Inicio /  /  /  El Gobierno mexicano asegura que no usará agua potable para la extracción de gas

MÉXICO FRACKING

El Gobierno mexicano asegura que no usará agua potable para la extracción de gas

  • La extracción estará regulada por las normas de uso industrial del agua

 El Gobierno mexicano asegura que no usará agua potable para la extracción de gas Extraccin de gas mediante fractura hidráulica. EFE/Gerry Penny

Autoridades mexicanas aseguraron hoy que para la extracción de gas natural mediante la técnica de la fractura hidráulica o "fracking" no se usará agua destinada al consumo humano ni se afectarán acuíferos superficiales.

Funcionarios del Gobierno federal trataron de disipar las preocupaciones sobre el uso de este método para la explotación de gas de lutitas por la gran cantidad de agua que utiliza y que, de acuerdo con organizaciones ambientalistas y políticos de izquierda, causará graves daños al medioambiente y a la salud.

El director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld, aseveró que la fractura hidráulica “no necesita agua nueva, puede utilizar reciclada, puede usar agua de mar y dentro de sus procesos el mismo agua que se utiliza para la perforación”.

Korenfeld aclaró que la extracción estará regulada por las normas de uso industrial del agua, por lo que cualquier empresa tendrá que sujetarse a estos ordenamientos.

“Lo que hará la Conagua es dar una vigilancia precisa de la cantidad de agua, por lo que cualquier operador público, privado o mixto tendrá que sacar su permiso de perforación de pozos, los cuales no interfieren con los acuíferos someros porque están a una profundidad que va más allá”, afirmó.

A su vez, el secretario del Medio Ambiente, Juan José Guerra, aclaró que uno de los propósitos de la reforma energética y sus leyes secundarias, aprobadas y promulgadas, es dar cabida a la exploración, explotación y producción de gas natural mediante el “fracking”, necesario para extraer los hidrocarburos de las formaciones rocosas conocidas como lutitas.

Sin duda, “no podemos negar que el ‘fracking’ o cualquier otra actividad económica puede llegar a tener algún impacto en el medioambiente, pero las ventajas ambientales que vamos a tener gracias a la disponibilidad de gas natural sin duda sobrepasan con mucho los potenciales daños que pudiéramos tener en la operación del fracking o en cualquier otra actividad dentro de los hidrocarburos”, afirmó. EFEverde




Secciones: