ESPECIES INVASORAS

Aplicar la legislación de especies invasoras beneficia al ambiente y a la economía

  • España cuenta desde 2013 con un Catálogo de Especies Exóticas Invasoras, que debe ampliarse tras una sentencia del Tribunal Supremo del pasado marzo que incorpora nuevos especímenes y obliga a las Comunidades Autónomas a hacer planes de gestión contra las invasoras.

Aplicar la legislación de especies invasoras beneficia al ambiente y a la economía Varios operarios trabajan en la erradicación del camalote en Extremadura. EFE

Aplicar la normativa existente en España para luchar contra la especies invasoras, segunda causa de pérdida de biodiversidad a nivel mundial, y desarrollar planes de control y gestión de estos especímenes exóticos no sólo comporta beneficios ambientales y para la salud, sino el ahorro de miles de euros.

Así lo han subrayado hoy una representación de los más relevantes científicos españoles expertos en esta materia, y portavoces de las cinco grandes ONG ecologistas (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF), quienes han pedido a las administraciones que sean contundentes contra la especies invasoras dado “el impacto brutal” que tienen.

España cuenta desde 2013 con un Catálogo de Especies Exóticas Invasoras, que debe ampliarse tras una sentencia del Tribunal Supremo del pasado marzo, en la que decide incluir nuevas especies que no podrán tenerse o comercializarse y obliga a las Comunidades Autónomas a controlarlas y erradicarlas.

La sentencia del Supremo, basada en informes científicos, ha causado un gran revuelo en sectores que hacen negocio con la cría de algunas de las nuevas especies incluidas en el catálogo, como el cangrejo rojo, la trucha arcoiris o el visón americano.

Monserrat Vila, científica experta en especies invasoras de la Estación Biológica de Doñana, ha subrayado que la legislación española en esta materia está “a la avanzadilla” en Europa, y que “no tiene sentido ir atrás” y no aplicarla, sino “gestionar para impedir la entrada de más invasoras, llevar a cabo detección precoz, contenerlas y controlarlas”.

Científicos y ecologistas exigen al gobierno y a las autonomías que apliquen el fallo judicial para atajar el daño que provocan las especies exóticas, cifrado en 12.000 millones anuales por la Unión Europea y en 50 millones para España, éstos últimos sólo para la atención de las emergencias que generan (como el taponamiento de canales y tuberías por parte de mejillones o caracoles invasores).

“Los nervios acuáticos de España están tremendamente estropeados por la a presencia de invasoras en ríos y humedales, y el 37 % de especies autóctonas de peces estén seriamente amenazadas por ellas”, ha subrayado el investigador de la Universidad Complutense, Benigno Elvira.

Pablo Vargas, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), especialista en plantas invasoras, ha destacado que en la gestión de las mismas es vital “marcar prioridades, centrarse en las más urgentes y actuar coordinadamente entre administraciones”.

Ha recordado, por ejemplo, que el camalote, la planta invasora que ha colonizado el río Guadiana causando gravísimos perjuicios en Extremadura, ya se había detectado en Portugal en los años 90, por lo que España “debería haber tomado medidas de prevención”.

La urgencia de actuar en esta materia no es un capricho del movimiento ecologista, sino un mandato del Convenio de Biodiversidad Biológica de la ONU y un problema que cada día que pasa sin resolver causa unas afecciones económicas más brutales”, ha sostenido Asunción Ruiz, directora de SEO/BirdLife.
Los ecologistas han mostrado su apoyo a todos los sectores afectados por las nuevas especies que no van a poder comercializarse, especialmente a los más vulnerables y se han mostrado a favor de que los planes de gestión de estas invasoras tengan en cuenta la afectación a actividades económicas y el desarrollo de alternativas a las mismas.

Lo que no pueden hacer las administraciones es indultar a esas especies porque si no estaríamos poniendo en jaque a las generaciones futuras”, ha resaltado el portavoz de Ecologistas en Acción, Theo Oberhuber.

Los ecologistas han insistido en que cuando exigen la aplicación de la legislación en materia de especímenes exóticos “no se va contra nadie” sino que solicitan que se desarrollen soluciones “contra un problema ambiental y económico grave”.

En ese sentido consideran que algunos de estos sectores, como los pescadores deportivos, pueden ser “aliados clave” para resolver este problema y trabajar conjuntamente con las administraciones.

En esa línea, Elvira habla de modificar el modelo de pesca deportivo en España, basado en premisas de la década de los 50 del pasado siglo, cuando se llenaron los embalses de grandes peces invasores, como el lucio o la perca americana, que han devorado los autóctonos.
Científicos y ecologistas han mostrado su voluntad de trabajar conjuntamente con otros sectores contra “unas invasoras que invaden también la economía”. EFE

invasoras (2) invasoras (1)




Secciones:                
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies