Viaje a la Arcadia

Viaje a la Arcadia

Por Francisco Martínez Romón.- La primera noche, de las tres que pernocté durante mi estancia en la Reserva Biológica "Campanarios de Azaba", apenas si dormí unas horas; y no por insomnio, sino por el relajante -a la vez que obsesivo- por el relajante placer de respirar la fresca y suave fragancia que se colaba a través de la ventana abierta de mi habitación mientras contemplaba, incansable, el luminoso centelleo de las estrellas en aquella espléndida noche de primavera.

VIAJE A LA ARCADIA Por (*) Francisco Martínez Romón




Secciones:   

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR