Inicio /  /  /  El Amazonas peruano, contaminado por petróleo durante los últimos 30 años

CONTAMINACIÓN AMAZONAS

El Amazonas peruano, contaminado por petróleo durante los últimos 30 años

El Amazonas peruano, contaminado por petróleo durante los últimos 30 años

La contaminación por petróleo ha afectado el Amazonas peruano durante los últimos 30 años y supone un peligro importante para las zonas más vírgenes y remotas de esta región, según un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

Este trabajo fue presentado en la conferencia Goldschmidt de geoquímica, en Sacramento, California, y en concreto lo firman investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA-UAB) y del Departamento de Sanidad y Anatomía Animal de la UAB.

Según una nota de esta universidad, la mayor parte de las selvas tropicales contienen reservas de gas y petróleo.

En el Amazonas occidental o peruano, la producción de estos combustibles empezó en los años 20 y logró su máximo nivel en los 70, pero “la creciente demanda actual está provocando un nuevo crecimiento de las extracciones”.

Aproximadamente el 70 % del territorio fue concesionado para la exploración petrolera entre 1970 y 2009, según datos de la UAB.

Los científicos de este centro han elaborado por primera vez una base de datos de análisis químicos realizados en esta región entre 1983 y 2013 y han analizado los vertidos ocasionales y crónicos que se han producido a lo largo de los ríos de la selva amazónica.

Los datos provienen de varias fuentes, incluidas las agencias públicas peruanas y las compañías petroleras.

A pesar de que tendrán que ser reforzados con estudios posteriores, los resultados obtenidos han alertado a los científicos, según las mismas fuentes.

“Hemos estudiado los registros de contaminantes de 18 puntos de vertido de aguas de formación -subproducto de la extracción petrolera- distribuidos en 10 afluentes del río Amazonas, midiendo las variaciones de 9 contaminantes diferentes, entre ellos plomo, mercurio y cadmio, durante los últimos 30 años”, ha relatado Raúl Yusta, uno de los autores.

El 68 % de las muestras estaban por encima de los límites actuales permitidos en cuanto a las concentraciones de plomo y el 20 % superaban los niveles de cadmio.

“También pudimos comparar los niveles de contaminación aguas arriba y abajo de los puntos de vertidos, encontrando 11 veces más cloruros -indicadores de contaminación petrolera- río abajo”, según este científico.

El aumento de los niveles de contaminantes no se debe sólo a los vertidos de petróleo, también a la perforación y al proceso de extracción, procesos que “hasta ahora no se han controlado eficazmente”, según este estudio.

Para Antoni Rosell, investigador ICREA en el ICTA y codirector de la investigación, “algunos de los contaminantes pueden pasar a las personas y muchos de los terrenos donde se producen los vertidos son zonas de alimentación de muchos animales, incluidas especies en peligro de extinción”.

La contaminación de las aguas superficiales debido a la extracción de petróleo se redujo en esta región hacia el 2008 por el inicio de la reinyección de las aguas de formación, pero “hay un gran desconocimiento de la contaminación presente en sedimentos, suelo y de la posible bioacumulación de metales pesados en animales que la población indígena local pesca y caza para alimentarse”, según Martí Orta, también codirector del estudio.

“Este desconocimiento, ligado a la mayor demanda de combustibles fósiles, genera una gran preocupación sobre las consecuencias que podría tener la ampliación de fronteras para nuevos proyectos de explotación y extracción”, ha concluido esta investigadora. EFEVerde

Acerca de Redacción EFEverde

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com