2013 de la Junta Imagen de archivo de lobos. EFE/Agustín Rodríguez

Un total de 1.600 lobos hay en Castilla y León, contando los que están en las 179 manadas registrados y los que puedan ir en solitario, según el censo elaborado por la Junta durante los años 2012 y 2013.

De este censo se ha informado hoy en la reunión del Comité Técnico de Seguimiento del Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León, por parte del director general del Medio Natural, José Ángel Arranz.

Según ha informado la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, el censo corresponde a una prospección del cien por cien del territorio de Castilla y León llevada a cabo por 650 profesionales que han recorrido 51.200 kilómetros, han montado 2.947 estaciones de observación o escucha y han rellenado 6.376 fichas.

El censo identifica 179 manadas, lo que representa un incremento del 20 por ciento con respecto al censo de 2001, de las que 152 están al norte del Duero, cuando en 2001 había 132, y 27 al sur del río, 17 en 2001.

Los cálculos son que, en época estival y teniendo en cuenta las manadas y los ejemplares que puedan deambular en solitario, en Castilla y León hay 1.600 lobos.

Al sur del Duero, donde la especie está protegida por la Unión Europea, el área de distribución del lobo ha aumentado un 26 por ciento y el incremento de manadas respecto a 2001 es notable.

Al norte del Duero, la población del lobo también se ha incrementado, especialmente en el tercio superior donde se encuentran las reservas regionales de caza de León y Palencia, en el oeste leonés y en la provincia de Zamora.

En la franja más oriental de la comunidad autónoma, en concreto en las zonas del Alto Ebro y sistema ibérico de Burgos y Soria, el lobo mantiene pocos grupos familiares si se tiene en cuenta la buena calidad del medio y la alta disponibilidad del alimento.

En los controles poblacionales y dentro de las distintas medidas de aprovechamiento se ha dado muerte a 76 ejemplares al norte del Duero, donde la especie tiene la consideración de cinegética, y 26 han sido encontrados muertos, bien por atropellos, envenenamientos u otras causas.

Se han registrado 813 ataques del lobo a la cabaña ganadera extensiva, con el resultado de 1.016 cabezas de ganado menor y 610 de ganado mayor muertas.

Los daños a la cabaña ganadera se mantienen estables con respecto a ejercicio anteriores, aunque se observa una disminución de los ataques al ganado menor y un incremento al mayor.

Para la organización agraria Asaja, estos datos confirman el “imparable avance” del lobo en Castilla y León, tanto en las zonas tradicionalmente loberas como en otras en las que hasta ahora no estaba presente.

La Alianza UPA-COAG ha reclamado la responsabilidad de la administración autonómica en el control de esta especie que se ha extendido por toda la comunidad autónoma y ha asegurado en la reunión del grupo de trabajo que la ganadería extensiva sufre una presión “insoportable” y que son precisas actuaciones contundentes, según ha señalado en otro comunicado.

También ha insistido ante los representantes de la administración regional que se busque una fórmula legal más adecuada para indemnizar de manera “ágil y rápida” a los ganaderos por los ataques de los lobos.

Esta organización ha recordado que la Junta debe asumir los daños provocados por el lobo al sur del Duero, tras una sentencia del Tribunal Supremo de 2013.

Las organizaciones no gubernamentales conservacionistas han pedido que se garantice la “coexistencia” entre el lobo y los intereses de los ganaderos y ha denunciado la postura de la Junta de reducir la gestión a la muerte del animal. EFE




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com