INVESTIGACIÓN SUELOS

Un proyecto científico pionero para devolver la vida a los suelos contaminados

  • El proyecto Bioxisoil de CIEMAT, pretende devolver la vida a los suelos degradados.

Un proyecto científico pionero para devolver la vida a los suelos contaminados Toma de muestras en perfiles de suelos

Isabel Martínez Pita.- EFEVERDE.- Tierras degradadas y contaminadas se extienden por todo el territorio español y ofrecen un panorama en el que ha desaparecido el paisaje autóctono, sin embargo, un grupo de investigadores del CIEMAT ha puesto en marcha un proyecto, Bioxisoil, para devolverles la vida.

Años de agricultura intensiva, con productos inadecuados, además del crecimiento industrial hundido por la crisis, ha dejado paisajes con una huella difícil de erradicar.

El enorme incremento en la generación de residuos y el extendido uso de productos químicos durante años ha ocasionado problemas de contaminación de suelos en más de 3 millones de emplazamientos en toda Europa y se estima que unos 500.000 de ellos podrían necesitar medidas correctoras a corto plazo.

La estimación de la Unión Europea sobre los costes de tales acciones de recuperación se sitúa en el rango de miles de millones de euros.

UN PROYECTO PIONERO PARA LOS SUELOS DEGRADADOS ESPAÑOLES

La Responsable de la Unidad de Conservación y Recuperación de Suelos, del Departamento de Medio Ambiente del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), Rocío Millán, habló con EFEverde de este proyecto denominado Bioxisoil que ella dirige, y del estado en el que se encuentran los suelos en el país.

El proyecto Bioxisoil, coordinado por la investigadora de CIEMAT, Olga Escolano y dirigido por Rocío Millán, pertenece a la convocatoria LIFE, de 2011, con un plazo desde 2012 hasta 2016, “en el que queremos demostrar que hay técnicas que pueden ser puestas en práctica de forma simultánea en un emplazamiento contaminado y recuperar el paisaje autóctono”, explicó la responsable del CIEMAT.

 Caracterización del emplazamiento. Foto cedida por CIEMAT

Caracterización del emplazamiento. Foto cedida por CIEMAT

“Normalmente, cuando se utilizan técnicas biológicas (uso de plantas y microorganismos) se suelen utilizar solamente éstas y cuando se utilizan las fisicoquímicas (extracción de vapores, inyección de compuestos, bombeo de aguas, etc) o las químicas (decloración, oxidación química, neutralización) pasa lo mismo”, señaló Millán.

“Nuestra apuesta era ¿por qué una no se puede ayudar a la otra y haber una sinergia positiva para la otra?”, manifestó la responsable Rocío Millán.

El proyecto se inició cuando el Ministerio de Defensa, concretamente la Armada Española, ofreció al grupo de investigadores unos emplazamientos, en una zona de marisma de Cádiz en los que había unos antiguos depósitos de diésel usado como combustible para los barcos, para que los científicos de CIEMAT pudieran experimentar con las técnicas que habían propuesto.

Allí comprobaron el rendimiento de cada técnica por separado, luego de dos en dos y, más tarde, todas a la vez, para verificar la influencia que tenían unas sobre otras.

“Ahí fue donde entramos en juego junto con la Universidad Politécnica de Madrid y el AITEMIN (Centro Tecnológico de Toledo)”, señaló Millán.

Durante el proceso se realizó la selección de la especie vegetal más adecuada para la descontaminación y la recogida de los datos necesarios para futuras etapas del proyecto, en donde se integraron las tecnologías combinadas con la fitorremediación (descontaminación de los suelos, depuración de aguas residuales o la limpieza del aire interior, usando plantas vasculares, algas u hongos).

La responsable de CIEMAT indicó que “lo que hacemos con la parte biológica es,  la vez que descontamina, evitar la erosión, la dispersión de partículas, generar materia orgánica y vida en el suelo, para después pasar a la ultima fase del proyecto: La restauración ecológica en el paisaje”.

La acción del equipo consiste en la aplicación de medidas para la recuperación ambiental y paisajística del territorio, una vez que se han finalizado las acciones de implementación de las diferentes tecnologías de descontaminación del suelo.

La tarea propuesta por CIEMAT incluye, entre otras labores, la caracterización edáfica (vida en el interior del suelo) antes de iniciar las actividades , durante las ejecución de las diferentes técnicas y al final de la descontaminación, para evaluar la actividad biológica y la mejora de las propiedades de los suelos.

Detalle de la aplicación de tecnologías de base biológica. Foto cedida por CIEMAT

Detalle de la aplicación de tecnologías de base biológica. Foto cedida por CIEMAT

“Los principales problemas en los suelos españoles son los heredados de una agricultura intensiva, muchas veces en exceso, y en la mayoría de las ocasiones con productos inadecuados fitosanitarios y agroquímicos”.

“Por otro lado -continuó-, toda la minería que se ha desarrollado en el país, junto con el uso de determinados productos y compuestos han afectado al medio ambiente y perjudicado al paisaje”.

También, indicó la investigadora que “todo lo que tiene relación con las zonas industriales que nacieron del boom en los años 70 y 80, en cuanto a la creación de siderurgias y nuevas fábricas, que con el tiempo nos han dejado paisajes abandonados, con la problemática inherente a las actividades que allí se desarrollaban”.

Además, añadió Millán, como causas de la degradación del suelo están “el crecimiento de las ciudades y la mala gestión de los residuos que también han hecho que este aumento de las poblaciones y el movimiento de sus habitantes hayan generado que los vertidos o la ineficaz depuración de las aguas nos dejen terrenos heredados con esa problemática”.

Rocío Millán mostró su satisfacción al manifestar que “en la actualidad, nos encontramos en la última fase del proyecto, en el que estamos terminando la descontaminación y estamos a punto de comenzar la recuperación integrando las plantas autóctonas de la zona”.

“No obstante seguimos pidiendo proyectos sobre estas temáticas porque nos parece que todavía nos queda por hacer y desgraciadamente me da que el hombre mientras sea hombre va a seguir contaminando”, se lamentó finalmente Rocío Millán, responsable del CIEMAT. EFEverde

 

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR