DESARROLLO SOSTENIBLE

Ávila reivindica la trashumancia como forma de vida y tradición

  • Los ganaderos aseguran que “es duro, pero es más bonito que duro”

Ávila reivindica la trashumancia como forma de vida y tradición Calzada Romana del Puerto del Pico, en la XIV Jornada de la Trashumancia. EFE/Raúl Sanchidrián

El sonido de los cencerros ha alertado a las más de mil personas que esperaban en el descansadero del Puerto El Pico, en Ávila, de la llegada de la vacada trashumante que, después de 15 días de camino desde Mérida (Badajoz), alcanzaba los agostaderos de la Sierra de Gredos.

Mientras la dulzaina y el tamboril sonaba en el espectacular mirador desde el que se divisa el imponente Barranco de las Cinco Villas, los cinco pastores conducían una vacada de 320 reses de avileño por este paraje abulense, un día antes de retornar nuevamente a Navarredonda de Gredos (Ávila).

Desde allí salieron a finales del pasado año hacia las fincas de Extremadura con su ganado, como otros 450 ganaderos que practican la trashumancia en Ávila -la mayoría en camión-, huyendo de los gélidos inviernos de Gredos.

Huir del invierno

Según ha explicado a Efe uno de los propietarios de la vacada, Diego Torres, permanecer en la vertiente norte del macizo montañoso abulense resulta “inviable”, ya que las nieves invernales impiden pastar al ganado, a diferencia de lo que ocurre en tierras extremeñas.

De Mérida partió el pasado 10 de junio esta vacada que mañana por la tarde llegará a su destino, tras dos semanas de duro camino a pie por tierras abulenses y extremeñas, realizando una medida de unos 25 kilómetros al día.

“Es duro, pero es más bonito que duro. Entonces compensa”, ha asegurado este ganadero de 35 años cuyo rebaño ha protagonizado hoy la XIV Jornada de Trashumancia.

Se trata de una iniciativa organizada por la Plataforma Trashumancia Viva, la Asociación de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de Raza Avileña-Negra Ibérica y del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Carne de Ávila.

Ventajas para el ganado, la naturaleza y la cultura

La directora del Consejo Regulador, Marimar González, ha destacado las bondades de esta práctica beneficiosa para el ganado, el medio ambiente y la cultura de una zona en la que cada vez existen menos ganaderos trashumantes.

Según sus cálculos, en la actualidad existen en torno a 450 ganaderos que realizan esta práctica en Ávila, lo que supone en torno a 30.000 cabezas de ganado, de las cuales sólo 5.000 mantienen la tradición de realizar a pie el recorrido de vuelta a los agostaderos de la Sierra de Gredos.

Para reivindicar esta práctica, los organizadores han repartido 3.000 hamburguesas de carne de avileño, así como otros 1.000 kilos de carne guisada entre los asistentes, que también han podido degustar vinos de la tierra.

Y todo ello en una jornada que, según ha explicado a Efe Pedro Herráiz, secretario de la Plataforma, no es festiva porque “no hay nada que celebrar” para un sector con dificultades, que pretende “dar a conocer la actividad trashumante” como una “necesidad”.

Si no hubiera trashumancia, los censos y la cabaña ganadera sería inferior, porque no podrían mantenerse las vacas en la época más dura”, ha apuntado Herráiz, antes de comentar que el principal problema es el sanitario entre los diferentes territorios.

Según el ganadero Diego Torres la trashumancia “se tiene que mantener porque además de una forma de vida es una tradición”.




Secciones:        
Redactora de la Agencia EFE, adscrita al departamento de EFEverde. Licenciada en Ciencias de la Información, año 1989 Fecha de nacimiento: 21 septiembre 1966 Lugar de nacimiento: Madrid

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies