CAMBIO CLIMÁTICO

Los efectos del cambio climático no entienden de espacio Schengen, dice el secretario general de la UpM

  • “No existe un reto que un país pueda resolver unilateralmente, ni dos países”

Los efectos del cambio climático no entienden de espacio Schengen, dice el secretario general de la UpM Fathallah Sijilmassi, imagen de archivo. EFE/Albert Olivé.

EFEVerde.- El secretario general de la Unión por el Mediterráneo (UpM), Fathallah Sijilmassi, señaló que "no hay espacio Schengen" en los efectos del cambio climático, por eso insistió en la importancia de impulsar una voz y una agenda común euromediterránea para luchar contra el calentamiento global.

“No existe un reto que un país pueda resolver unilateralmente, ni dos países”, afirmó Sijilmassi en un encuentro con los medios de comunicación en el segundo foro mediterráneo contra el cambio climático (MedCOP Clima) que hoy se clausura en Tánger (Marruecos).

Para este marroquí, que el Mediterráneo tenga una agenda común contra el cambio climático supone una “contribución esencial” para los países de la región pero también para la agenda internacional.

Sijilmassi apostó por acelerar la “agenda positiva”, incidir en lo que une a la región: “en el tiempo que vivimos es una obligación”.

Estas son algunas de las ideas que se debatieron además en este foro, que se celebra a medio camino entre la cumbre del clima de París (COP21) y la de Marraquech (COP22), en noviembre de 2016.

Los participantes coincidieron en que el Mediterráneo será una de las regiones que mayor impacto sufrirá del calentamiento global, de ahí la necesidad de pasar a la acción y conseguir una hoja de ruta común con la que cumplir los compromisos internacionales del clima.

En el acuerdo de París los países se comprometieron a mantener el incremento de la temperatura global por debajo de los 2 grados, aunque también a dedicar sus esfuerzos para no rebasar los 1,5.

Para el secretario general de la UpM (con sede en Barcelona), la COP21 de París supuso el acuerdo y la COP22 será la de las “acciones”.

En cuanto a la relación entre cambio climático y emigración, Sijilmassi aseguró que existe “obviamente un vínculo” y si no se reacciona, también conjuntamente, habrá más: “hay que anticiparse”.

Desplazados climáticos

Precisamente la necesidad de integrar cambio climático y emigración es uno de los temas que se debatieron en este foro.

François Germenne, de Sciences Po París, apostó por despolitizar la migración y opinó que los refugiados climáticos en nada difieren de los que huyen por una guerra o por la pobreza.

En este sentido, pidió que la próxima cumbre del clima de Marraquech centre la atención en este problema.

Ana Fonseca, de la Organización Internacional por las Migraciones de Marruecos, coincidió con Germenne en la necesidad de abordar este asunto, pero no solo desde el punto de vista de los ministros del Interior, sino con otros ángulos, entre ellos el cambio climático.

Si bien es difícil aún dar cifras sobre desplazados por el clima, sí hay informes que unen fenómenos naturales y migraciones.

Según datos del Observatorio sobre Situaciones de Desplazamiento (IDMC) del Consejo Noruego para los Refugiados, desde 2008 más de 180 millones de personas se han visto obligados a dejar su vivienda a causa de desastres naturales como terremotos, tsunamis o inundaciones.

El cambio climático agravará la frecuencia de alguno de estos fenómenos, según los asistentes al foro, así que de no actuar habrá también un agravamiento de los movimientos migratorios forzados.

Financiación del clima

En el foro MedCoP Clima también se celebró la reunión del Comité Regional de Cooperación sobre la Financiación del Clima.

Este comité, creado a partir de una iniciativa de la UpM, reúne a los principales organismos internacionales de acción en materia del clima en el Mediterráneo (Green Climate Fund, Global Environmental Facility, Banco Europeo de Inversiones, Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo, Agencia Francesa de Desarrollo, Comisión Europea o la asociación UNEP-DTU).

Vista de una planta de paneles fotovoltaicos.

Vista de una planta de paneles fotovoltaicos. EFE/Alexandra Wey

Tiene como objetivo promover la cooperación y hacer más eficaz la financiación de los proyectos e iniciativas sobre el clima en el Mediterráneo para las ciudades compartiendo experiencias e intercambiando información entre los organismos.

La tercera reunión constituyó “una magnífica ocasión” para congregar a los promotores, a los donantes y a las diferentes agencias especializadas de la ONU con las redes mediterráneas que trabajan en el ámbito de la ciudad sostenible para tratar la cuestión de la financiación de las ciudades en el marco de la lucha contra las alteraciones climáticas, según una nota de la UpM.

Por último, la MedCOP Clima 2016 ha sido la ocasión para lanzar el proyecto Energy University by Schneider Electric de la UpM.

El objetivo de este proyecto, es el de proporcionar cursos en línea gratuitos sobre las energías renovables y la eficacia energética.

Los cursos gratuitos y en línea están dirigidos a todos los profesionales de la energía de los Estados miembro de la Unión por el Mediterráneo.

Los cursos los imparten 23 asociaciones profesionales internacionales, encargadas también de expedir los certificados correspondientes.




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR