Efeverde /  /  “Despacio, despacio”, una opción para aliviar el problema de la sostenibilidad

SOSTENIBILIDAD NATURALEZA

“Despacio, despacio”, una opción para aliviar el problema de la sostenibilidad

  • “Despacio, despacio”, libro de María Novo que propone un cambio a favor de la sostenibilidad

     

"El mundo de lo vivo es un mundo complejo de interconexiones", señala Novo

EFEVERDE.- La catedrática y presidenta de "Slow People", María Novo, propone en su último libro "Despacio, despacio", un cambio de rumbo y de ritmo en el consumo de los recursos para aliviar la crisis de sostenibilidad del planeta.

La doctora de Filosofía y Ciencias de la Educación, además de escritora y artista plástica, María Novo, es presidenta de la Asociación Española “Slow People”, creada en el año 2007, y dirige, así mismo el proyecto ECOARTE para la integración de la ciencia y el arte en el tratamiento de las cuestiones ambientales (www.ecoarte.org).

María Novo trabaja como catedrática UNESCO de Educación Ambiental y desarrollo sostenible en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y es conferenciante asidua en foros españoles, europeos y latinoamericanos.

Novo habla en su libro de la necesidad de un cambio en la sociedad para ayudar a que el planeta sea sostenible, y no es otro que adaptarnos al concepto de vida que guiaban a nuestros antepasados: “Despacio, despacio”, sin que esto signifique que se tenga que ser diletante.

“LA CUESTIÓN DEL TIEMPO, EN EL CORAZÓN DE LA INSOSTENIBILIDAD”.

Así, Novo expresó, “la cuestión del tiempo -de los ritmos a la hora de explotar los recursos, producir y consumir- está escondida, yo creo que ocultada intencionalmente, en el corazón de la insostenibilidad de nuestras formas de vida”.

Agentes de la Bolsa de Sao Paulo. La Bolsa de Sao Paulo es la mayor de América Latina por su volumen de negocios. EFE/Caetano Barreira

Agentes de la Bolsa de Sao Paulo. La Bolsa de Sao Paulo es la mayor de América Latina por su volumen de negocios. EFE/Caetano Barreira

Porque, “si hemos llegado a una situación como la actual, con unas sociedades insostenibles, no es porque consumamos recursos sino porque los consumimos a mucha más velocidad de lo que la naturaleza puede reponerlos”.

En cuanto a la contaminación, ocurre, según Novo, otro tanto: “contaminamos y lanzamos desechos a la biosfera a una velocidad desmedida que desborda las posibilidades de reciclado de ésta”.

Y María Novo puso como ejemplo: “La naturaleza tardó trescientos millones de años en ‘producir’ el petróleo. Nosotros lo hemos consumido prácticamente en trescientos años. Esa aceleración es la causa de la insostenibilidad actual”.

Según la pedagoga, la última vez que la humanidad consumió recursos naturales y produjo desechos a la misma velocidad a la que la naturaleza podía regenerarse fue en la década de 1980. “Desde entonces, estamos -dijo-, desbordando constantemente los límites de la biosfera”.

De la naturaleza extraemos la enseñanza de que todo está relacionado con todo porque, reflexionó Novo, el mundo de lo vivo es un mundo complejo de interconexiones. “Nada ni nadie puede mantenerse de forma totalmente autónoma. Cualquier ser vivo depende de otros y de su hábitat para sobrevivir”.

“SER INTERDEPENDIENTES NOS OBLIGA A SER RESPONSABLES”

Nosotros también, aunque con frecuencia olvidamos esta relación de dependencia y esas interconexiones, “de ahí vienen los problemas ambientales. Ser interdependientes nos obliga a ser responsables de lo que hacemos, de la forma en que utilizamos los recursos de la Tierra”, subrayó la pedagoga.

Otro gran aprendizaje es el de los límites, indicó la presidenta de “Slow People”, para quien cualquier ecosistema, cualquier ser vivo, presenta un “tamaño óptimo”. Cuando este límite se sobrepasa, “aparecen fenómenos negativos que ponen en peligro la supervivencia del sistema en cuestión”.

Portada del libro "Despacio, despacio", de María Novo. Foto cedida por la editorial.

Portada del libro “Despacio, despacio”, de María Novo. Foto cedida por la editorial.

Nosotros también hemos olvidado esta regla, argumentó María Novo y “vivimos como si los recursos fueran ilimitados. La insostenibilidad de nuestras sociedades (las de los países industrializados o emergentes) es consecuencia de ello”.

Pero lo que nos aleja de la naturaleza, para la doctora en Filosofía es nuestra actitud, heredada de la Modernidad, por la que nos creemos que la dominamos, pero “pese a nuestra tecnología, la naturaleza es quien marca las reglas del juego en cuanto a las posibilidades últimas de supervivencia de la especie humana”.

Y concluyó con el siguiente pensamiento: “cada vez que alteramos la biosfera estamos, de hecho, actuando en contra de nosotros mismos”. EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com